Compartir

El coliseo de Uribana

JUAN GUERRERO |  EL UNIVERSAL
jueves 13 de diciembre de 2012  12:00 AM
   Por los lados de La Piedad Norte, en Cabudare, estado Lara, existió una "sabandija" a quien apodaban El Mano Seca. Eso era porque cierta vez se había metido en la casa de un portugués, dueño de una ferretería, y le había robado unas herramientas. El "portu" le dio palo cochinero y de tanto golpearlo le quebró el brazo derecho dejándoselo inutilizado.

   Pero ni eso detuvo las malas mañas de este ladronzuelo. Con el único brazo que tenía medio bueno, seguía robando, violando jovencitas y consumiendo droga. Hasta que cierta mañana apareció muerto en un terreno enmontado, medio desnudo y también medio chamuscado y comido por los perros.

   También por esos predios hay otro malandro, pero de mayor jerarquía, a quien apodan El Zorro. Es una especie de "Robin Hood" tropical. Los dueños de locales y negocios se mantienen tranquilos cuando El Zorro está rondando por las calles y callejuelas. Pero cuando El Zorro se excede y los policías se lo llevan, la gente tiembla porque se desata el malandraje. Su autoridad tiene precio y entre varios comerciantes y parroquianos mantienen la seguridad que brinda este antisocial.

   Estas dos historias las refiero porque en artículo anterior (En capilla ardiente) publicado en este diario, algunos de mis consecuentes lectores dudaban de la veracidad de esa historia. Hasta me catalogaron de exagerado y políticamente de oposición. Sobre esta historia que cuento y la pasada, doy fe de su certeza, salvo que ciertos nombres y sitios fueron "literalizados" para darle un toque de originalidad al cuento.

   Pero, ¿qué relación tiene lo que indico sobre El Mano Seca y El Zorro? Pues que ambas historias forman parte de un mundo dantesco que tiene como telón de fondo la "universidad carcelaria venezolana". De ellas indico como referencia apenas una, la llamada cárcel de Uribana, en Barquisimeto. Por donde han pasado seres como El Mano Seca y El Zorro.

   No soy especialista en criminología, ni experto en estadísticas carcelarias, ni tampoco político de oposición ni oficialista, ni tampoco adepto de alguna religión. Soy un ciudadano que tiene como deber moral no quedarse callado ante las atrocidades y bajeza humana donde ha caído parte de la sociedad venezolana, el Estado y su gobierno, por acción u omisión.

   Las cárceles venezolanas son, desde hace ya varios años, centros de explotación y degradación de seres humanos. Allí se vive en semiesclavitud. No entro en defensa ni señalo culpables. Muchos de ellos detenidos sin prueba alguna, salvo ser pobres y no tener quien abogue por ellos. Vagan entre las moscas esperando la muerte.

   En la cárcel de Uribana, como ya ha sido detallado por medios escritos y audiovisuales, las atrocidades que se cometen han sobrepasado el límite de la condición humana.

   Es común que los conflictos entre penados, las disputas por ofensas, entre otros hechos, se diriman en actos de lucha corporal, llamados tristemente "coliseos". Para ello, el "pran" principal del centro penitenciario, fija la fecha y hora donde se celebrará la lucha, generalmente con cuchillos, navajas, entre presos. Los realizan en la cancha de softbol, ante la mirada de los guardias y demás autoridades.

   Son hechos de sangre donde quedan heridos, muertos y mutilados. Como mínimo marcados corporalmente. De esos centros, cuando salen, como El Mano Seca y El Zorro, seguirán cometiendo su venganza contra una sociedad que en silencio, se ha malacostumbrado a convivir con estas atrocidades.

   Pero lo que está lacerando y mutilando el alma de los ciudadanos venezolanos, son los actos impúdicos, sanguinarios, de saber de seres humanos que han sido decapitados y con sus cabezas han jugado partidos de fútbol.

   Quisiera que alguien me indique que esto no es cierto, que es una falsedad. Que esto que escribo conteniendo las lágrimas es un invento, una patraña. El venezolano tiene un alma noble y bondadosa, pero en los últimos años está mostrando un rostro cada vez más atroz: es una maldad que bordea los límites del sadismo. Tengo que admitir que eso también somos: potenciales maltratadores, sea de manera física o verbal.

   Nada, absolutamente nada justifica esta patología que recorre como fantasma los rostros de todos nosotros y que por miedo, por temor, muchos callan o anteponen argumentaciones sociológicas, psicológicas o meramente partidistas.

   Es que desde hace tiempo existe una recurrencia en gran parte de la sociedad venezolana a acostumbrarse a vivir y convivir con la violencia, a ver estos atroces actos de inhumanidad como algo normal.

   Sé que no tengo la solución en mis manos para solventar esta gravedad, esta semianimalidad en la que parte de la población venezolana ha caído o está cayendo, pero no puedo permanecer en silencio sabiendo de este submundo, este infierno que son los cárceles venezolanas.

   Callar o ser indiferente ante estos bárbaros actos es cobardía y entrega.

camilodeasis@hotmail.com

@camilodeasis


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (6)
páginas:
1 |
Por Pedro López
13.12.2012
6:58 PM
... En cambio, Pedro Luis, de ti pienso que estás muy equivocado en lo que dices... el Presidente NO se equivocó cuando dijo que "una persona que roba para comer, no debe ser condenada", eso no significa que se deba institucionalizar el robo, ni que se pierdan los valores humanos... a lo mejor es más falta de humanidad que ese Sr. no tenga un trabajo que le permita comprar su comida y tenga que recurrir al robo... la descomposición social, amigo mio, tiene muchas causas y muchos matices, y hay que llevar mucho cuidado con ello. Es descomposición social que se pierda la sensibilidad por la criminalidad que se presenta dentro de las cárceles, inclusive con la anuencia de los propios guardias, tal como lo plantea el articulista; pero no es menos descomposición social que se pierda la sensibilidad hacia quien tiene una necesidad por alguna circunstancia que él no puede controlar, intente cubrirla aunque de manera desesperada, y se le condene por ello.
 
Por Pedro López
13.12.2012
6:45 PM
¿Varios nombres fueron "literalizados"?, ¿o será que quiso decir "literaturizados"?... no lo se, pero me parece más lógico.Por lo demás, estoy totalmente de acuerdo con lo que plantea... creo que independientemente de la afinidad política que se tenga, y conste que yo estoy de acuerdo con las políticas (en general) del actual gobierno, no debemos callarnos ni conformarnos con esa barbarie que son nuestras cárceles, o algunos de los barrios periféricos de las grandes ciudades. Creo que esa es justamente una de las tareas pendientes del actual gobierno, que por lo demás si ha sido capaz de llevar a cabo algunas de las políticas sociales más importantes y beneficiosas que se han seguido en nuestro país, tanto, que creo que ayudarán a que en un futuro no tan lejano, por la disminución de la pobreza que se ha logrado, se logre también una gran disminución de esas lacras de las que estamos hablando.
 
Por PEDRO LUIS DE LA ROSA
13.12.2012
11:56 AM
SR. GUERRERO NADA MS CIERTO QUE LO QUE UD ESCRIBE, NADA MAS AYER SALIO EN ESTE MISMO PERIODICO LA MUERTE DE UN SR MUY MAYOR QUE SUFRIA DE MAL DE ALZHAIMER, SE ESCAPO DE CASA Y LO ENCONTRARON MUERTO A PALOS Y PARA MAS QUEMADO. MAS BARBARIE IMPOSIBLE, UN SER QUENI SIQUIERA SABIA QUIEN ERA Y QUE LO MATEN DE ESA MANERA HABLAMUCHO DE LA PERDIDA DE LOS VALORES MORALES DE NUESTRA SOCIEDAD Y TODO ESTO ORQUESTADO POR EL GOBIERNO CENTRAL. EL QUE ROBA PARA COMER NO DEBE SER CONDENADO. CHAVEZ DIXIT.
 
Por Roco Vasil
13.12.2012
9:54 AM
14 AÑOS DE INCITACION AL ODIO POR TV NO PASAN EN VANO.. HOY LA GENERACIÓN DE CRIMINALES PARIDA Y CRIADA POR EL VIL RÉGIMEN CHAVISTA ACTUA SIN CONTROL.. 14 años invitando a invadir propiedades y agredir obreros, maestros, médicos, curas, periodistas, estudiantes, pensionados y damnificados precipitó la delincuencia. 14 años en que cada fin de semana asesinan 450 venezolanos. 14 años de los cuales 4 Chávez fue habilitado para dictar leyes y de 190 decretos-leyes que promulgó ninguno fue para combatir la delincuencia. 14 años y Vzla. se estremeció al contemplar por TV el 11 abril 2002 a dos ex funcionarios del régimen incitar malandros a disparar desde Pte. Llaguno contra venezolanos desarmados. Desde entonces circulan sin control 15 millones de armas. 14 AÑOS ESCUCHANDO "ROBAR ES BUENO"."SER RICO ES MALO"."VENGAN A MI BUENANDROS"... LOS VENEZOLANOS ELEGIREMOS GOBERNADORES Y ALCALDES DE LA OPOSICION QUE NEUTRALICEN LOS MALHECHORES PARIDOS Y CRIADOS POR EL SOCIALISMO SIGLO XXI.
 
Por Marfa Alvez
13.12.2012
9:36 AM
ESE INFRAMUNDO Y LA MUERTE DE NUESTROS NIÑOS Y JOVENES (INOCENTES VICTIMAS) EN HECHOS DELICTIVOS NOS DEBE PRODUCIR VERGUENZA Y TEMOR ...Y HACERNOS REFLEXIONAR QUE NO ENTRAMOS AL SIGLO XXI RETOCEDIMOS SIGLOS...¡ OREMOS POR NUESTRO PAIS..¡¡
 
Por jose cortez
13.12.2012
8:37 AM
La Solución debe ser compleja como complejo es el problema 1) desarticular las mafias penitenciarias, destituyendo funcionarios o cambiando su lugar de trabajo. 2)Habilitar las cárceles de acuerdo al tipo de delito cometido y aislar a los delincuentes más peligrosos. 3)sistema rotativo de reos, sobre todo los mala conducta. 4) Oficios productivos para combatir la ociosidad 5) Orientación psicológica para rescatar esas mentes atribuladas.6) Enmendar la constitución para aplicar castigos más severos como cadena perpetua y la pena capital 7) Acelerar los procesos sobre todo en delitos menores 8)Construcción de nuevas cárceles para reducir y eliminar el hacinamiento 9) Suspender el uso de artículos electrónicos como celulares o computadoras 10) Evitar el contacto directo de los presos con las visitas y grabar cada conversación, ser reo no es una condición de privilegios
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar