Compartir

Un hombre de huella

ROSALÍA MOROS DE BORREGALES |  EL UNIVERSAL
sábado 12 de enero de 2013  12:00 AM
En memoria de Carlos Alberto Moros Ghersi

Hay hombres que usan momentos de sus vidas para subir a la palestra y exaltar su propio nombre; hay hombres egoístas que buscan sus intereses por encima del bien común; hay hombres que proclaman mentiras como verdades absolutas, que siendo servidores públicos solo sirven a sus propios egos. Afortunadamente, también hay hombres que en su caminar por la vida van marcando profundas huellas en todos los seres humanos con los que se encuentran. Hombres cuyas vidas de servicio trascienden a la comunidad, a la nación entera. Hoy tengo el honor de escribir unas sencillas letras sobre un gran médico venezolano que enalteció con su amor, su dedicación y su conocimiento a nuestra nación, un hombre de huella: Carlos Alberto Moros Ghersi.

El Dr. Moros Ghersi, llamado "el maestro" entre sus queridos alumnos de la Cátedra de Medicina Interna de la Escuela José María Vargas fue un hombre íntegramente dedicado a la Universidad Central de Venezuela. Por más de 50 años trabajó de manera incansable por la defensa de la autonomía universitaria, elevando con pasión, humildad y sabiduría su voz cada vez que los enemigos inescrupulosos de la libertad pretendieron cercenar el derecho al pensamiento. En uno de sus últimos discursos llevado a cabo en el Palacio de las Academias con motivo de un acto homenaje a la Universidad Venezolana, el día 4 de julio del año 2012, el Dr. Moros Ghersi declaró: "la historia señala que en todos los casos en los cuales se ha querido someter a la Universidad a la ideología o pensamiento que priva en un gobierno dado, esa actitud ha llevado a los grandes fracasos y al deterioro de los países. Por intentar dominarlas se le quita al pueblo la posibilidad de que los conocimientos transformen la sociedad".

Y fue precisamente eso, la transformación hacia el bien, la sabiduría y la bondad con el ser humano, lo que el exrector de la UCV (1980-1984) logró en su caminar por la ciudad universitaria, por los pasillos, salas y aulas de su siempre querido, y actualmente tan maltratado, hospital Vargas. Aun en los momentos más exigentes de su carrera nunca dejó de practicar la docencia, de allí que su partida haya generado un sin numero de expresiones de admiración, respeto y pesar entre los miles de estudiantes que tuvieron el privilegio de ser enseñados por su sapiencia, envueltos por su elevado espíritu humanitario.

Nacido el 15 de abril de 1934 en la ciudad mirandina de Los Teques, en el seno de una familia numerosa, caracterizada por un amor entrañable entre los hermanos, siguió los pasos de su padre convirtiéndose en médico de la República a muy corta edad. Guiado por sus sentimientos cristianos formó también una hermosa familia que levantó de la mano de su eterna compañera y abnegada esposa Pilar. Cursó estudios de posgrado en Inglaterra. Ocupó cargos de gran relevancia no solo en el ámbito universitario sino en el académico y político. Fue presidente de la Sociedad Venezolana de Medicina Interna. También llevó la presidencia del Capítulo Venezolano del American College of Physicians, por el cual fue distinguido con honores. Una vez su presencia enalteció al antiguo Congreso venezolano al ser elegido como senador de la República. Sus brillantes ideas impregnaron la Ley de Universidades al actuar como relator en su reforma; además de haber sido el creador, fundador y editor por mucho tiempo de la Revista de la Sociedad Venezolana de Medicina Interna.

El pasado martes 8 de enero Carlos Alberto Moros Ghersi, afectuosamente para mi, el tío Cabeto, dejó un gran vació en el corazón de nuestra Venezuela. Sin embargo, su huella indeleble seguirá iluminando a muchas generaciones de ucevistas que sabrán valorar en su legado los pilares fundamentales del conocimiento que nos hace libres y forjadores de patria.

rosymoros@gmail.com

@RosalíaMorosB



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (3)
páginas:
1 |
Por Jesus Eusebio perez
12.01.2013
4:38 PM
Estimada Rosalía.Como de costumbre hoy, 12 de enero del 2013, leí tu columna sobre tu tío Carlos Alberto Moros Ghersi y sobre la huella que dejara en esta bella patria.Como su nombre me sonara conocido yo busque en la lista de los ex alumnos del Colegio San Ignacio y encontré en la promoción de 1946 a Horacio Moros Ghersi quien pienso pueda estar relacionado contigo.Yo soy de la promoción de 1952, así que Horacio debe ser 6 años mayor que yo.Pero como el mundo es tan pequeño quisiera referirme a un miembro de la promoción de 1946, Servando Bastardo, a quien me unió unos lasos indescriptibles, no por nuestra propia amistad, sino por la amistad de su padre Federico Bastardo y mi padre Regulo Pérez. En verdadad la única oportunidad que tuve de hablar con Servando fue durante la ceremonia en el colegio de la repartición de premios en la cual Servando fue la excelencia y mi padre me indico que ese era el ejemplo que debería yo seguir.
 
Por Francisco Hernández Casanova
12.01.2013
8:35 AM
...la muerte de maestro Carlos Moros Ghersi, ha dejado un profundo pesar en la institucionalidad del médico Venezolano; pues fue ejemplo de virtudes y actos de como debe actuar un profesional de la salud...en el estudio de la conducta humana, es evidente que multiples formas de pensar, caracteristicas personales en la formación ética del medico, conforman nuestro universo. La excelencia, ética, formación educacional, profesional y social que este médico Venezolano irradio durante toda su vida, es ahora el faro guia de los verdaderos medicos, que creen en la instituciones, en la democracia y la republica, como requisito basico para ejercer esta dificil profesión que tan satanizada y vilipendiada esta por este régimen. El Dr Moros Ghersi vive en nuestros corazones y mentes y su fuerza y carácter jamas se diluira en el tiempo...
 
Por Rafael Chavez
12.01.2013
4:22 AM
Fué mi maestro. Inolvidable. Deja un gran vacío, justo cuando más necesitamos hombres de su talla. Siempre recordaré su tranquila sabiduría y sencillez.
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar