Compartir

De las pascuas a las ascuas

Una cosa queda clara: estas chapuzas no las inventó Chávez. Son producto de amateurs

SOLEDAD MORILLO BELLOSO |  EL UNIVERSAL
miércoles 9 de enero de 2013  12:00 AM
Cierto toque de ingenua esperanza me asiste al escribir estas líneas. Mi condición de cristiana que recién celebró las pascuas y que ahora es una de los veintitantos millones de venezolanos que estamos en ascuas me hace aspirar que algo de sensatez se imponga. Que un mínimo de cordura evitará la comisión de algo que, además de una gravísima falta contra la Constitución y la República, bien podría ser calificado como un inmundo pecado de avaricia.

El menjunje sobrevenido de prorrogar el mandato para justificar agarrarse el coroto ante la imposibilidad de la juramentación de Chávez es como si a una torta apelmazada la recubrieran con grueso nevado y pastillaje de lujo. La torta igual será un mazacote incomible y ello será indisimulable tan pronto haya la picada de rigor y la primera hincada de diente.

Este "golpe suavecito", esta torta en proceso de apelmazamiento, tiene como hacedores nada menos que al actual vicepresidente y el gabinete ministerial, con respaldo -por ahora- del presidente de la Asamblea Nacional. Que quede claro, el asalto lo están perpetrando contra Chávez, contra los electores que votaron por él, contra todos los venezolanos y contra todo el sistema democrático internacional. Para usar palabras coloquiales, aprovechando que el otro está tirado en una cama sin posibilidad de rebelión, se quieren coger el coroto. No sabremos hasta que se consume el anunciado estupro qué posición y actuación tendrá el Tribu- nal Supremo de Justicia. No sabemos qué dirán el Poder Moral, el Poder Electoral y la FANB. Algunos dan por sentado que se sentarán frente al televisor mascando cotufas y verán el espectáculo como quien mira una película de Tarantino.

Estupendo que el 10-E concurran como invitados especiales varios mandatarios. Ello los convertirá en excepcionales cómplices o en magníficos testigos asillados en butacas preferenciales. Serán ellos los que habrán de cantar justificaciones o llorar explicaciones. Entretanto, si ocurre lo que se avizora, el 11 de enero miles de empleados públicos, que bien saben los inconvenientes legales que les puede traer la ejecutoria de actos írritos y nulos, serán arte y parte de la paralización del sistema. Saben que cualquier acto de gestión, desde un oficio hasta un jugoso contrato o un acuerdo, carece de validez si el firmante no tiene legitimidad de ejercicio en el cargo. Ninguno moverá ni un dedo en acción que lo comprometa. Ni por casualidad caerán en la bobada de remedar al pobre chino de Recadi.

Una cosa queda clara: estas chapuzas no las inventó Chávez. Son producto de incompetentes amateurs, de mentalmente escasos improvisados. Uf, qué falta les hace Carlos Escarrá.

Smorillobelloso@gmail.com



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar