Compartir

El problema es más grave

No se trata solo de incapacidad. El chavismo enfrenta inconvenientes más profundos

ELIDES J. ROJAS L. |  EL UNIVERSAL
miércoles 25 de julio de 2012  12:00 AM
El ministro de Alimentación, Carlos Osorio, inauguró una Arepera Venezuela con la modalidad "escuela" en la avenida San Martín, al oeste de Caracas, donde formarán a los trabajadores de las Areperas Socialistas de todo el país.

"Serán instruidos no sólo en las arepas, sino en la preparación de alimentos tradicionales, como cachapas, torta de auyama, de plátano y ensalada de frutas", señaló AVN. "No queremos que el alimento sea visto como una mercancía, sino que sea visto como un elemento para lograr la buena nutrición de los venezolanos", dijo Osorio.

Este resumen de la nota publicada por El Universal ilustra bien el machorreo que hay tras la frente de este gobierno. Atraso, demagogia, limitación en el horizonte, corticos de cabeza.

¿Qué país del mundo puede siquiera pensar en el desarrollo con una dirigencia tan corta de neuronas? En esta materia no vale petróleo ni ingresos, como ya se ha visto. Esto nos lleva a otro plano. Siempre se ha argumentado que el chavismo no tiene futuro entre otras razones por ser un proyecto más de Fidel Castro que propio, por tener como objetivo fundamental el control dictatorial, por tener un eje militarista atrasado y sin valor para el mérito, por su evidente rabia a lo nacional, por dar preferencia a lo extranjero, por el odio de clases que transmite, por ser incapaces de ejecutar planes con algún éxito, por lo corruptos que son.

Se ha dicho que este gobierno está condenado al fracaso por su incapacidad para proyectar y hacer viables sus proyectos, porque todo lo que hacen se piensa por demagogia y para fregar a alguien. No podrá avanzar por ser un gobierno destructor. Son irresponsables, violentos, represivos y cupulares. Aparte de mentirosos en grado de marca mundial.

Pero esas no son las razones del crimen que están cometiendo contra Venezuela. No. Es un problema natural. Es más grave de lo que se pensó: vinieron fallos de cerebro, vinieron con serios problemas neuronales.

Mientras los países serios están pensando en universidades, en niveles de educación óptimos y de excelencia, aquí los chavistas piensan en escuelas para perfeccionar la arepa socialista. Mientras los japoneses reconstruyeron el desastre del terremoto casi en un 100%, los chavistas tienen 14 años tratando de tapar los huecos de la Autopista Regional del Centro. Mientras los países bien dotados asumen la producción en función de calidad y competencia, los chavistas expropian y roban para luego abandonar las empresas y haciendas. Mientras un país moderno planifica crecimiento habitacional a 20 años, el chavismo mete a la gente en hoteles y centros comerciales confiscados.

Es más que incapacidad.

erojas@eluniversal.com / Twitter: @ejrl



Más artículos de esta firma

Compartir
Debido al alto tráfico de visitas en la página, El Universal ha decidido restringir la recepción de comentarios en sus noticias del día. Ofrecemos disculpas a los usuarios.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar