Compartir

Mujeres a viva voz

MICHELLE BACHELET, MICHEL SIDEBÉ, JENIFFER GATSI |  EL UNIVERSAL
jueves 13 de diciembre de 2012  12:00 AM
Los esfuerzos mundiales por alcanzar los "tres ceros" para las mujeres y las niñas -cero nuevas infecciones de VIH, cero discriminación y cero muertes relacionadas con el SIDA– están ganando impulso. Mucho del progreso que hemos visto está respaldado por el trabajo de las mujeres que viven con VIH.

Entre las mujeres adultas en los países de ingreso bajo y medio, el promedio de las nuevas infecciones de VIH se redujo en más del 50% en la última década. Las muertes de mujeres relacionadas con el SIDA decrecieron en un 27% entre 2005 y 2011 comparado con el 23% para los hombres. Más mujeres que viven con el VIH tienen acceso a tratamiento, para fines de 2011, la cobertura de la terapia antirretroviral era del 68% para las mujeres y del 47% para los hombres.

El ritmo del progreso continúa acelerando. En 21 países prioritarios de África subsahariana –que es la región más afectada por la epidemia– casi la mitad de las embarazadas que viven con VIH recibieron terapia antirretroviral en 2011, lo que representa un aumento del 16% en comparación con tan sólo dos años antes.

A medida que se amplía el acceso a la profilaxis antirretroviral ha habido una disminución dramática en la cantidad de nuevas infecciones de VIH en niños. En África subsahariana, nuevas infecciones en ese grupo disminuyeron en casi 25% entre 2009 y 2011.

A pesar de estos progresos, los esfuerzos a favor de las mujeres y de las niñas sigue siendo inadecuado, fue el mensaje que dieron de manera contundente las mujeres de todo el mundo que viven con VIH en el nuevo informe Women out loud (Las mujeres a viva voz).

Según este informe, presentado por ONUSIDA y por ONU Mujeres, casi dos tercios de las embarazadas no saben que son portadoras del VIH. En muchos casos, el miedo a la violencia y a la discriminación sigue teniendo un rol importante en el rechazo de las mujeres a realizarse los análisis del VIH o, de ser positivas, a buscar tratamiento.

El informe indica que el VIH sigue causando numerosas víctimas en las mujeres jóvenes, el número de mujeres entre 15 y 24 años de edad que viven con el VIH es dos veces superior al de los hombres de la misma edad. Esta disparidad es aún mayor en África subsahariana, donde 3,1% de mujeres jóvenes viven con el VIH, comparado al 1,3% de los hombres jóvenes.

Las trabajadoras sexuales son especialmente vulnerables al VIH. Según un estudio reciente de datos obtenidos de 50 países, las trabajadoras sexuales tienen 13,5 más probabilidades de ser seropositivas que las mujeres que no trabajan en este rubro.

Claramente nuestro camino dista mucho de alcanzar su meta. Llegar a cero requerirá de medidas aceleradas a favor de las mujeres y de las niñas en una serie de áreas clave.

En primer lugar, las mujeres y las niñas, en toda su diversidad, deben estar equipadas con los conocimientos y el poder de protegerse del VIH y de la violencia. Para ello, la igualdad de género, el empoderamiento económico y los derechos de las mujeres – en particular sus derechos sexuales y reproductivos – son elementos no negociables en una respuesta eficaz al VIH.

En segundo lugar, una educación sexual exhaustiva es esencial para todos los jóvenes, especialmente para las mujeres jóvenes que viven con VIH quienes pueden enfrentarse a retos especiales en sus relaciones íntimas.

En tercer lugar, es responsabilidad de todos abogar por cambios en las leyes, las políticas y las prácticas –basados en la realidad– que eviten que las mujeres y las niñas sean víctimas de estigma y discriminación; que salvaguarde sus derechos humanos y que las protejan de abusos como las violaciones y la violencia de género.

Finalmente, los hombres y los niños tienen que participar plenamente para generar un entorno propicio a nivel de las familias, las comunidades y las naciones.

Como lo indica nuestro informe, el activismo de las mujeres que viven con el VIH es crucial. El mundo necesita del liderazgo, resistencia y buenas prácticas de las mujeres para cambiar nuestras sociedades y comunidades. Además, necesitamos más apoyo para su plena participación en la respuesta al SIDA.

"A pesar de décadas de activismo y evidencia, las voces de las mujeres y de las niñas siguen quedando marginadas", afirmaron activistas del SIDA provenientes de todo el mundo en un editorial conjunto para Women out loud.

Cuando las mujeres que viven con el VIH se expresan, debemos oírlas con atención y actuar solidariamente para transformar sus palabras en acción.

Michelle Bachelet, Directora Ejecutiva, Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres (ONU Mujeres)

Michel Sidibé, Director Ejecutivo, Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA (ONUSIDA)

Jennifer Gatsi Mallet, Directora Ejecutiva, Red de Salud de las Mujeres de Namibia


media.specialist@unwomen.org


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar