Compartir

16-D otro colorín

Se articuló un tsunami emocional a través de rituales de duelo, adversidad, dolor y sanación...

LUIS JOSÉ UZCÁTEGUI |  EL UNIVERSAL
jueves 20 de diciembre de 2012  12:00 AM
Y volvió a suceder. El gobierno lanza una gigantesca campaña emocional y atrapa un porcentaje importante de la población. ¿Qué pasó? Lo mismo que viene pasando desde hace 14 años al implantar estrategias sustentadas en esa dimensión fundamental de la política: Las emociones.

Lograron mover el cerebro emocional de millones de seres. La ley emocional, similar a la Ley de la Gravedad, que si bien no se ve, se manifiesta en la aceleración y el peso; al cumplirse con ambas leyes siempre se obtienen los resultados esperados. La estrategia oficial logró el objetivo de crear una gran onda motivacional y entubar a sus seguidores, quienes al final votaron.

Lo que se articuló en los días previos al 16-D fue un tsunami emocional. A través de rituales de duelo, adversidad, dolor y sanación se logró atrapar la atención de una parte de la "torta social" y volvieron a caer en las fauces del condicionamiento mediático transformando seres pensantes en simples miembros de rebaño. En la memoria, si los mensajes (oficiales) son repetitivos, impactantes y mantenidos se registran como imágenes fijas e intensas que logran borrar y sobreponerse sobre otras imágenes y mensajes.

¡El salvador y benefactor está en apuros! ¡Lucha contra el mal que incluye el cáncer y los "malvados" de la oposición! El gigantesco despliegue emocional estuvo sustentado en un marketing cruel por el efecto de aturdimiento que genera en la mente de seres inteligentes. Y alcanzó la meta que no era otra que llegarle a los seguidores del oficialismo que estaban desmotivados, sacudirlos y llevarlos a sufragar y además hacerles sentir culpables.

Millones de seres fueron dopados con algo altamente afectivo y efectivo como son los temas de muerte, vida, los malos, los buenos, enfermedad y curación. Esta estrategia se vinculó con el efecto de tenaza psíquica que desde hace años han logrado con el dinero, promesas, obras, movilización para votar y miedo. Y en este país olvidado por los dioses de la sensatez y la modernidad se volvió a dar un episodio político "infantil".

Y como dicen las abuelas "colorín colorado, este cuento se ha acabado". Muy pronto vendrán nuevas situaciones donde la política, la economía, la inseguridad, la inflación, la protesta, el caos y decenas de elementos determinarán los resultados. Pero... ¡Mosca con las emociones!

@LuisJUzcategui



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar