Compartir

Un grito por la vida

ROSALÍA MOROS DE BORREGALES |  EL UNIVERSAL
sábado 17 de noviembre de 2012  12:00 AM
Mientras la muerte habita como señora y dueña en nuestras calles, vestida de negro, peinada de injusticia, adornada de crueldad. Mientras se pasea haciendo gala de su poder, y con ironía nos muestra que no solo es dueña de la noche sino también del día. Mientras muchos hogares se convierten en huérfanos; mientras los hijos tristes y desolados lloran a sus padres; mientras la madre siente el dolor lacerante en su alma y el padre pierde toda la esperanza. Mientras el miedo arropa a todos los hombres y la angustia encarcela tras sus barrotes a las mujeres. Mientras tanto, el hombre poderoso se engalana con el mismo color de la sangre rutilante derramada, y con una sonrisa afirma que no pasa nada. Mientras tanto, nosotros callamos, solo las tenues voces de algunos que claman en el desierto de la indiferencia, y se escuchan como letanías lejanas. Mientras tanto, nuestro silencio nos ahoga en la vida que nos queda, y mientras nos dicen que no pasa nada, nosotros nada hacemos...

La vida que de la diminuta célula surgió, que buscó caminos para vencer desde el instante en que el reto se presentó, que navegó un océano para llegar al primer albergue que la cobijó; la vida que desde el comienzo se multiplicó en millones de células que fueron entretejiendo al más maravilloso de todos los seres de la Tierra. La vida que sin verla se sintió en el vientre de la madre que palpitó; la vida que de las entrañas se alimentó, a su tiempo la luz vio y con un grito a otras vidas saludó. A esa vida, la de tantos venezolanos, la cruel muerte la luz les arrebató.

Tenemos delante de nosotros la estrategia más diabólica que haya conocido nuestra patria: Con violencia se arrebata la vida, y con indiferencia se le resta más valor cada día. Las cifras de muertes van en aumento y se anuncian con el mismo desparpajo que se anuncian los miles de millones de dólares que recibimos de la venta del petróleo. ¡Nadie tiene derecho de tomar nuestras vidas! La protección de la vida humana es el primer deber de todo gobernante, y el primer derecho de todo ciudadano. Sin el derecho a la vida hemos perdido el fundamento de todos los demás derechos. ¿Dónde está la autoridad del jefe de Estado? ¿Dónde el brío para defender su amor más preciado? ¿Con qué late el corazón de la patria? ¿Con el latido apagado de los hogares que pierden a sus hijos? ¿Para qué invertir en armas para defendernos de otras naciones? A los venezolanos los matan en su propia tierra, sus propios hermanos.

No quisiera escribir sobre la muerte. Quisiera escribir sobre el milagro maravilloso de la vida; quisiera poder contar todas sus alegrías; levantar vuelo en las alturas para remontarme en el horizonte infinito de sus posibilidades. Pero hoy, un grito nace en mis entrañas, y desde mis humildes letras a todos llama. Quisiera, es un anhelo profundo de mi alma que se hermana con tantas madres, que se funde con tantos hijos... Quisiera que todos los venezolanos, de todos los colores y de todos los pensamientos, uniéramos nuestras manos y enlazáramos nuestras voces en un clamor por la vida. Quisiera que con todas nuestras fuerzas, con el ímpetu del amor por nuestros hijos, con la vehemencia más grande que hayamos conocido nos levantáramos en una sola voz para lanzar un grito en defensa por la vida.

Una vez más afirmamos que la vida no tiene precio que pueda ser pagado; Una vez más declaramos que la sangre que tenía que ser derramada ya fue entregada en la cruz del Calvario. Hoy lanzamos un grito para proclamar nuevamente sobre nuestra nación la bendición de Dios sobre todos y pedimos ¡VIDA!

El derecho a la vida, y la vida más feliz posible, es el fundamento de todos los derechos de la humanidad. Sin este derecho no tenemos nada, lo hemos perdido todo.

rosymoros@gmail.com

http://familiaconformealcorazondedios.blogspot.com

@RosaliaMorosB


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (4)
páginas:
1 |
Por Ulises Pedrique
17.11.2012
2:25 PM
...La muerte no forma parte de ninguna voluntad superior y sólo debemos aceptarla como medida extrema de nuestra experiencia temporal, ya que desde el punto de vista espiritual, la muerte no existe. La Voluntad de Dios para nosotros es que seamos felices y no puede haber nadie que vaya en contra de Ésa Voluntad. La Amable periodista ha dispuesto su talento e inteligencia para componer un poema que destaca los ideales de conciencia que despiertan entusiasmo por la vida. No debemos aceptar las injurias del mal con tanta sumisión. Depende de nosotros ampliar y vivificar las voces y las acciones que promueven el bienestar común. Y animarnos, pues, que Dios está con nosotros.
 
Por Ulises Pedrique
17.11.2012
2:24 PM
La manera que han hallado las mafias del poder para someter al pueblo a los designios de sus voluntades, ha sido dividir, aislar y atemorizar a las masas con las banderas del temor, de la tribulación y de la muerte. Dios no es un dios de los muertos, es un Dios de los vivos. Ante esta visión distorsionada de la verdadera realidad, una asociación sincera de mentes sabias y cónsonas con la vida, es esencial para vencer las dificultades inherentes a la violencia, al dolor, al miedo y a las carencias en general. No debemos permitir que ante la estratagema de estas fieras para disgregar la unidad de la sociedad, se pierdan los valores fundamentales de la evolución, de la trascendencia y del progreso. La vida es el don más preciado que posee esta criatura transitoria y terrena, y sólo ante ella debemos responder...
 
Por Ana White
17.11.2012
8:58 AM
MIENTRAS NO DERROTEMOS el miedo, el temor y la angustia; MIENTRAS SIGAMOS OPTANDO por la huida, la sumisión o la indiferencia, SEGUIREMOS ANCLADOS en la provisionalidad de lo individual e identificado con LO EFÍMERO. Alguien dijo: Cuando me decidí a afrontar mis miedos me di cuenta que la mayoría de mis temores fueron provocados por mi propio miedo y lo que ocasionó ese miedo fue el temor a afrontarlo.
 
Por ruben arauno
17.11.2012
1:34 AM
Gran articulo,triste que la mayoria crea que todo esto es culpa de una parte de la poblacion porque sale e noche o es victima del hampa.
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar