Espacio publicitario

 

Sobre Alejandro Jodorowsky

Un sabio de la libertad

En abril de este año el artista y psicoterapeuta chileno Alejandro Jodorowsky dictó desde París una videoconferencia en el Congreso Mente Superconsciente, llevado acabo en México

Jean-Marie Dreujou

  • SIMÓN RODRÍGUEZ LANDAETA

16 de octubre de 2017 09:39 AM

Actualizado el 23 de octubre de 2017 13:40 PM

PARA COMPARTIR

"Mis mentiras son mi mundo, son tan verdaderas como mis verdades…" Alejandro Jodorowsky #Verbigracia

"Somos vida que entró en la materia." Alejandro Jodorowsky #Verbigracia

Un hombre extravagante: escritor, terapeuta, dibujante, dramaturgo, tarotista, cineasta, gurú, poeta, farsante, genio… Una especie de Leonardo contemporáneo que ha hecho lo que ha querido, rompiendo cualquier tipo de paradigma y atendiendo solo a los extraños designios de su alma. Padre del teatro pánico, la psicomagia y la psicogenealogía evolutiva, Alejandro Jodorowsky ha consagrado su vida a dos cosas que ha terminado transformando en una sola, el arte y la sanación espiritual.

Esta fusión entre lo artístico y lo terapéutico parece generar cierto escozor en las ínfulas de los intelectuales de las artes y la psicología, entendiendo que una cosa puede quitarle esencia y calidad a la otra. A los literatos les activa la tirria hacia los best sellers de autoayuda. Para los filósofos, las búsquedas mágico-espirituosas suenan a acto de circo, a show de predicador curando la ceguera entre los vítores de un estadio de fútbol. Realmente, no hay que culparlos por ese escepticismo, porque si hay algo de lo que podemos estar seguros es de que el Jodo ha decidido sacar al teatro del teatro y convertir cada uno de sus actos en un espectáculo público. “Mis mentiras son mi mundo, son tan verdaderas como mis verdades… de vez en cuando hay que mentir para darse ánimos, eso se llama la mentira sagrada”, dijo una vez el chileno en entrevista con Cristián Warnken.

Ante esa mentira necesaria, esa evidente espectacularidad, es menester tener oído avisado y ser suspicaz con las palabras del maestro, pero nunca dudar de su sabiduría. Como dice Javier Cercas en su novela El Impostor (2014): “una mentira solo triunfa si está amasada con verdades”. Lo que buscamos cuando leemos una novela o cuando vemos una película, ¿no son, acaso, las verdades que se encuentran en la ficción? ¿No están los escritos de Borges plagados de mentiras? Y sin embargo, nadie ha tildado al argentino de ser un orate, como muchos han tratado de hacer quedar a Jodorowsky.

Viendo la última gran conferencia que dio el chileno este año en el Congreso Mente Superconsciente, se pueden extraer algunas frases que entran en consonancia con el pensamiento de algunos de los filósofos más respetados de la historia. Cuando Alejandro afirma: “Yo no hablo de palabras, hablo de experiencias”, en cierto sentido lo hace por la certeza nietszcheana de que: “La cosa en sí (esto sería justamente la verdad pura y sin consecuencias) es también totalmente inaprehensible y en absoluto deseable para el creador del lenguaje” (1873). Hay que liberarse, pues, del lenguaje, ya que es limitado, y la conciencia del hombre debe expandirse y trascender sus límites para entender la existencia, porque la vida, según dice, “es una y eterna”. La concepción que tiene Jodorowsky del hombre como “vida que entró en la materia” puede ser entendida a la luz de ese maravilloso ensayo de Gilles Deleuze titulado La inmanencia: una vida… (1995): “Una vida está en todas partes, en todos los momentos que atraviesa este o aquel sujeto viviente y que miden ciertos objetos vividos: vida inmanente llevándose los acontecimientos o singularidades que no hacen más que actualizarse en los sujetos y los objetos”.

Pero el sujeto, en cuanto nace empieza a ser determinado por el nombre, el sexo, la nacionalidad… La nacionalidad porque, según piensa el chileno, “la patria es una frontera artificial creada por una tradición”, esa contundente verdad que ha encontrado su mejor explicación en Comunidades imaginadas (1983), de Benedict Anderson. Todo esto limita la pura potencia de la vida, ese concepto que desarrolló Spinoza, y que se manifiesta en el pensamiento de Jodorowsky, tamizado por las teorías de Freud sobre la libido, cuando nos impele a no definirnos sexualmente, sino a utilizar nuestra energía sexual como “una energía de vida creativa”, que, como acota, nos da la posibilidad de transformar nuestro entorno.

Queda claro que ciertas exasperaciones, ciertos juegos mentales y ciertas elucubraciones metafísicas del discurso de Jodorowsky están un tanto tiradas de los pelos. Sin embargo, queda demostrado el valor de varias de sus afirmaciones. El llamado liberarse, a romper límites, a reafirmar nuestra potencia, nuestra vida, porque solo haciendo esto podemos llegar a la conciencia, cambiar y hacer que cambie nuestro alrededor, esa es la gran verdad que nos enseña Alejandro Jodorowsky.


Fuentes bibliográficas

Anderson, B. (1983) Comunidades imaginadas. México D. F.: Fondo de Cultura Económica

Cercas, J. (2014) El Impostor. España: Penguim Random House

Deleuze, G. (1995) "La inmanencia: una vida..." en Giorgi, G. y Rodríguez, F. (2009) Ensayos sobre biopolítica. Excesos de vida. Buenos Aires: Paidós.

Niestszche, F. (1873) Sobre la verdad y la mentira en el sentido extramoral. Simón Royo Hernández: https://www.lacavernadeplaton.com/articulosbis/verdadymentira.pdf

Espacio publicitario

Nombre y Apellido:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Normativa para emitir comentarios
  • Al emitir su opinión en El Universal debe hacerlo con Nombre y Apellido, no se aprobarán mensajes con datos incompletos.
  • El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro.
  • Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
  • El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.
  • Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quien los escribe.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes xenófobos o discriminatorios.
  • El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.

Espacio publicitario

Espacio publicitario

ENCUESTA

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario