Compartir

Moldes para la fragua

JESÚS E. MAZZEI ALFONZO |  EL UNIVERSAL
jueves 24 de enero de 2013  12:00 AM
 Hoy 24 de enero, cumpliría 97 años uno de nuestros próceres civiles del siglo XX, figura prominente de Venezuela durante más de 60 años de vida pública. Al cumplirse un año más del nacimiento de este eminente venezolano del siglo XX, es oportuno repasar lo que fue su inmensa obra intelectual. Rafael Caldera, gozó de una sólida auctoritas ética, política e intelectual. Podríamos dividir su obra desde varias perspectivas: por un lado, su reflexión sobre lo social-laboral, lo político-constitucional, lo internacional, lo doctrinario-ideológico, lo sociológico y lo económico.

Tenemos varios textos clave en su obra, a saber: Andrés Bello, Derecho del Trabajo, Los problemas de la constituyente, Temas de sociología venezolana, La hora del Emaus, Moldes para la fragua, Democracia cristiana y desarrollo, El Ideario de la democracia cristiana en América Latina, Especificidad de la democracia cristiana y Reflexiones sobre la Rábida, Bolívar siempre y de, Carabobo a Punto Fijo: Los causahabientes, que son, a mi parecer, sus textos clave, algunos con importante aportes teóricos a la reflexión sobre varias temáticas.

  En efecto, podríamos pasar revista primero, a su pensamiento calcado en su extensa escritura en el periodismo de opinión, a través de periódicos como El Nacional, La Esfera y El Universal, este último, donde inició su vida como columnista de periódico. Escribió durante los últimos 25 años en este medio impreso, allí dejó una importante huella, a través de diferentes artículos de opinión, donde reflexionó sobre diversos temas  que van desde el petrolero, la dinámica política nacional, sobre la reforma constitucional, etc. Sería interesante recopilar para las generaciones futuras en un volumen estas aportaciones sobre los diversos puntos que llevaron a Caldera, a escribir en la prensa venezolana. Otra fuente de su pensamiento, es la obra intelectual que plasma en sus discursos, conferencias, disertaciones y entrevistas que dio en las dos presidencias cuando dirigió al Estado venezolano, durante los años 1969 a 1974 y entre 1994 y 1999. No podemos olvidar que a lo largo de su actividad parlamentaria primero como diputado y luego como senador vitalicio, también dejó una extensa obra discursiva sobre diversos temas del acontecer nacional, asimismo, cabe recordar que como presidente de la Unión Interparlamentaria Mundial, dejó un importante testimonio en artículos y discursos, sobre el rol del parlamento en la democracia contemporánea. Igualmente, publicó artículos en diversas revistas nacionales y extranjeras.

Otra fuente de su monumental obra intelectual, está en las conferencias e intervenciones públicas que dio en seminarios, congresos, simposios y otros de carácter académico en distintas universidades, que son un acopio de un material importante para consulta de historiadores y politólogos. Caldera deja, igualmente, un archivo de incalculable valor histórico, la Venezuela de 1930 en adelante está allí.


En ese sentido, he releído en estos días, una de sus primeras obras de juventud, puestas al día en tres ediciones en diferentes etapas (1962, 1973 y 1980 edición esta ampliada con otras biografías). Me refiero a Moldes para la fragua, compendio de artículos y discursos, escritos en su etapa de juventud y luego lo que pudiéramos hablar de sus escritos de madurez (intelectual y política). Guardo en mi biblioteca la segunda edición, editada en 1973, que comprende 10 esbozos biográficos de personajes que influyeron de una manera u otra en la vida de este importante actor político venezolano del siglo XX. Son, pues, trabajos densos y muy informativos, de estos ilustres personajes.

Son ellos: Simón Bolívar, Andrés Bello, Manuel Vicente Maya, Rafael Arévalo Torrealba, José Gregorio Hernández, Tulio Febres Cordero, Andrés Eloy Blanco, Dardo Regules, San José y el Niño (obra de Francisco Antolínez, pintor español siglo XVIII) y Jacques Maritain. Deseo destacar, sin embargo, para su repaso y relectura en este breve artículo, las semblanzas en particular sobre: Simón Bolívar, Andrés Bello, José Gregorio Hernández, Andrés Eloy Blanco, sobre Jesucristo y Jacques Maritain. Escritas todas con un castellano exquisito y denso que dibujan a  un hombre que se dedicó a reflexionar y pensar sobre diferentes individuos en la historia venezolana y mundial. Cada uno de ellos marcará el paso de la existencia y parábola vital de Rafael Caldera, en su vida como hombre público. Parafraseando a Caldera, él es, un Molde para la fragua para los jóvenes de hoy. Sería oportuno que los jóvenes releyeran esta obra interesante de la amplia obra bibliográfica publicada por Rafael Caldera.

jesus.mazzei@abordo.com.br


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (1)
Por José Francisco Contreras Millán
24.01.2013
10:40 PM
Excelente
 
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar