Compartir

La reforma fiscal de 1913

La reforma centralizó las rentas bajo la unidad del Tesoro Público y del presupuesto nacional

ORLANDO OCHOA |  EL UNIVERSAL
jueves 27 de diciembre de 2012  12:00 AM
Pocos conocen la importancia económica para Venezuela de la reforma fiscal iniciada por don Román Cárdenas el 3 de enero de 1913 como ministro de Hacienda. Estuvo a cargo hasta junio de 1922. Cárdenas inició un plan de reformas administrativas, contables y tributarias, el cual definió en su primera memoria de 1913 como el programa de "acierto y pulcritud" que luego de varios años de trabajo organizati- vo y entrenamiento de personal en la carrera fiscal, constituyeron una verdadera revolución administrativa, la cual eliminó viejas prácticas de corrupción. La gran reforma fiscal centralizó las distintas rentas del Estado bajo la unidad del Tesoro Público y del presupuesto nacional, destruida por el gobierno de Hugo Chávez a partir de 2005, con la creación de fondos extra-presupuestarios sin supervisión (violación de artículo 314 de la Constitución).

Venezuela fue la primera nación exportadora de petróleo del mundo, lo cual no impidió tener baja inflación, estabilidad cambiaria y alto crecimiento económico por medio siglo. Esto se debió esencialmente al duradero orden fiscal establecido por Cárdenas, bajo la Ley Orgánica de Hacienda Pública de 1918, junto a la novedad de los Fondos de Reserva del Tesoro que desde 1915-1916 se usaron para el equilibrio del presupuesto y "de dichos fondos habrá de tomarse en determinados años cuando resulten diferencias entre ingresos probables y los egresos, al formularse los presupuestos" (Veloz, 1945). Estos Fondos de Reserva fueron lo que hoy llamamos un Fondo de Estabilización Fiscal. Venezuela fue el precursor exitoso de estos mecanismos fiscales de estabilidad; Chile lo hizo décadas después de nosotros. La negación sistemática por motivos políticos de cualquier logro previo a 1945 y el desconocimiento de las causas de la duradera estabilidad económica venezolana desde 1915 hasta 1975, llevaron al olvido de aquella gran tarea.

Hoy, a cien años del inicio de aquella reforma fiscal que se consolidó con la creación del BCV en 1940, Venezuela vuelve a ocupar el sitio de mayor atraso en instituciones económicas y peor calidad de política económica en América Latina. Giordani, Merentes y Rafael Ramírez bajo el desorden delirante del gobernante llanero han agigantado los males fiscales realizados desde 1974. Quizás el ineludible fracaso económico nos lleve a recordar y rectificar.

Twitter: @orlandoochoa



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (2)
páginas:
1 |
Por Alejandro Uribe
27.12.2012
11:37 AM
No se entiende la causa por la cual nuestros economistas (que piensan en Venezuela), intentan ignorar la importancia para el país, de la medida de política monetaria que representó el bolívar anclado al oro (bolívar-oro), que estuvo vigente desde 1918 hasta 1973 y mantuvo una inflación promedio anual de 1,3% durante ese período. Quizás la causa, es que al colocar esa camisa de fuerza, el banco central no se puede emitir dinero sin respaldo y eso no conviene a quienes expolian al país, endeudándose en moneda nacional, comprando dólares y luego extorsionando a los gobiernos para que devaluen la moneda y de esa forma licuar sus deudas, con argumentos falsos tales como la sobrevaluación monetaria.
 
Por Alejandro Uribe
27.12.2012
11:10 AM
En 1918 Juan Vicente Gómez, estableció una ley de la moneda, para emitir el Bolívar-Oro, anclando la moneda nacional al oro, al establecer una equivalencia de 0,29 gramos de oro por cada bolívar emitido y donde el ciudadano podía cambiar en el banco sus billetes por oro físico, debido a que los bancos estaban autorizados para imprimir billetes, siempre que mantuvieran en sus bóvedas las reservas de oro necesario para respaldar el papel moneda. Además de este acierto, Juan Vicente Gómez pagó las deudas externa e interna, algunas de las cuales venían desde tiempos de la independencia y evitó endeudarse, con lo cual se logró una primera independencia económica, que sentó las bases de la futura democracia y el progreso en el país, apalancado por el principal recurso natural que representa el petróleo y asesorado por lo mejor de la intelectualidad de su época. En 1974 el presidente Carlos Andrés Pérez, reformó la ley del BCV y eliminó el bolívar-oro, iniciando el fracaso económico del país.
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar