Compartir

La rumba en el penal

ORIAN BRITO PEÑA |  EL UNIVERSAL
sábado 2 de junio de 2012  05:20 PM
Si nadie había entendido en qué consiste el proceso de humanización del sistema carcelario venezolano, esta semana quedó al descubierto con trabajos realizados por el diario El Universal, que revela cómo los sitios de reclusión fungen como centros de distracción para internos, familiares, niños y curiosos.

El penal de Tocorón podría ser el Poliedro del estado Aragua en este caso, allí se presentan artistas nacionales e internacionales, tienen hasta pautas publicitarias en emisoras radiales para que la gente se "anime" a disfrutar en la "disco Tokio", música, alcohol en una celebración que puede durar todo el fin de semana. En el evento del Día de las Madres hasta rifas hubo, fuentes del internado estiman que el costo de la celebración fue de 400 mil bolívares fuertes.

En Tocuyito, en el estado Carabobo, a pesar del hacinamiento tienen áreas para baile, miniteca, casino, manga de coleo, gallera y hasta tubo para show de strippers, también se presentan artistas nacionales e internacionales. Los reclusos disfrutan de los espectáculos en compañía de sus familiares.

En el centro de reclusión San Antonio en el estado Nueva Esparta, la situación es similar, adentro cuentan con piscina, zonas para baile en donde se puede pasar un fin de semana. En el extinto penal La Planta también se realizaban conciertos musicales y las esposas de los reclusos podían pernoctar desde el viernes hasta el domingo.

Todo indica que tras las rejas no todo es malo, a través de la música, alcohol y otras actividades los reclusos disfrutan mientras pagan una condena. El deporte y la educación quedaron atrás como elementos que permitan la reinserción de aquellos que comenten delitos. Reclusos, familiares y conocidos ya tienen el hábito de acudir a las cárceles para disfrutar de una buena rumba.

¿Quién planifica estos eventos? ¿Con qué dinero? ¿Quién autoriza la entrada del licor? ¿Quién contacta a los cantantes nacionales e internacionales? ¿Cómo se permite la pernocta de familiares? Preguntas sin respuesta, en una situación atípica que supera la capacidad de asombro de cualquier persona.
Sin intención de ser pesimista dudo que en un año la crisis en el sistema penitenciario venezolano esté resuelta. Desde los sucesos de El Rodeo queda demostrado que el problema puede ser más allá de lo que se imagina.

Exigirle a la ministra para los asuntos penitenciarios Iris Varela, que explique el por qué de las rumbas en el penal es como pedirle al cielo nieve para Maracaibo. Así que siga la fiesta, hasta que la racionalidad y el orden regresen al país.

http://miverdadrelativa.wordpress.com/


Más artículos de esta firma

Compartir
Debido al alto tráfico de visitas en la página, El Universal ha decidido restringir la recepción de comentarios en sus noticias del día. Ofrecemos disculpas a los usuarios.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar