Compartir

Civilización del siglo XXI

Sociedades con mejores boletas perecieron... Me niego a aceptar que ese sea nuestro destino

RICARDO VILLASMIL BOND |  EL UNIVERSAL
sábado 26 de enero de 2013  12:00 AM
La noción de civilización es enormemente controversial. En su nombre se han cometido -y se siguen cometiendo- grandes atrocidades en todo el mundo. Todos los grandes imperios, desde del antiguo Egipto y Mesopotamia hasta el británico, pasando por Macedonia, el Imperio Inca, el Romano, el Persa, los chinos y muchísimos más, justificaron sus acciones afirmando que su versión de civilización beneficiaba a pueblos bárbaros o a civilizaciones entendidas por ellos como más primitivas. Y aunque muchos trajeron grandes avances para los pueblos ocupados y para la humanidad en general, trajeron también esclavitud, muerte, pillaje y genocidio cultural.

No quiero ni pretendo realizar un balance de la civilización. Es una tarea imposible y en buena medida inútil, ya que no podemos modificar el pasado. El futuro sí, y por ello considero esencial entender las lecciones que nos deja la historia de las civilizaciones. En uno de los esfuerzos de sistematización más reciente -Civilización: Occidente y el resto-, Niall Ferguson resume en seis los determinantes de la superioridad de la civilización occidental: 1) la competencia y la descentralización de la vida política y económica; 2) la promoción del estudio libre de la ciencia y de sus aplicaciones; 3) el Estado de Derecho y la protección de la vida y de la propiedad; 4) los avances en el estudio de la medicina; 5) la sociedad de consumo como parte fundamental de una sociedad de producción; y 6), la ética de trabajo.

Si estas son las lecciones, los venezolanos estamos aplazados: 1) cercenamos la competencia y centralizamos la vida política y económica; 2) desechamos la ciencia occidental en favor del conocimiento endógeno; 3) el propio Estado viola sistemáticamente el Estado de Derecho y se confiesa incapaz de defender la vida y la propiedad de los ciudadanos; 4) promovemos la fuga de talentos, particularmente en el área de la medicina; 5) estimulamos una sociedad de consumo pero incrementando la dependencia externa al destruir la producción nacional; y 6), socavamos la ética de trabajo al provocar la anarquía y la conflictividad laboral.

Sociedades pasadas con mejores boletas perecieron o fueron conquistadas. Me niego a aceptar que ese sea nuestro destino.

@rvillasmilbond / www.ricardovillasmil.com



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (3)
páginas:
1 |
Por Diogenes Infante
26.01.2013
5:18 PM
Los chinos tienen 3000 años como civilización, son un cuarto de la población mundial y van ya como la segunda economía, mirando de cerca el primer puesto en unos años. ¿Dónde quedan en este análisis?.
 
Por José R Pirela
26.01.2013
12:22 PM
Negarlo, sería negar la evolución. Pero llevamos doscientos años idolatrando el PODER DEL ESTADO, y negando el ESTADO DE DERECHOS CIUDADANOS. El Derecho a construir nuestra propia dignidad; el Derecho a ser y hacer; el Derecho de disponer un Estado que se ocupe de las políticas públicas, y no imponernos su voluntad; el Derecho a disponer de un Estado que apoye nuestra economía, y no que imponga la suya; el Derecho a disponer de nuestros medios de producción, y no de un Estado que se adueñe de ellos; el Derecho a tener un Estado que represente nuestra dignidad, no que imponga la de los funcionarios públicos. Sin esos Derechos la civilización pasará sobre nosotros, y en el Estado se refugiarán los bárbaros secuestradores del destino de cada familia venezolana. Los habitantes de este país llevamos 200 años conquistados por los políticos que han utilizado al Estado como fuente de PODER.
 
Por Hernan Cortez
26.01.2013
10:57 AM
Hola. Donde quedó la practica de la democracia, como proceso de toma de decisión y la solución de las decisiones con la participacion de los todos los iguales, el premio al que lo hace bien y el castigo al que lo hace mal?
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar