Compartir

Apoteósico

ADOLFO R. TAYLHARDAT |  EL UNIVERSAL
miércoles 13 de junio de 2012  04:42 PM
El evento de la presentación de la candidatura de Henrique Capriles Radonski para la presidencia de Venezuela en las elecciones del 7 de octubre próximo fue definitivamente apoteósico y como han dicho muchos politólogos y analistas políticos, marca una página trascendental en la historia del país.

El caudaloso río de ciudadanos de todos los niveles de la sociedad que marchó a través de las calles de Caracas desde el Parque del Este, al cual fueron confluyendo diversos afluentes a lo largo de su recorrido, sólo es comparable con aquella memorable marcha del 11 de abril del 2002 que el régimen todavía se empeña en calificar como subversiva.

El domingo marchó no menos de un millón de personas. En la plaza Caracas, en las zonas aledañas y en las calles y avenidas que conducen hacia el CNE la multitud era compacta, alegre, cantando, bailando, portando banderas de todos los factores políticos que integran la unidad y pancartas con consignas vitoreando al candidato de todos los venezolanos y de todos los colores como ha prometido ser Henrique Capriles.

Sería injusto dejar de mencionar el comportamiento de las autoridades. Concedieron a tiempo todos los permisos necesarios y cumplieron el compromiso de que contribuirían a la seguridad de los participantes en la marcha para que todo ocurriera en forma pacífica y armónica. Es la primera vez, desde el 11 de abril, que el oficialismo no interfiere ni boicotea con sus grupos de elementos provocadores un acto de esa naturaleza, permitiendo, también por primera vez desde el año 2002, que los ciudadanos llegaran hasta la sede de uno de los poderes públicos.

También merece encomio el recibimiento sobrio, cortés y hasta amable como por demás debía ser   que las autoridades del CNE brindaron al candidato a las puertas de ese organismo.

Salvo algunos casos aislados de provocación protagonizados por parlamentarios oficialistas o funcionarios de la Asamblea Nacional contra personas que pasaron delante de la sede de esa institución para llegar a la plaza Caracas, no hubo ninguna discordante.

El acto de consignación de las postulaciones por parte de los partidos políticos y organizaciones que integran la Unidad Democrática transcurrió igualmente sin tropiezos.

Es de esperar que esta sea la tónica que rija el comportamiento del CNE durante el resto del proceso eleccionario y que este se desarrolle bajo el mismo clima de respeto hasta el día que se conozcan los resultados de la elección.

Pero lo ocurrido este domingo no es sino un primer peldaño de la empinada y difícil escalera que falta por subir. Ahora comienza quizás la etapa más difícil que consiste en consolidar y acrecentar el apoyo a la candidatura de Henrique Capriles, haciendo frente al ventajismo, los atropellos y los abusos del partido de gobierno en su empeño por imponer la permanencia en el poder de su candidato. Seguramente ocurrirán nuevas tropelías como las decisiones del TSJ en relación con las directivas de los partidos Podemos y PPT, así como la decisión del CNE de no abrir el centro de votación en Miami para obligar a los electores de esa circunscripción y los estados vecinos a trasladarse hasta Nueva Orleans para ejerce su sagrado derecho al voto. Estas medidas evidentemente persiguen disminuir el caudal del voto de la oposición. Pero al régimen le saldrá "el tiro por la culata". Estos obstáculos serán superados con el mismo espíritu democrático que ha prevalecido en el seno de la Unidad.

El sábado pasado, en su sorpresiva reaparición después de haber permanecido mucho tiempo ausente debido al grave mal que le aqueja, el führer no escatimó la ocasión para mofarse de la oposición: "Ellos dicen que mañana habrá un mar de gente en la plaza Caracas. No sé de dónde lo van a sacar". La respuesta no pudo ser más convincente.

Mientras tanto, el régimen obliga a los funcionarios de la administración pública so pena de represalia, a asistir al acto de la inscripción del "otro candidato" como lo llama Capriles Radonski. Difícilmente, aun trayendo autobuses cargados de gente desde el interior, como acostumbra hacer, podrá reunir una multitud comparable con la del domingo. Veremos.

www.adolfotaylhardat.net/indexbis 
 


Más artículos de esta firma

Compartir
Debido al alto tráfico de visitas en la página, El Universal ha decidido restringir la recepción de comentarios en sus noticias del día. Ofrecemos disculpas a los usuarios.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar