Compartir

¿Hubo o no hubo injerencia?

ADOLFO R. TAYLHARDAT |  EL UNIVERSAL
miércoles 25 de julio de 2012  10:44 AM
Cuando trascendió la noticia de la reunión que sostuvo el conductor de la cancillería con el alto mando militar paraguayo durante el cual los amenazó con represalias internacionales si no impedían que el Senado de ese país decidiera sustituir al expresidente Lugo la explicación oficial fue que no hubo ninguna presión indebida sino una "advertencia  a la cúpula militar paraguaya sobre las eventuales sanciones internacionales contra Paraguay por la destitución de Fernando Lugo". ¿Hay acaso alguna diferencia sustancial?

Para quienes creyeron esta última versión resulta reveladora la narración de los hechos que publicó el prestigioso diario brasileño O Globo en su versión digital. El artículo se titula "Tres presidentes y una propuesta de golpe militar" y aparece en el vespertino para Tablet O Globo o Mais. Su autor de José Casado.

  Según el relato de los hechos que hace el diario brasileño, el "canciller" venezolano llegó a La Asunción junto con sus colegas de Brasil, Argentina y Uruguay en un avión de la Fuerza Aérea brasileña. Venían de la Cumbre de Río+20 que se encontraba reunida en Río de Janeiro. "La iniciativa fue de la presidenta Roussef, quien "se dejó llevar por el activismo retórico de Cristina Kirchner, secundada por corrosivos discursos de Rafael Correa y Evo Morales", quienes repetían recados recibidos del convaleciente führer venezolano. "Dilma no ocultó el encanto por la firmeza del mandatario venezolano quien anunció el fin del suministro de petróleo a Paraguay.

El conductor de la cancillería venezolana se presentó en el Gabinete militar paraguayo acompañado de los embajadores en Brasilia y La Asunción, y del embajador ecuatoriano. Fueron recibidos por el jefe de la casa militar y dos asesores de Lugo. También asistieron los comandantes del Ejército, la Aeronáutica, la Policía y la Guardia Presidencial. La reunión duró cerca de hora y media. "Fue tensa" dice el diario brasileño.

El  conductor de la cancillería conminó a los jefes militares a demostrar apoyo y solidaridad hacia Lugo "e hizo amenazas veladas de que Paraguay sería castigado, insinuando que si no había una sublevación y si fuese reconocido otro presidente, el pueblo sufriría gravísimas consecuencias.
Todo lo tratado en esa reunión quedó grabado en audio y video y fue confirmado por los oficiales durante la interpelación en la Cámara de Diputados, entre ellos el exjefe del Gabinete militar de Lugo.

Cuenta el diario brasileño que el conductor de la cancillería venezolana presentó una propuesta escrita de un "comunicado" para que fuera firmado por los jefes militares, en el cual reconocerían únicamente a Lugo como presidente y los arengó a que "salieran a las calles para no permitir que el proceso siguiera adelante en el Senado. Uno de los militares incluso comentó en la comisión del Congreso que el conductor de la cancillería golpeó la mesa y gritó: ¡"Lugo es el presidente"!

Según el diario O Globo, uno de los militares afirmó que el conductor de la cancillería "no tardó en percibir su fracaso y se despidió de forma descontrolada desahogándose con el embajador venezolano en Brasil" a quien destituyó.

Esto fue "una derrota sin paralelo en la historia reciente de la política exterior brasileña (también en la conducción de la actuación internacional de Venezuela) en un territorio donde la hegemonía política brasileña es secular" comentó O Globo y agregó "la semana siguiente la Roussef lideró la revancha' con la suspensión de Paraguay y la entrada de Venezuela a Mercosur".

La respuesta a la pregunta que se formula en el título de este artículo es más que obvia, pero dejo la respuesta a mis lectores. ¿Se imaginan si la víctima de una patraña como esa, en lugar de un pequeño e indefenso país como Paraguay, hubiese sido Venezuela? En tal caso no habría sido Troya las que habría ardido, las furias del Júpiter tonante se habrían desencadenado por todo el continente, denunciando que Venezuela era víctima de un plan del imperio para apoderarse de nuestro país y su petróleo con la complicidad de "la burguesía capitalista criolla".

En cambio, ante la decisión más que justificada del presidente Franco de declarar persona non grata al conductor de la cancillería, el führer proclamó, en presencia del cuerpo diplomático acreditado en Caracas, incluido el Nuncio Apostólico, que se sentía feliz de la medida aplicada a su canciller y que le habría gustado ser él a quien declararan persona non grata".

¡Qué descaro! Así es como se manejan las relaciones internacionales en este desafortunado país que en mala hora ha caído en manos de incompetentes y que lamentablemente pareciera estar sumando adeptos entre gobiernos que no quieren despegarse de la ubre petrolera en que ha sido convertida Venezuela. Pero falta poco tiempo para que termine esta pesadilla de más de catorce años de mentiras engaños, abusos, ineficiencias, ignorancia, ventajismos, corrupción, siembra de odios, divisiones...

www.adolfotaylhardat.net/indexbis


Más artículos de esta firma

Compartir
Debido al alto tráfico de visitas en la página, El Universal ha decidido restringir la recepción de comentarios en sus noticias del día. Ofrecemos disculpas a los usuarios.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar