Compartir

El síndrome masoquista

ANGEL OROPEZA |  EL UNIVERSAL
miércoles 26 de diciembre de 2012  12:00 AM
Una de las características del masoquismo como patología psicológica, es la tendencia de quienes lo sufren a reforzar interpretaciones y sobredimensionar situaciones en las que resultan dañados, humillados o castigados, y a la auto-identificación de las personas desde su papel de víctima, con la consecuente inacción y desesperanza fatalista  frente a lo que consideran inevitable.

Desde hace algún tiempo, se ha recurrido al símil del masoquismo para describir algunos comportamientos recurrentes de una parte importante de nuestra oposición venezolana, en el sentido de magnificar sus reveses y minimizar cualquier logro. Por el contrario,  parte del éxito de la actual dominación militarista es la habilidad de su líder en  transformar cualquier revés en  una aparente victoria y vendérsela como tal al país, por supuesto ayudado por el imperial aparato mediático del cual dispone a placer.

Uno de los mejores ejemplos de esta habilidad de dirigir lo perceptual hacia sus intereses, es la interpretación que finalmente se impuso sobre la psicología colectiva en cuanto a los resultados de la reforma constitucional del año 2007. A pesar de haber pedido el voto aprobatorio a la reforma como un respaldo personal a su proyecto, el actual presidente sólo logró que le acompañaran 1 de cada 4 electores. Los otros 3 o bien lo rechazaron activamente votando en contra, o lo rechazaron pasivamente absteniéndose de apoyarlo. Sin embargo, esta aplastante derrota fue inteligentemente vendida  como un "pequeñísimo revés", como una derrota "por un margen insignificante", hasta el punto que hasta la propia oposición repite todavía que aquello fue un triunfo casi que de casualidad. 

El comportamiento político se basa fundamentalmente en percepciones e interpretaciones, y quienes mejor las manejen siempre tienen una ventaja.  Lo que estamos viendo, a propósito de la batalla interpretativa y perceptual sobre lo ocurrido el pasado 16-D, es una nueva evidencia del crónico síndrome masoquista.

No se trata de edulcorar la derrota, esa que nos deja sin mayores muros de contención regionales frente a la pretensión comunalista del gobierno, sino de asumirla sin sobredimensionar lo ocurrido, hipertrofia ésta que es tan demostrablemente falsa como políticamente inconveniente.

A pesar de la dura derrota, lo cierto es que históricamente, desde que existen elecciones separadas en Venezuela, quien gana las presidenciales arrasa en las locales que le siguen inmediatamente. Siempre ha sido así, y esta vez no fue distinto. Además, unas elecciones realizadas a escasas 10 semanas de las anteriores, a pocos días de la Navidad, con recursos económicos exiguos frente a una maquinaria deficitaria en escrúpulos y excedentaria en dinero, con candidatos oficialistas que manejaban más recursos que los propios gobernadores legítimos, y que actuaban como auténticas fuerzas de ocupación regional, inaugurando obras y entregando bienes que no le eran propios, difícilmente hubieran arrojado resultados muy distintos. Pero lo interesante es que, a pesar de todo, los bloques políticos –porcentajes de votación globales–   son casi idénticos a los obtenidos el 7 de Octubre. Es decir, el cuadro comparativo de fuerzas, no obstante tener todo a favor para que no fuese así, se mantuvo igual que hace 2 meses.

Lo anterior no sólo está siendo descuidado por la interpretación dominante, sino que se esconde un dato fundamental adicional: no sólo la paridad de fuerzas se mantiene, sino que el gobierno –que ganó casi todo– perdió en su objetivo central, que era impedir que la oposición entrara al 2013 con un liderazgo visible, cohesionado y que le dirigiera en las luchas que están por comenzar. La oligarquía gobernante debe estar hoy preocupada, porque inicia el año con un líder histórico cansado y enfermo, y con sucesores que, además de enfrentados entre sí, no dan la talla,  mientras que en la acera contraria hay un líder fresco, con carisma, pegada popular y con un proyecto alternativo, que no pudo ser derrotado como era el objetivo cardinal. Obviar este dato político esencial, no sólo es tergiversar la naturaleza completa de lo ocurrido, sino prestarse de nuevo al juego psicológico del gobierno.

¿Se perdió el 16-D? Sí, muchísimo. Y esa derrota debe ser objeto de reflexión colectiva –pueblo y dirigencia– y conducir a consecuencias de aprendizaje y corrección. ¿Hay victorias en esa derrota? Sí, y cruciales para lo que viene. El oficialismo necesita con urgencia, de cara a esos acontecimientos por venir, desmoralizar y someter emocionalmente al pueblo opositor. Las interpretaciones parciales y  reduccionistas sirven a ese propósito. Quién gane el juego perceptual, ya arranca con ventaja.

@angeloropeza182                                                                                                                          


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (16)
páginas:
1 | 2 |
Por carlos perez
26.12.2012
11:34 PM
por Dios, cual es ese lider fresco, con tabaco en la vejiga, el que dijo que la victoria había sido limpia, yo voté por el y jamás volveré a hacerlo, no sirve, no tiene pasta de lider , es cobarde y además quiere parecerse a chavez, ataca la historia de AD y de Copei, que hicieron muchas cosas malas, pero tambien otras muy buenas, con muchos menos recursos, de manera que se requiere un lider de verdad que defienda lo bueno y pida disculpas por lo malo del período 58-98, que por cierto ganan en todas las comparaciones con el período chavista.
 
Por José Pérez
26.12.2012
6:51 PM
Eso no va conmigo sino con más de 10 millones de cobardes que tienen cédula, licencia, cupo cadivi, empleo en ministerios o en cualquier instituto autónomo del estado, créditos bancarios atrasados, créditos de tarjeta pagando el saldo mínimo, crédito hipotecario de algún bien expropiado, el carnet del PSUV o PJ o AD o Copey UNT o PCV o URD o cualquier otro es igual. No soy masoquista, debo vivir en Venezuela porque nací en esta tierra, que si bien no la quiero tampoco la odio, pero estoy acostumbrado a ella como todo lo que es amor, no el amor de los chavistas que son por interés. Soy un universitario que trabaja duro, humilde, pero macho para lo que salga.
 
Por Diario El Universal
26.12.2012
3:08 PM
Sr. Bustamante:

Gracias por hacernos llegar su número de cédula. Pudimos confirmar su identidad.Le recordamos que El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.Nuevamente le instamos a dirigirse de manera respetuosa hacia nuestro equipo y hacia el resto de los usuarios.

 
Por miguel Arias
26.12.2012
3:03 PM
la oposicion tendra que pasar por el doloroso trance de reinventarse,en todo su "universo politico ideologico"pues suenan alli dentro muchas voces discordantes,y contrapuestas es una medusa mortal al que tendra que venir un Perseo a quitale su confusion existencial,cuando sobreviva a esa muerte y resurja de sus propias cenizas alli si "habra"oposicion.de lo contrario terminara siendo un debil reflejo que actua por espasmo y reflejo condicionado,cosa de la cual es el chavismo su mentor mas calificado.y su patron de referencia,y eso la aniquila como proyecto politico nacional,14 años de derrotas permanentes debieran llevala al entierro de una generacion que ya le toco doblar campanas,Reinventarse he ahi su dilema existencial y solo asi saldra del laberinto en que esta solo asi ¿quien le pone la cascabel ahora?
 
Por Gil Castillo
26.12.2012
2:43 PM
JEJE.. 4 REGLAS ENSEÑADAS A CHAVEZ POR FIDEL PARA APLICARLAS AL VENEZOLANO, CON APOYO DE CUBICHES INFILTRADOS ASI COMO DE OTROS LÍDERES POPULACHEROS. REGLA 1) Impídale al venezolano instruirse, manténgalo ignorante y festéjele su mediocridad usando comentarios ofensivos y chistes de mal gusto contra los opositores. REGLA 2) Aliméntele la vagancia y transfórmelo en pedigüeño, destrúyale su autoestima y hágalo dependiente del gobierno dándole limosnas disfrazadas de misiones, becas etc. REGLA 3) Inyéctele odio contra todo el que tenga alguna propiedad o riqueza y anímelo a invadírsela y apropiársela. Seguro que pronto será un orgulloso delincuente y un cómplice leal. REGLA 4) Vístalo de gorra roja, dele una botellita de anís, empújelo dentro de una buseta e irá feliz a gritar consignas en marchas y atropellar disidentes, CONVENCIDO DE PASAR A LA POSTERIDAD COMO UN PRÓCER REVOLUCIONARIO SOCIALISTA.
 
Por dario corrales
26.12.2012
2:27 PM
dicen que; "sarna con gusto no pica y si pica no mortifica"
 
Por Diario El Universal
26.12.2012
12:58 PM
Sr. "JUAN BUSTAMANTE":

Hemos escrito en varias oportunidades a su correo solicitándole que envíe su número de cédula de identidad para corroborar que su registro cumpla con la normativa de nuestra página, pues El Universal no admite comentarios bajo seudónimos. En respuesta, hemos recibido de su parte varios mensajes de contenido ofensivo y agresivo.

Le reiteramos que ninguno de sus comentarios será publicado hasta que demuestre la veracidad de su registro y, asimismo, le instamos a mantener un trato respetuoso no solo hacia nuestro equipo, sino hacia el resto de los usuarios.

 
Por Jose Rafael Ortiz
26.12.2012
12:55 PM
El 16 de diciembre perdieron aquellos estados que quedaron en manos de incapaces. Salvo los casos; quizás; de Táchira y Zulia, los estados Aragua, Anzoátegui, Carabobo, Falcón, Apure, Cojedes, Guárico, Bolívar y Monagas quedaron en pésimas manos de gobernadores sin credenciales de ninguna índole. Tanto Vielma en Táchira como Arias en Zulia parecen detentar propios méritos personales y administrativos, los cuales pudiesen constituir garantía de cierto éxito en sus respectivas gestiones; aún sin la presencia de Chávez en la Presidencia. Todos los demás no son otra cosa que simples encomenderos y vasallos de HRCF, carentes de propio mérito.
 
Por xiomara sabot
26.12.2012
12:11 PM
En Venzuela, lo que hay son 8 millones de locos. Que padecen de, El Sindrome de Estocolmo. Y es un problema psocologico, donde la victima violada, se enamora de la persona, que abuso de el o de ella. bueno hay esta la prueba, matan a sus hijos, todo escasea,la infraestructura en el piso,no hay fuentes de trabajo. Y en vez de rezar. para salir de todos estos problemas, rezan y lloran por su lider. Cuerda de locos que hay!!!!!!
 
Por José Castillo
26.12.2012
11:57 AM
Mientras tengamos "Candidatos sumisos" que salen corriendo a reconocer el triunfo y a convencernos de la honorabilidad del arbitro electoral, el Primer Mandatario seguira ganando, veanse en el espejo de Andres Velasquez, a lo mejos no le reconocen el triunfo, pero formo un soberano lio. Por lo menos que se den cuenta que la gente no es tonta.
 
páginas:
1 | 2 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar