Compartir

Jesús histórico o Cristo de la fe

¿Y cuál es el objeto, el fin de nuestra esperanza? Llegar a conocer y poseer a Dios

JOSÉ MANUEL OTAOLAURRUCHI, L.C. |  EL UNIVERSAL
martes 4 de diciembre de 2012  12:00 AM
El nuevo ciclo litúrgico comienza con el primer domingo de adviento y será el evangelista san Lucas quien nos guíe a lo largo del año. San Lucas, cuyo nombre en griego significa: "portador de luz", escribió también el libro de los Hechos de los Apóstoles, que narra la vida de la Iglesia naciente. Se trata de un escritor con trazas de historiador porque se puso a investigar cuidadosamente todo lo sucedido sobre Jesús de Nazaret, con el fin de llegar a un conocimiento auténtico de su persona y sus enseñanzas. Su símbolo es un toro, porque su libro comienza con el sacrificio que Zacarías ofreció en el templo, y se le suele representar pintando a la Virgen, pues es el único que relata la infancia de Jesús habiendo conocido a María, en Éfeso.

Separación

Hace unos años, el método crítico-histórico y una marcada influencia protestante, encabezada por Rudolf Bultmann, abrieron una separación entre el Cristo histórico y el Cristo de la fe. Ellos afirman que nosotros adoramos a un Cristo mitificado por las primeras generaciones, pero que no conocemos al Cristo histórico de Palestina. Este texto, junto con las cartas de san Juan nos acercan al conocimiento real de un Cristo con una cronología y una geopolítica concretas. Sabemos dónde, cuándo y bajo qué circunstancias el Hijo de Dios nació, vivió, murió y resucitó.

Esperanza

La fe que profesamos es una fe y una esperanza ciertas. El Papa Benedicto XVI en la encíclica Spe Salvi hace una profunda reflexión sobre la esperanza cristiana, que está llena de optimismo porque en Cristo sabemos todo lo que nos aguarda. La confianza en Cristo ilumina mi vida entera porque nos da la fuerza para afrontar el presente: "El presente, aunque sea un presente fatigoso, se puede vivir y aceptar si lleva hacia una meta, si podemos estar seguros de que esa meta es lo suficientemente bella como para justificar las fatigas del camino". Quien tiene esperanza vive de otra manera. ¿Y cuál es el objeto, el fin de nuestra esperanza? Llegar a conocer y poseer a Dios, al Dios verdadero.

Desaliento

Por eso es que en medio de los cansancios y angustias, no podemos permitir que la más mínima sombra de desaliento penetre nuestro corazón, porque vivimos con la esperanza en Cristo, que todo lo puede, me salva y redime. Esto no significa que las realidades presentes carezcan de importancia, ¡para nada! Al contrario, la certeza del encuentro con Cristo me apremia a amar más y mejor a mi prójimo y a vivir con responsabilidad.

twitter.com/jmotaolaurruchi



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (1)
Por jesus Montero Salazar
04.12.2012
1:09 PM
Cristo es un problema de conciencia, que se forma en los primeros 300 años de nuestra era, es algo mítico, por lo tanto Jesús no fundo iglesia alguna, es un dogma y como tal no se discute, así que el je sus histórico es discutible, recordemos que la iglesia católica "negocio" con otras creencias y este acto (El concilio de Nicea en el 313) es el Acta da Nacimiento de la Iglesia Católica, hay tanta ignorancia! recordemos que las iglesias se asientan en la ignorancia de sus acólitos.
 
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar