Compartir

¿Ideal con mucho real?

MERCEDES MALAVÉ |  EL UNIVERSAL
sábado 17 de noviembre de 2012  12:00 AM
En sus Memorias, el poeta Stephen Spender relata como eran aquellos encuentros de los intelectuales comunistas de su tiempo. Estamos hablando de los años 30 y 40 del siglo XX, cuando el marxismo parecía ser la única ideología por la que valía la pena dedicar los mejores esfuerzos de la razón y de la inspiración artística. Cuenta Spender que "había algo de grotesco en aquel circo de intelectuales a quienes se trataba como príncipes o ministros". Se les transportaba en Rolls Royce atravesando pueblos desgarrados por el hambre y la miseria. "Se nos ofrecían banquetes, fiestas, canciones, danzas, fotografías". Y luego recuerda como "de pronto, la señora Paz la hermosa mujer del no menos hermoso y joven poeta Octavio Paz- estalló en un llanto histérico. Fue un momento revelador de la verdad".

La vigencia de este relato parece a todas luces evidente. Los ideales comunistas, al tiempo que gozan de una innegable fuerza y atractivo intelectual, carecen de la más mínima fuerza como para mover las voluntades de muchos de sus promotores a vivir con un poco de sobriedad y de solidaridad con los más pobres. Hacen falta sensibilidades como la de la mujer de Octavio Paz, lo suficientemente fuertes, femeninas quizás, que digan "basta: dejemos de engañarnos y de engañar a tanta gente".

Si a esto le sumamos que los postulados del marxismo ya no pertenecen a una elite cultivada como sí ocurría en las primeras décadas del siglo XX- sino que ha degenerado en un conjunto de slogan de mercadeo electoral, ideales para justificar gobiernos populistas y autoritarios, parece no quedar más remedio que afirmar que los ideales de Marx están en crisis. No solo falta voluntad para vivir con coherencia, sino que tampoco hay inteligencia suficiente para renovar unos postulados que ya han caducado.

Cuando las crisis llegan a su momento culmen leí en alguna ocasión- entonces comienzan a declinar. Las tendencias culturales comienzan siempre a partir de una aristocracia intelectual que, como cumbres nevadas, derraman sus ideales al resto del grupo social. Si son erróneas o equivocadas tienden a desaparecer una vez que los menos favorecidos perciben el engaño de sus "hermanos mayores". ¿Qué atractivo puede tener, en nuestros días, un liderazgo que predica exactamente lo contrario a lo que vive? ¿Quién puede sentirse dignificado cuando se percate de que lo que recibe es una simple y muy precaria limosna que proviene del derroche de aquellos que se llaman sus defensores? Es solo cuestión de tiempo y dedicación. Dedicarnos a abrir los ojos de todos para ver con más sensatez y sentido de justicia nuestra realidad.   

@mercedesmalave


Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (4)
páginas:
1 |
Por José R Pirela
17.11.2012
4:12 PM
La Justicia no es una Diosa con los ojos tapados, es el Dinero que destapa todos los ojos de los que tienen el Dinero. De esa manera los ideales pertenecen a cada ciudadano, equilibrando la balanza según la normativa establecida y por mutuo acuerdo. Pero en un país como el nuestro, la Diosa de la Justicia se destapa los ojos ante el gobierno que es el dueño de todo el dinero del país.
 
Por JOSE LABASTIDAS HERNANDEZ
17.11.2012
6:51 AM
EL IDEAL SOCIALISTA PARA DESARROLAR EL PAIS Y SU GENTE NO ES YA UNA UTOPIA Y MUCHO MENOS UNA FICCION ""COMUNISTA" QUE ES EN REALIDAD LO QUE LOS ATORMETA A USTEDES MERCEDES MALAVEY DEMAS SICOTICOS ANTICOMUNISTAS RETROGRADAS..LA REPUBLICA BOLIVARIANA TIENE RECURSOS Y FONDOS PORQUE TENEMOS GRACIAS A DIOS UNA RIQUEZA DE EXPORTACION INMNESA QUE ES EL PETROLEO DEL CUAL POR CIERTO QUERIAN VIVIR LOS ARRODILLADOS AL "IDEAL CAPITALISTA" PERO PARA DESANGRAR LA NACION Y APROVECHARSE PERSONAL Y ECONOMICA DE ELLOS..NO SOLAMNET LA BURGUESIA CAPITALISTA ESTABA INTERESA EN EL SAUQEO ETERNO DE NUESTRAS RIQUEZAS SINO QUE SIEMPRE COMPATRIO EL DESPOJO CON EL IMPERILISMO Y SUS LACAYOS...CLARO EL PIAS QUE USTEDES QUIEREN ES EL QUE LES CONVIENE PARA SUS INTERESES ECONOMICO Y PERSONALES Y POR ESO VIVEN DIARIAMNETE ATACANDO LA REVOLUCION BOLIVARIAN Y SUS RESULTADOS QUE LOS DESCONCIERTA...LOS REALES QUE SE INVIERTE ENEL PAIS PARA SOLVENTAR LOS MULTIPLES PROBLEMAS QUE EXISTEN NO SON PRODUCTO DEL "IDEAL COMUNISTA"
 
Por Jose A. Fajardo Puertas
17.11.2012
6:50 AM
Este siglo XXI de las energías renovables, internet, ONG's, carros eléctricos, mayoría de gobiernos democráticos y de mercado libre, cambio de conciencia, libertad de prensa, Derechos Humanos, etc... no puede coexistir con esta guarrería bolchevique anacrónica del siglo XIX por mucho que la maquillen como un "mar de felicidad" o una "patria nueva".
 
Por ruben arauno
17.11.2012
1:27 AM
Pais de oportunista.
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar