Compartir

Un líder para la transición

RICARDO COMBELLAS |  EL UNIVERSAL
sábado 19 de enero de 2013  12:00 AM
Necesitamos un líder, un líder para la transición. La transición está en marcha, se trata de un largo proceso originado por un  régimen  en serias dificultades ante la realidad de la dura enfermedad del Presidente y el no fácil, aunque nunca imposible, escenario milagroso de la firme y activa reasunción por parte de Hugo Chávez, presidente legítimo de Venezuela, de las riendas del poder. Son formidables las dificultades y retos que afronta y sin duda seguirá afrontando, cada vez con mayor reciedumbre y dificultad, el país. Para ello necesitamos un líder, no un secretario ni un coordinador, sino un líder,  como afirmaba y lo fue en grado sumo Mandela, no sólo porque deba liderar sino que se le vea (subrayo la palabra vea) liderar. Lo imagino como un director de orquesta que armoniza todos los sonidos y obliga a los retraídos a volver al redil y garantizar así el éxito del conjunto. Un líder tolerante, pero que exija sacrificios ante la hora difícil de la patria, un hombre o mujer que ante momentos de dificultades (sean económicas, políticas o sociales), sepa decir como Churchill: "No tengo nada que proponer sino sangre, trabajo, sudor y lágrimas", y no concite sino  suscite el apoyo solidario de la inmensa mayoría de nuestros ciudadanos.

Así ha sido en todas las transiciones políticas, sea cual sea la latitud en que se desarrollen e independientemente de la especificidad, de las peculiaridades de cada país. A veces el líder surge de las entrañas del viejo régimen, otras de la cárcel, del exilio o de cualquier frente de lucha; se impone convenciendo, guiando, orientando la ruta a seguir, con el respaldo y la fuerza no sólo del "país político", pues, tomo prestadas las  palabras de Gaitán, debe incorporar, abarcar, resulta  indispensable para su éxito, el "país nacional". Son muchos los ejemplos que podemos traer a colación: Adolfo Suárez en la transición española, Patricio Alwyn  en la chilena, Alejandro Toledo en el Perú, Raúl Alfonsín en Argentina, Julio María Sanguinetti en el Uruguay, entre muchos otros, hombres y mujeres (el caso de Violeta de Chamorro en Nicaragua), que sería largo citar. Sin ir muy lejos, tenemos un hermoso ejemplo en la historia contemporánea de Venezuela: el de Wolfgang Larrazábal, un militar institucionalista, y por ende civilista, que supo conducir con tino la transición a la democracia el año 1958.

A todas estas ¿por qué una transición política? A una pregunta sencilla, respuesta compleja que tiene su leitmotiv: la personalización excesiva del poder concentrado en la figura de Chávez, y su consecuencia en la gravosa desinstitucionalización del país en todos los ámbitos, pero ante todo y sobre todo la desinstitucionalización del Estado venezolano.  Al desaparecer, sea por la muerte, sea por incapacidad física o mental, la figura del líder, así sus sucesores intenten convertirlo en mito y símbolo cuasirreligioso, el pegamento que une la estructura del poder se deshace, tarde o temprano, inevitablemente. Muy bien lo señaló hace cien años Max Weber, el teórico por excelencia del liderazgo carismático: el carisma no sobrevive al líder carismático, por más que lo intenten resucitar sus sucesores.

También se me preguntará ¿y por qué no un liderazgo colectivo? ¿Por qué no la MUD? ¿Por qué no los partidos políticos? La respuesta es una obviedad. El grado de articulación y fuerza organizativa de los partidos en estos tiempos, deja mucho que desear. Nuestros partidos están, no nos equivoquemos, por decirlo de algún modo, subinstitucionalizados, por sí solos son incapaces de liderar una sociedad civil desencantada y rebelde a las imposiciones partidistas. Su unión es importante, no lo niego, pero el momento actual exige una conducción suprapartidos, un primus inter pares, un hombre o mujer con el cual nos identificamos, y le entregamos la batuta, no para el mando "firme y a discreción", sino para ayudarnos con su guía a reconciliarnos como pueblo y asumir los formidables desafíos que se abren a nuestro destino como nación. Eso sí, y lo recalco, un líder que respete la Constitución y la convierta en el adalid del cambio político, un líder que sienta en lo profundo de sus convicciones la consigna: Dentro de la Constitución todo, fuera de la Constitución nada.

ricardojcombellas@gmail.com


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (4)
páginas:
1 |
Por Ana White
19.01.2013
4:26 PM
No creo que el problema sea SI HAY O NO UN LÍDER en este expaís que pueda conducirlo consiente y decentemente. Los hay, pero ellos lo que ven es la reacción de "los votantes de oposición" los cuales, en apenas dos meses de Oct. a Dic. 2012, 46,97% (3,1 millones aprox.) no les dio la santa gana de DEFENDER LAS GOBERNACIONES de sus estados, ni siquiera votando: "porque estaban furiosos con los Partidos de la Oposición que no entendieron que había que mantener la cohesión y estimular a los votantes opositores " o "porque (los Partidos de) la oposición no le está llegando a la gente con la fuerza y la convicción necesarias para ganar una elección"; COMO SI EN ESTOS MOMENTOS NECESITAMOS ESTAR OYENDO MENSAJES DE PARTIDOS PARA SALVAR A ESTE EXPAÍS DE LA DEVASTACIÓN. Con esa actitud de "los votantes de oposición" no habrá líderes que llene las expectativas para representarnos, porque ni con SUPERMAN ganaríamos. Los oficialistas si respaldaron a los suyos, a pesar de LA MALA GESTIÓN realizada.
 
Por JOSE TOMAS MILANO PARMA
19.01.2013
12:01 PM
Acá somos especialistas en encontrar los peores defectos en nuestros semejantes y muy raras veces sus virtudes.Incluso hasta se inventan zancadillas con tal de sacar del juego al posible conductor que nos pudiese casar del atolladero.Tenemos por ejemplo al Dr. Eduardo Fernandez,con quien no tengo afinidad ideológica alguna,pero en mi opinión tiene la preparación integral adecuada para ser quien pudiese dirigir al país en el trance mas difícil de su historia republicana. Comparense mandatarios de otras naciones y se vera lo cierto de esta afirmación Político honesto,trayectoria que muchos desearían tener,¿que cometió algunos errores?,cierto,pero muchos mas han sido sus aciertos y aun esta en condiciones de dar mucho por este país.
 
Por Alfredo Milano
19.01.2013
8:45 AM
María Corina Machado
 
Por Maria Cruz
19.01.2013
8:08 AM
Ese lider esta a la vista de todos. No hay peor ciego que el que no quiere ver. Ciegos aquellos que critican el famoso apreton de manos. Ciegos aquellos que claman por protestas que solo conducen a una perdida de tiempo. Ciegos aquellos que no entienden la diferencia entre paciencia, prudencia y tolerancia. Mandela es el ultimo gran lider en este planeta, su paciencia y su prudencia son el mejor ejemplo de cuan importantes son esas dos virtudes en momentos de transición. Los gritos, los insultos, los golpes a mesas no conducen a ninguna parte. Paciencia y prudencia no son sintomas de debilidad; al contrario son síntomas de una gran fortaleza mental y espiritual solo entendida por aquellos que tienen claras sus responsabilidades en estas vidas. Paciencia y prudencia son la virtudes que adornan a las personas de verdadero carácter.
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar