Compartir

Obsesionados con el poder

El régimen intenta establecer en contra de la voluntad popular un modelo comunal

JUAN ANTONIO MULLER |  EL UNIVERSAL
miércoles 28 de noviembre de 2012  12:00 AM
Mientras una buena parte de los países comunistas han abandonando la práctica marxista-leninista, al constatar cómo el modelo no llevaba bienestar al pueblo, el gobierno de Hugo Chávez intenta establecer en nuestro país, ese modelo fracasado en otras tierras. La revolución cubana, ese proceso que tanto atrae a Chávez y su camarilla, pugna por realizar tímidos cambios económicos para sacar a la isla del marasmo social al cual fue llevada por el propio régimen comunista.

Entre estos destacan que los cubanos manejen negocios propios, compren autos y viviendas, viajen al extranjero, eliminar millón y medio de burócratas que no producen; aumentar la producción con la iniciativa privada para eliminar la oprobiosa libreta de racionamiento.

No en balde los dirigentes comunistas de China comenzaron, hace ya 40 años, una transformación económica que abrazó las leyes del mercado con las que se han beneficiado 500 millones de habitantes que han salido de la pobreza extrema en que vivían bajo el régimen maoísta.

La Rusia actual se ha transformado en una sociedad de consumo al mejor estilo capitalista, los ciudadanos poseen carros de tecnología avanzada, se visten y calzan siguiendo los dictámenes de la moda y los centros comerciales compiten por ofrecer bienes acordes con los niveles de prosperidad económica.

Mientras todo esto sucede a nuestro alrededor, el régimen venezolano bajo esa enfermiza devoción por Castro y el Che, intenta establecer en contra de la voluntad popular un modelo comunal que implica sometimiento al mandato del Líder Supremo, un sistema educativo que enfrenta a hijos y padres, y la eliminación de la propiedad y de los medios de producción privados. ¿Por qué nos preguntamos? Porque están obsesionados con el poder.

Juaamilq249@cantv.net



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (3)
páginas:
1 |
Por Demetrio Davila
28.11.2012
5:37 PM
Se necesitan dos para bailar el tango, sigan votando por el lider enfermizo de poder y ya veran que los llevara al infierno.
 
Por José R Pirela
28.11.2012
2:21 PM
Los países hoy desarrollados y democráticamente organizados, comenzaron la modernidad cuando comprendieron que nuevos conocimientos y tecnologías progresaban con la masificación de ideas e iniciativas desde la población con libertad política para ejercer la economía. Rusia y China, tuvieron que pasar por un Estado Comunista, castrador de la iniciativa económica privada de los ciudadanos, para comprenderlo. Así lograron comprender que el ejercicio político del Estado debía estar separado del ejercicio económico de los ciudadanos. Pero esa separación debe ser real, no idealizada desde un estamento jurídico, ni de la mente obsesa por el poder, como Fidel y Chávez. Lo que estamos viviendo indica que también los venezolanos debemos pasar por ese estadio para aprender.
 
Por José R Pirela
28.11.2012
11:38 AM
El poder del petróleo obsesiona al político y enajena la libertad del ciudadano. El petróleo venezolano es lo único que da poder y nos da la vida. Al estar solo a disposición del gobierno toda la existencia del venezolano es política. La organización social es un engendro entre una constitución democrática y la economía social politizada. En otras latitudes lo normal es que los ciudadanos se ocupen de la economía y los dirigentes políticos de las políticas públicas en apoyo a la actividad económica de los ciudadanos. Es una simbiosis sinérgica entre ciudadanos y políticos. De esa manera el ciudadano estima a los políticos y a las políticas públicas que lo favorecen. En Venezuela ocurre lo contrario. Economía y política constituyen una amalgama social que desnaturaliza la identidad y libertad personal. A todos nos une el pegamento petrolero.
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar