Compartir

Un año nuevo, muy viejo

JOSÉ MAYORA |  EL UNIVERSAL
viernes 28 de diciembre de 2012  12:00 AM
Si algo motiva a los seres humanos es la llegada de un año nuevo. Nos abocamos a evaluar los logros conseguidos, a justificar las promesas incumplidas y a procesar las adversidades del año que concluye. Pero quizás lo más importante del año "por venir", es la sensación de bienestar que experimentamos por la posibilidad de renovar nuestros sueños y la garantía de una nueva oportunidad para forjar ilusiones.

Diversos son los rituales que invocamos para preparar adecuadamente nuestro ingreso al nuevo año. Sin embargo, hay ciertas actuaciones y conductas colectivas, presentes en las horas finales del año: la esperanza, el entusiasmo, una plegaria por la salud, y los planes de todo lo que queremos lograr (algunos incluidos en las peticiones al Niño Jesús).

Así como al año que dejamos atrás lo conocemos como "año viejo" y al  año que llega se le conoce tradicionalmente como "año nuevo", cabe preguntarse en esta oportunidad, si el 2013 será para los venezolanos un verdadero "año nuevo".  Esta muy legitima incertidumbre que albergo, me la sugiere el ambiente de escasa alegría  decembrina verificada en los sitios de concentración colectiva y la decisión de darle continuidad al régimen expresada por los venezolanos en las pasadas elecciones. Ambos casos parecieran el preámbulo de  las muy pocas esperanzas que podemos tener los venezolanos para considerar al año "por llegar" como un genuino año nuevo.

Reparemos en algunas de las "novedades" que nos esperan en la alborada del 2013: el mismo régimen de gobierno; disputas al interior del chavismo por liderar el proceso entre sus dos voceros más conspicuos: Maduro y Cabello; ausencia de  razones objetivas para pensar en cambios significativos en seguridad pública, inflación, escasez, ineficiencia en obras públicas; profundización del discurso excluyente; insinceridad manifiesta en la confección del presupuesto nacional; interpretación discrecional e interesada de la Constitución. De hecho, si bien existe un lazo de unión entre el 2012 y el 2013 como es la continuidad del régimen, habida cuenta del verdadero estado de salud del líder de la revolución y jerarca omnipotente de los poderes públicos, es probable que la conducción del régimen cambie de manos, pero no de norte ni de práctica de gobierno.

En el campo comunicacional no se vislumbra ningún cambio. La comunicación oficial continuará dirigida no sólo a la hegemonía del origen informativo, sino a monopolizar los focos de atención del ciudadano. Si bien es cierto que hay una relativa libertad de expresión, los contenidos de esta libertad están monopolizados por el régimen, bien que sean impuestos o bien que los ciudadanos y las organizaciones de la sociedad civil caigan en la trampa de hablar, principalmente, de lo que HChF quiere que se hable. Como ejemplo de esta situación podemos aludir a la enfermedad del presidente y a las innecesarias interpretaciones del muy claro texto constitucional acerca de la juramentación del presidente.

En esencia, el año entrante no será un año nuevo sino el mismo viejo año que venimos celebrando desde hace 14 años. Reconocer esto es, para nada pesimista. Lo importante es que, de una buena vez, los venezolanos nos dispongamos con inquebrantable decisión a transitar por los caminos de las realidades y no de los deseos, única vía que nos conducirá hacia  un optimismo esperanzador.

¡El 2013 será nuevo, feliz y prospero sólo si tú lo quieres!

Mayora.j@gmail.com


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar