Compartir

Mitos y leyendas del comunicador digital

ISAÍAS ELÍAS BLANCO |  EL UNIVERSAL
lunes 26 de noviembre de 2012  12:00 AM
Atrás quedaron los años en el que el profesional de la información solo se dedicaba a la prensa audiovisual o escrita, ahora debe convertirse en un híbrido que diseña, optimiza, programa, audita, edita, socializa y estima retornos de inversiones.

Las tecnologías de la información se convirtieron en el catalizador que impulsó la revolución del periodismo digital y la aparición de nuevos oficios como el Community Management, pero también obligó la resocialización del comunicador tradicional, quien por necesidad tuvo que apartar los complejos para adentrarse en la programación Web, optimización y producción multimedia con el objetivo de darle la talla a los desafíos profesionales que impuso la interactividad.

Para entender el proceso de adaptación de los comunicadores cibernéticos resulta clave rememorar que en el 2008 la mayoría de los periódicos latinoamericanos no había emprendido la convergencia con la plataforma online, capacitados profesionales a las exigencias organizacionales y mucho menos definido rumbo editorial ante la configuración de contenido multiplataforma. Un año más tarde y a duras penas en la región se vivieron procesos traumáticos de integración en las redacciones por el temor al cambio, dudas sobre los roles en cada área y la gestión de equipos/fuentes se convirtió en un azote de redactores y editores. Luego, para el 2010 Venezuela, Argentina, Chile, Colombia y Brasil entraron en la era del periodismo digital con seriedad después de arduas negociaciones con los sindicatos de acompañadas de  "motivaciones psicológicas" a los equipos de periodistas.

Pero mientras las discusiones sobre las buenas prácticas del periodismo digital norteamericano saturaban las discusiones en los medios tradicionales en Latinoamérica, la Web junto a las Redes Sociales veían cómo el Community Management se transformaba en una actividad respetable tras guiar la comunidad de seguidores de una marca, multiplicar las ventas de un producto, aumentar la visibilidad de un mensaje y ejercer un servicio al cliente 24/7. Aunque lo que desató la "locura del social media optimization" fue el fenómeno viral de la gestión profesional de las relaciones públicas 2.0 combinada con la sobredimensión del oficio en blogs, infografías y revistas especializadas.

El impacto mediático de los influenciadores puso de moda al Community Manager como la profesión del futuro, despertó el interés de profesionales que buscaban nuevos horizontes y abrió nuevos espacios para el emprendimiento en Internet, pero en la Web no se aclaró que esta actividad venía acompañada de habilidades deseadas que se tenían que cumplir a cabalidad para asegurar "larga vida a la reputación online positiva en la red". La supervivencia digital hizo que los comunicadores sociales aprendieran si o sí sobre técnicas de posicionamiento en motores de búsqueda, edición de videos para subirlos a plataformas multimedia, lenguajes de programación para diseñar páginas de contacto y analítica Web para interpretar datos provenientes del tráfico, visitas, conversiones, influencia, rebote o alcance.

Aunque en las escuelas de Comunicación Social en la región gradúan profesionales "aptos para cualquier medio" urge una renovación del Pénsum Académico para preparar a las nuevas generaciones frente a los desafíos de la optimización digital, contenido multimedia, fundamentos básicos de programación y gestión de la reputación online que se deja en la Web con cada update, tweet, comentario u opinión.

twitter.com/isaiaselias


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar