Compartir

¿Se puede reformar el socialismo?

El socialismo suele caer de forma estrepitosa y dejar heridas sociales de largo plazo

imageRotate
CARLOS GOEDDER |  EL UNIVERSAL
lunes 12 de noviembre de 2012  12:00 AM
A Manuel Jacobo Cartea, in memoriam



El Muro de Berlín cayó en noviembre de 1989. Siguiendo a Laza Kekic, se tiene que: "Los eventos de 1989 alejaron la tiranía política, la fútil planificación centralizada, la producción de mala calidad y la escasez". ("Twenty years of capitalism: was it worth it?" The world in 2009. EIU). Ahora bien, si una lección puede extraerse de este evento es que el socialismo y el comunismo son difíciles de desbaratar y sus secuelas persisten.

Si bien la incorporación a economía de mercado ha sido razonablemente exitosa en Europa central y Europa del este, las encuestas de preferencia hechas por el Banco Mundial en 2007 en economías exsocialistas, revelaban que sólo 30% de la población se sentía mejor que en 1989 y sólo 15% creía que había menor corrupción. ¿Significa eso que se vivía mejor sin el mercado? La comparación es engañosa por tres motivos. El primero, que la libertad carece de precio, es un valor inmensurable y esa fue la principal ganancia tras caer el comunismo. Lo segundo, que comparar una economía controlada con una de mercado es difícil, especialmente porque nadie expresó sus preferencias cuando había socialismo. Y tercero, la transición hacia la economía de mercado nunca ha sido enteramente "limpia": persisten residuos de burocracia y tráfico de influencia en casos como el ruso (ver "Russia: Ascent and dissent. Financial Times, 11/VII/2011).

Para el caso venezolano en que se está construyendo el "Socialismo del Siglo XXI", la pregunta es si hay forma de hacer un socialismo suave, que capture lo mejor del mercado y el socialismo. Para ello, propongo esta referencia fundamental aportada por M.J. Cartea: Kornai, János. "¿Es reformable el socialismo?" En: De Marx al libre mercado. Editorial Vuelta, 1992.

Kornai vivió la transición húngara al mercado. Él considera dos tipos de socialismo: el clásico -el duro, de Stalin, Mao y Castro- y el reformista: "el nuevo tipo de socialismo que evolucionó (en orden cronológico) con Tito en Yugoslavia, Kádár en Hungría, Deng Xiaoping en China y Gorbachov en la URSS. Los países de socialismo reformista dieron algunos pasos hacia la liberación del ámbito político, descentralizaron en cierta forma el control del sector paraestatal y permitieron hasta cierto punto un margen mayor para el sector privado. Al mismo tiempo, estos países conservaban los atributos principales del sistema socialista: el partido comunista no compartía el poder con ninguna otra fuerza política, el sector paraestatal seguía desempeñando el papel dominante en la economía y el principal coordinador de las actividades económicas era la burocracia centralizada... " (pp. 288-9).

Lo cierto es que tales reformas mantuvieron asfixiado al sector privado. Según Kornai: "la vida cotidiana de las empresas privadas en los países reformistas seguía estando caracterizada por multitud de intervenciones y restricciones burocráticas. El acceso a materiales, créditos y divisas era limitado, y con frecuencia había que obtenerlos en forma ilegal" (p.296).

Kornai señala otro obstáculo: "la persistencia de una enorme burocracia es también resultado espontáneo y natural de la economía socialista" (p. 302).

Hay otro problema. Tiene que ver con el vínculo entre régimen de propiedad y sistema de administración. Se tiene que la propiedad privada y la coordinación de mercado tienen lazos fuertes (son compatibles), como ocurre también entre la propiedad estatal y la coordinación burocrática. Ahora bien: "La relación entre propiedad estatal y coordinación de mercado, y entre propiedad privada y coordinación burocrática pueden caracterizarse como lazos débiles" (p. 306). Tal debilidad hace inestable el socialismo reformista.

Ya se asomaba en el bloque comunista el anhelo por "terceras formas": propiedad cooperativa, comunas, administración obrera, etcétera" (p. 308). Kornai señala que si esas organizaciones fuesen auténticamente fuertes, habrían surgido espontáneamente, porque nadie prohíbe el altruismo y la cooperación bajo el socialismo o el mercado. Lo cierto es que ni antes ni después de las reformas, emergieron significativamente.

En definitiva: la historia es elocuente. Reformar el socialismo está lleno de contradicciones teóricas y prácticas. El socialismo suele caer de forma estrepitosa y dejar heridas sociales de largo plazo. Aún se está a tiempo de detener el incipiente socialismo venezolano. (En el sitio www.cedice.org.ve se conmemora la caída del Muro de Berlín).

cedice@cedice.org.ve

@cedice



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
Comentarios (5)
páginas:
1 |
Por José R Pirela
12.11.2012
3:57 PM
La burocracia es inherente a la organización socialista porque es una de los formas de mantener el control sobre los ciudadanos. La base de sustentación del socialismo es el control de los ciudadanos. Con el control económico, el político y el de la fuerza pública, la libertad ciudadana queda inhabilitada, y con ella, la dignidad humana. La libertad sí tiene un precio: la dignidad. Además, con la libertad ciudadana aumentan los bienes y servicios en cantidad y calidad, disminuye la escasez y la pobreza, aumentando la calidad de vida.
 
Por José R Pirela
12.11.2012
3:57 PM
El 30% y el 15% pueden significar el avance de las reformas socialistas y no la percepción de la libertad de mercado. Para obtener una respuesta acertada, la pregunta debe ser acertada. ¿Qué y cómo se comparó? No tiene nada de difícil comparar una economía de mercado con otra socialista, basta comparar el bienestar y los niveles de pobreza de los países desarrollados con los subdesarrollados. Así mismo, estos indicadores y los que actualmente miden el control estatal sobre los ciudadanos, miden el desarrollo y crecimiento económico en la medida que se desmontan tales controles en los países con socialismo reformista.
 
Por José R Pirela
12.11.2012
3:57 PM
El socialismo ha sido difícil de desbaratar por la costumbre a la dominación. Se dice que el humano es un animal de costumbres. Latinoamérica y todos los países subdesarrollados fueron creados bajo la égida del totalitarismo gubernamental. Así nació, así creció y así se mantiene. Ahora la mitad de venezolanos se ven más protegidos con el disfraz del socialismo comunal, que no es más que llevar el control hasta la propia casa del ciudadano. Le matan los hijos en la calle sin que nada pueda hacer el Consejo Comunal por ellos. Es una aberración que la Psicología Social no logra explicar. El éxito del veloz desarrollo de Norte América se debe a que los fundadores separaron los asuntos públicos de la actividad económica privada de los ciudadanos. Desagregaron todos los órganos del Estado para evitar que la política asumiera el control de la nación y pudieran controlar y dirigir a los ciudadanos. En cambio, nuestros fundadores centralizaron todo el poder político en el gobierno.
 
Por Manuel Vicente Guia Veloz
12.11.2012
9:07 AM
Así como como el Capitalismo engendra dentro de sí su propia negación (K.Marx) el socialismo, como modo de producción cava su propia tumba apenas al nacer. El socialismo, en la practica ha demostrado ser ineficiente en la producción de bienes de consumo, ni se diga de crear bienes de capital o nuevas tecnologías para mejorar la producción misma. Por otra parte la "Burocracia necesaria" se hace INSOSTENIBLE para los mermados medios productivos... Así mismo el aparato represivo, militar y policial desplegado, con miras a reducir la resistencia natural del hombre de pensamiento creativo se convierten en un peso INTOLERABLE para los pocos seres productivos existentes.. La escasez, el HAMBRE, la falta de bienes para satisfacer las necesidades primarias del individuo y masa, conspiran para crear una "SOCIEDAD OCULTA". MAFIA... que controla de manera informal desde las mas pequeños organizaciones clandestinas hasta las mas altas esferas del poder político y social.los ejemplos abundan.
 
Por JOSE NUNES
12.11.2012
7:02 AM
SE VE QUE HAY POCOS LOCOS PULULANDO POR EL MUNDO. PERO EL MAL PERPETRADO POR UNOS POCOS DESTRUYEN LO QUE MUCHOS CON AHINCO Y TESON EDIFICAN.QUE PENA!!!
 
páginas:
1 |
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar