Compartir

Conflicto y estrategia

Se persigue sembrar una ideología que descansa en la sumisión, la mendicidad...

ERNESTO ALVARENGA |  EL UNIVERSAL
miércoles 7 de noviembre de 2012  12:00 AM
Diversas explicaciones han surgido con el fin de comprender, en su justa dimensión, lo sucedido el pasado 7 de octubre. Casi todas coinciden en que no hubo una campaña electoral y posterior elección entre Chávez y Capriles, lo que realmente sucedió fue la arremetida de todo el aparato del Estado, secuestrado institucionalmente por el régimen chavista, en contra de la oposición representada por Henrique Capriles Radonski. A partir de este análisis podemos internalizar que el problema trasciende el tema electoral, como paso previo en la elaboración de una política que agrupe y articule la voluntad democrática de más de 6 millones de venezolanos que concurrieron al acto electoral.

La voluntad de estos millones de ciudadanos también se expresa en las protestas que han ocurrido con mayor intensidad desde el propio 8 de octubre, sin dejar de mencionar el promedio de 14 manifestaciones diarias que se generan en nuestro país desde hace tiempo. Lo que estamos observando no es más que la evidencia de un conjunto de demandas insatisfechas en la población venezolana, cuyo responsable es Hugo Chávez. La canalización que se le ha dado a este descontento, a mi modo de ver, tiene una gran debilidad, a saber, la inexistencia de un diseño político que articule la movilización popular y le brinde dirección estratégica para detener y derrotar una política nefasta que atenta contra el propio Estado. Todo esto en el marco del respeto y la restitución de la Constitución de 1999.

La conflictividad tiene por lo menos dos niveles de expresión, el reivindicativo del área socioeconómica y el de la dimensión política, como puede ser el descontento alrededor de la Resolución 058. El régimen está embistiendo por esos dos frentes, empobreciéndonos y destruyendo todo nuestro aparato productivo, y avanzando en la implementación de un modelo castro-chavista. La pretensión de colocar personas que nada saben de pedagogía a decidir sobre la educación de nuestros niños es aberrante y debe ser derrotada. Tanto en el ámbito de nuestras instituciones educativas, como en cualquier otro en manos del régimen, lo que se persigue es sembrar una ideología que descansa en la sumisión, la mendicidad y en Chávez como dueño de nuestras vidas.

Alvarenga4000@yahoo.com



Más artículos de esta firma

Compartir
¡Participa!

Envíanos tus comentarios
Para escribir tus comentarios en las notas, necesitas ser usuario registrado
de EL UNIVERSAL. Si no lo eres, Regístrate aquí
correo (obligatorio)
clave (obligatorio)
Ingresar
El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro. Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quién los escribe.
El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
Alianzas
fotter clasificados.eluniversal.com Estampas
cerrar