Compartir

Hace falta indignarnos

RAFAEL DÍAZ CASANOVA |  EL UNIVERSAL
viernes 30 de noviembre de 2012  12:00 AM
Creemos que en esta insólita Venezuela vamos en dirección contraria al sentimiento general de su ciudadanía. Son demasiados los eventos y situaciones en los que el régimen que nos destruye abusa y tergiversa las interpretaciones de sus funciones para tratar de construir una Venezuela comunista a imagen y semejanza de su amada Cuba.

       No quisiéramos distraernos en la enumeración de las infinitas situaciones que imaginamos, pues nos parece muy importante que nos centremos en la situación de los presos y perseguidos políticos y muy especialmente en el caso terrible de la juez María Afiuni.

       Debemos comenzar por decir que no conocemos a la señora Afiuni. Solo fue cuando el dictador la condenó públicamente a treinta años de prisión (la pena máxima que se permite en Venezuela) a una juez que con buen criterio y tomando en consideración lo que dicen las leyes de la nación y las recomendaciones de los organismos regionales que se ocupan de los derechos humanos, cuando atendía el caso de una persona que después de permanecer por muchos meses privado de libertad, no se le había formulado cargos que permitieran una sentencia y le acordó una situación alternativa de libertad condicionada.

       No es este el único caso de situaciones inconvenientes e inaceptables que se han sucedido en los ya casi tres lustros de dictadura. Enumeraremos los más importantes.

       Existe gran similitud conceptual en el aciago día del pitico, cuando el dictador despidió a casi veinte mil trabajadores de Pdvsa. Ese día, quien tiene la obligación de velar por la mayor suma de felicidad para los venezolanos, botó por la borda más de trescientos mil años de experiencia laboral y condenó al ostracismo, que condujo, entre otras barbaridades, a la emigración de un contingente de hombres y mujeres que consagraron su trabajo a la empresa fundamental de la nación.

       Encontramos gran coincidencia en el tratamiento que le dio el sector oficial a aquel agricultor íntegro que se llamó Franklin Brito y a quien, después de despojarlo de su pequeña propiedad agrícola se le condenó a la desatención de los graves problemas de salud a los que lo condujo su valiente huelga de hambre y que finalizó con su muerte.

       También se nos acerca en la interpretación del tratamiento mísero que han recibido los llamados "comisarios", Iván Simonovis, Lázaro Forero y Henry Vivas, quienes acompañados de siete funcionarios policiales y cuando, siguiendo el mismo procedimiento televisado, se les condenó a la pena máxima por un delito no demostrado y que sospechamos inexistente. Además, durante su ya larguísima prisión se les ha violado hasta el derecho de recibir los rayos del sol.

       En todos estos casos y en varios otros que desconocemos, se han violado derechos fundamentales de ciudadanos venezolanos, entre ellos, el derecho a disentir y como agravante, se les ha condenado a penas por delitos inexistentes.

       Más la gota que rebasó el vaso de la afrenta colectiva está descrito en el libro del periodista Francisco Olivares, que con el título de La presa del comandante, recoge las descripciones del infierno particular que sufrió en el INOF, paradójico instituto oficial, donde se le violaron los más preciados tesoros de su condición femenina.

       Estamos asombrados de dos actitudes observadas en los días subsiguientes.

       En primer lugar, hemos leído las declaraciones de, incidentalmente, las más altas funcionarias (hembras), del régimen que nos destruye, cuando ignoran sus obligaciones de investigación, análisis y acciones consecuenciales, por lo sucedido en un establecimiento penitenciario nacional. Los delitos que ha descrito la juez y ha relacionado el autor del libro, pertenecen a situaciones que son absolutamente inaceptables y que, de ser ciertas, merecen la condena de toda la nación.

       La segunda observación es la de la actitud del conglomerado nacional. Tenemos la impresión de que el tratamiento que ha recibido la nación tiene como primera consecuencia una anestesia generalizada que permite que todos los pasos que intenta el régimen se sucedan sin la opinión y la reacción merecida.

       Los gremios y sociedades responsables del cuidado del derecho y de los derechos de la ciudadanía, apenas han dicho y demostrado si tienen capacidad de opinión...

       La colectividad parece atemorizada a extremos inaceptables. Parecemos corderos condenados al degüello. No somos dignos herederos de la venezolanidad ni de nuestros antecesores. Votar el 16 de diciembre es un primer paso para demostrar la indignación.

rafael862@yahoo.com

@rafael862


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (2)
páginas:
1 |
Por Demetrio Davila
30.11.2012
5:05 PM
Pues a leguas se ve que son un monton de gallinas dispuestos a sacrificar su libertad. Sigan asi sin hacer nada, ya cuando el agua les llegue al cogote entonces estaran gritando y nadie los querra salvar. No es secreto lo que Chavez esta asiendo para aruinarlos a todos con miras a eternizarse en el poder.
 
Por JOSE LABASTIDAS HERNANDEZ
30.11.2012
3:55 PM
INFUNDIR PARANOIA TAMPOCO ES UNA BUENA MANERA PARA BUSCAR QUE LA GENTE VOTE POR DESESPERACION RAFALE DIZA...TE RECUERDO QUE SI AUI MANDARON TUS JEFES DE LA BURGUESIA CAPITALISTA LA DELINCUENCIA TAMBIEN EXISTIERA Y LA INSEGURIDAD COMO CONSECUNCIA TAMBIEN...EL ASUNTO ES QUE LOS MULTIFACTRES PROBLEMAS DE FONDO NO LOS CERA NI FABRICA EL GOBIERNO COMO USTEDES PARECE QUE QUIESIERAN IMPONER MEDIATICAMENTE ...CLARO ANULAR LA OBRA DE GOBIERNO Y DECALARAR AL GOBIERNOQUE NO SIRVE ES LA GRAN OBSECION DEL OPOSITOR RECALCITRANTE A ULTRANZA....
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar