Compartir

La educación en América Latina

Para el Banco Mundial la calidad de la educación latinoamericana deja mucho que desear

ALFREDO TORO HARDY |  EL UNIVERSAL
jueves 17 de mayo de 2012  12:00 AM
Dentro del mapa de ruta que debe seguir América Latina el desarrollo humano ocupa un lugar fundamental y, dentro de éste, la educación resulta clave. Teniendo a la cabeza a Cuba, Chile, Argentina y Venezuela en materia de alfabetización, la región cuenta todavía con 35 millones de analfabetas por debajo de los quince años (Unesco, The State of Education in Latin America and the Caribbean, August 2008). En cuanto a la educación primaria un reporte conjunto de Cepal y Unesco de 2004 señala- ba que entre 1990 y 2001 el nivel de matriculación en la región había pasado de 89 a 94 por ciento, lo que sugería que la universalización de la misma se encontraba a corta distancia (Financing and Managing Education in Latin America and the Caribbean). En un subsiguiente reporte de Unesco, de 2008, se refería que con la excepción de algunos países centroamericanos, la universalización en educación primaria ya había sido alcanzada (obra citada).

En relación a la educación secundaria el reporte de 2004 señalaba que entre 2000 y 2001 la culminación de dicho ciclo oscilaba entre 26% en los países rezagados y 80% en los más adelantados (Cuba no era mencionada). Dicho informe consideraba que una educación formal de entre 11 y 12 años era necesaria para emerger de la pobreza, mencionándose que entre el 72 y el 96 por ciento de las familias bajo la línea de pobreza en la región contaban como jefe de hogar con un adulto con menos de 9 años de educación formal. Igualmente refería que el adulto latinoamericano proveniente del 10% de mayores recursos contaba con 7 años más de educación formal que el proveniente del 30% más pobre. El reporte de 2008 señalaba que en algunos países de la región ya se había universalizado la culminación de la educación secundaria, aunque dicha meta seguía fuera de alcance para otros países, particularmente los centroamericanos. En estos últimos el 50% no culminaba dicho ciclo.

Con respecto al nivel de matriculación universitaria los porcentajes serían los siguientes para un grupo variado de países: Cuba 121,5; Venezuela 78,6; Uruguay 64,9; Chile 54,8; Brasil, 34,4; México 27,2. Es importante señalar que Cuba ocupa el primer lugar mundial en inscripción universitaria en relación a la población estudiantil y Venezuela el séptimo (The Economist, Pocket World in Figures: 2012 Edition).

Según el reporte de 2004 en el 2000 sólo cuatro países de la región dedicaban más del 5,5% de su PIB a educación, lo que constituye el promedio que invierten los países miembros de la OCDE. Cuba se encontraba a la cabeza con 8,5% del PIB. Para 2007 sólo Cuba con un 11,9% de su PIB superaba dicho 5,5% en inversión educativa (Cepal, Statistical Yearbook for Latin America and the Caribbean, 2010).

Para el Banco Mundial, sin embargo, la calidad de la educación latinoamericana deja mucho que desear. Al efecto refiere que en la última evaluación PISA en la que participaron estudiantes de 15 años de 65 países, los cuatro países latinoamericanos representados quedaron en el tercio más bajo, lo que sugiere un rezago equivalente a dos años de educación (Latin America and the Caribbean's Long Term Growth: Made in China?, septiembre 2011).

Queda pues mucho por hacer.

altohar@hotmail.com



Más artículos de esta firma

Compartir
Debido al alto tráfico de visitas en la página, El Universal ha decidido restringir la recepción de comentarios en sus noticias del día. Ofrecemos disculpas a los usuarios.
ESPACIO PUBLICITARIO
ESPACIO PUBLICITARIO
cerrar