Compartir

La lucha por la seguridad como sistema

FEDERICO A. ORTEGA |  EL UNIVERSAL
viernes 25 de enero de 2013  12:00 AM
Según todas las encuestas, la inseguridad es el principal problema de los venezolanos. Ahora que nos preparamos para nuevos eventos electorales, el tema volverá a ser discutido intensamente en la palestra pública como demanda de los ciudadanos y promesa de los candidatos, como lo ha sido -con pocos resultados- en todas las elecciones de la última década. Ahora, ¿sabemos cuáles son las principales causas del problema? ¿Qué puede hacer cada nivel de gobierno para resolverlo? ¿Por qué no lo hacen? ¿Qué podemos hacer como ciudadanos? En una serie de tres artículos desarrollaremos estas ideas, comenzando hoy por las causas de la inseguridad y algunas posiciones que ha asumido el gobierno nacional.

En primer lugar se debe aclarar es que la inseguridad es un problema donde interactúan muchísimos factores, y cuya solución requiere la contribución y coordinación de diversos entes públicos, privados y la sociedad en general. Estos entes, además, actúan en cadena, por lo que la falla de cualquiera de ellos afecta a todos los demás.

El control del delito comienza por el sistema de prevención, relacionado con las condiciones socioeconómicas de la población tales como: niveles de pobreza, empleo, salud y educación. El argumento es que una persona que tiene oportunidades de surgir y llevar una vida digna tendrá menores incentivos y probabilidades de convertirse en delincuente. En Venezuela el gobierno nacional ha puesto el énfasis en esta causa y ha buscado atenderla a través de las Misiones y -según declaraciones del Vicepresidente- de la lucha contra el capitalismo.

Un segundo factor importante es el rol de prevención y represión que tiene el sistema de policías. Lo que se busca con la policía es disminuir las probabilidades de delinquir sin consecuencias, ya sea porque se previno, se evitó en flagrancia o se capturó al delincuente luego de investigaciones. En años recientes el gobierno nacional ha querido atender este problema mediante la estandarización y mejoramiento de las policías, y la creación de la Policía Nacional. Como veremos más adelante, estos son pasos positivos pero insuficientes para la magnitud del problema.

Un tercer factor se puede resumir en el rol del sistema de justicia, incluyendo la Fiscalía, Defensoría, y tribunales. Este sistema busca establecer consecuencias -que la sociedad ha determinado justas- como resultado de delinquir. Este es uno de los sistemas que se encuentra en peor estado en Venezuela, donde de cada 10 delincuentes capturados en flagrancia, 8 quedan libres en menos de una semana, al mismo tiempo que miles de personas pasan años en las cárceles sin juicios.
Finalmente está el sistema penitenciario, que se debe encargar de que los delincuentes sirvan su pena, se reformen y se integren a la sociedad. Deficiencias en este sistema pueden atrasar el trabajo del sistema de justicia, multiplicar el problema de violencia y hasta generar situaciones de violación de derechos humanos.

Una vez entendida la lucha contra la inseguridad como un sistema, nos podemos dar cuenta de dos cosas para el caso venezolano: que esta lucha no depende solo de la prevención -como lo ha querido hacer ver el PSUV-, y que el gobierno nacional tiene una cuota mucho más grande de responsabilidad de lo que se ha argumentado tradicionalmente.

La semana que viene seguiremos explorando las políticas que han aplicado el gobierno nacional y los gobiernos regionales en los últimos años y otras posibles soluciones.

@federicoa


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar