Compartir

Pensando en Venezuela

¿Cómo hemos caído los venezolanos en las manipulaciones de los Castro?

MARUJA TARRE |  EL UNIVERSAL
jueves 3 de enero de 2013  12:00 AM
Aún fuera de Venezuela, la situación insólita que vivimos se convierte en una obsesión. La diáspora venezolana en Alberta o en Kuala Lumpur, sigue pendiente de la salud de Chávez y del último chisme de La Habana. Vivimos la paradoja de la inmediatez y facilidad de las comunicaciones a nivel global versus el mutismo y la desinformación comunistas propiciados por los hermanos Castro.

Hay hechos históricos que siempre me habían llamado la atención: el Cid ganando batallas después de muerto; los italianos y alemanes desquiciándose por personalidades como Mussolini y Hitler; los argentinos y la tragicomedia de Evita. Me parecían a la vez apasionantes e incomprensibles. Ahora en Venezuela, ya adentrado el siglo XXI, estamos viviendo una mezcla de todo lo descrito anteriormente. Nuestro Cid vernáculo, con o sin trampa, ganó una batalla descomunal, las masas siguen delirando, rezando, llorando por él y como Evita, puede causar muchos traumas. Vivir esta realidad ya no me parece apasionante, pero sí sigue siendo para mí incomprensible.

No comprendo cómo la locura por el poder puede darle fuerzas a un enfermo grave para emprender una agotadora campaña electoral, ni por qué esas masas tantas veces engañadas siguen creyendo al gobernante que las ha usado y las engañó, aún con esa promesa de vida y curación milagrosa que nunca fue realidad. Pero lo que menos entiendo es cómo hemos caído los venezolanos en las manipulaciones burdas de los Castro, que juegan con un enfermo, como Perón y sus secuaces lo hicieron con Evita. Es importante regresar al siglo XXI: exigir información total y veraz y luego seguir la Constitución para elegir un nuevo Presidente que nos saque de las rémoras de este extraño momento.

maru1789@yahoo.com



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (1)
Por José R Pirela
03.01.2013
11:20 AM
El populismo con o sin Chávez está enquistado en el supremo presidencialismo constitucional. Eso es lo que debemos comprender. La enfermedad del presidente nos advierte que la existencia del país está amarrada a esa institución, todo lo demás es una derivación de ella. El destino de cada venezolano depende de esa institución política. ¿No es comprensible la locura por la presidencia en Venezuela? El que la tenga, tiene al país en sus manos. Lo que es bueno para el presidente es bueno para nosotrosEse es el sentimiento popular ¿Queremos cambiarlo?
 
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar