Compartir

Víctimas y verdugos

Ya nadie se acuerda que fue a Nicolás Maduro a quien designaron para abrir el diálogo

FRANCISCO OLIVARES |  EL UNIVERSAL
sábado 15 de diciembre de 2012  12:00 AM
La confesión que hiciera Chávez el sábado por la noche hizo olvidar al país los cientos de venezolanos que de manera injusta se encuentran tras las rejas. De un golpe el debate sobre los derechos humanos quedó enterrado y las esperanzas del advenimiento de una Navidad sin presos quedaron en el olvido. Las oraciones ahora son solo para el líder revolucionario. Sus seguidores lo lloran y nuevamente el símbolo del redentor asoma su figura en medio de la contienda política. ¿Qué pasó con el diálogo? Es una pregunta que pocos se hacen. Ya nadie se acuerda que fue el mismo Nicolás Maduro a quien designaron para abrir un espacio de diálogo y asomar una lista de presos que podrían regresar a sus hogares. Pero ahora, investido como el sucesor, tal vez no tenga tiempo para pequeñeces. Por el contrario, ha ofrecido dolor a los emprendedores convertidos en figuras malignas y sus lágrimas solo tienen un dueño.

Afiuni, Simonovis y los cuatro de Econoinvest son los emblemáticos. Ellos no están en ninguna lista porque pertenecen a otra instancia, a la del Presidente. ¿Pero si el Presidente no está qué pasará con ellos?

Afiuni, a quien se le atribuye el delito de corrupción, ya debería estar saliendo de prisión al haber cumplido tres años de cárcel. Al no tener antecedentes debió aplicársele la pena mínima, pero al parecer hay un poder más allá por encima de leyes y jueces que toma decisiones. Por el contrario, desde el Ejecutivo se anuncian nuevas acciones contra ella.

Los de Econoinvest viven una situación parecida. El 24 de noviembre cumplieron 2 años y seis meses presos. Están acusados de ilícitos cambiarios que ya todos saben que sus acciones estaban amparadas por las leyes y vigiladas por los organismos contralores. La pena para ese delito es de tres años de cárcel y por eso le agregaron otra de agavillamiento. Pero incluso con las dos juntas les corresponderían máximo tres años por tratarse de personas que no tienen ningún antecedente penal. Sería imposible descifrar qué pasa por la cabeza del juez de la causa Rodolfo Romero. De haberlos sentenciado ya deberían tener una boleta de excarcelación en la mano.

Simonovis y el resto de los policías fueron sentenciados a penas astronómicas que ni siquiera se les aplican a los más peligrosos narcotraficantes y asesinos. A aquéllos se les trata de caballeros y a éstos se les niega hasta la atención médica. Pareciera que aun sin existir pena de muerte solo saldrán a sus hogares con enfermedades terminales.

En este 12-12-12 lo menos que podemos pedir los venezolanos, es que al menos se repartan por igual las oraciones entre todos los que padecen: víctimas y verdugos.

Twitter: folivares10



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (2)
páginas:
1 |
Por Alicia Villamizar
15.12.2012
1:05 PM
Pena de muerte colectiva, eso es lo que hemos ganado con este régimen. Pena de muerte a lo largo de nuestra vida diaria, porque salir de nuestras casas, o estando en ellas, nos exponemos a toda clase de hechos violentos que pueden arrebartrnos la vida. Nunca antes la INSEGURIDAD había tenido la magnitud y la multiplicidad de expresiones como en estos catastróficos 14 años de la farsa revolucionaria. Si ese es el "amor" que la roboilusión sucialista nos ofrece, pues es preferible que se sincere y nos diga que nos odia. Todos los venezolanos somos víctimas de este régimen cuya maldad no solo se ensaña contra los que nos oponemos a él, sino contra todo aquel que le revire, y en especial, con los que temprNo o tarde, se espantan de tal maldad y se alejan espavoridos del chavecismo.
 
Por wiannery orta
15.12.2012
11:59 AM
si desaparece el que te conte no hay solucion en el pais todo sigue igual o peor
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar