Compartir

Los incurables

RAFAEL DÍAZ CASANOVA |  EL UNIVERSAL
viernes 18 de enero de 2013  12:00 AM
Tomamos el nombre de la más reciente publicación del flamante escritor Federico Vegas Pérez, hijo de nuestro recién fallecido amigo y maestro de vida, Martín Vegas Pacheco y de la querida y recordada Trina.

Ya son varias las obras de Federico que se han colocado en las listas de preferidas de los lectores de literatura contemporánea venezolana. Notables han sido las narraciones, los cuentos y la historia novelada que ha producido en sus más de veinte años de inteligente escritor.

En esta oportunidad acomete la difícil tarea de presentarnos las vivencias del excelente y carismático pintor Armando Reverón, más, aparte de una minuciosa labor investigativa a través de todo el material publicado, tanto en forma de libros y artículos, y de las tres filmaciones que le hicieron en vida, nos desmenuza la cotidianidad de sus días en el Sanatorio San Jorge a través de más de una docena de controvertidas conversaciones, sucedidas entre noviembre de 2004 y marzo del año siguiente con el doctor José Rafael Hutchson Sánchez quien fue testigo de excepción como ayudante en el tratamiento que le suministró el doctor José María Báez Finol al famoso pintor.

Reverón estuvo sometido a tratamientos en ese centro psiquiátrico en dos ocasiones, la primera en 1945 y la segunda durante los últimos once meses de su vida que concluyeron en septiembre de 1954.

No deja de despertar nuestra admiración y reconocimiento la impecable labor de "reportero" que despliega Federico, pues deja en boca del doctor Hutchson no sólo la responsabilidad de las afirmaciones sobre Reverón, sino que fascina la manera como conduce la conversación con una persona que emplea mucho más tiempo y palabras en la narración de los incidentes de su interesante vida que en los objetivos de las conversaciones, la vida clínica y social del pintor durante los meses de convivencia.

También fuimos gratamente impresionados por el dominio que una vez más nos demuestra Federico no sólo en el uso del idioma, sino en la destreza para hilvanar historias que se entretejen pero que pertenecen a escenas paralelas, simultáneas o que se unen por referencias o circunstancias conexas.

En resumen, no dudamos en concluir que nos encontramos ante otra notable obra que enriquece la bibliografía nacional y hace justa descripción de un venezolano que aportó grandes obras a la pinacoteca nacional y es reconocido internacionalmente.

Hemos disfrutado de un buen libro durante los días de Navidad y Año Nuevo, lo agradecemos y celebramos.

rafael862@yahoo.com

@rafael862


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar