Espacio publicitario

 

CRÍTICA

Las verdades absolutas de Guzmán Blanco

Guzmán fue el primer presidente que se encargó de rescatar la historia de la guerra de independencia, dando una visión que ensalzaba los valores de quienes participaron en ella, ofreciendo a estos héroes como ejemplo de ciudadanía y de patriotismo para todos los venezolanos. En este ámbito fue fundamental la participación del escritor Eduardo Blanco

Michael Zerpa

  • SIMÓN RODRÍGUEZ LANDAETA

21 de junio de 2016 17:44 PM

Actualizado el 23 de junio de 2016 14:25 PM

PARA COMPARTIR

La función ideológica de Venezuela heroica, de Eduardo Blanco.


El general Antonio Guzmán Blanco se encargó, durante su período de hegemonía política (1870-1888), de sentar las bases de una unidad nacional estable que le permitiera llevar a cabo su ideal afrancesado de modernización, en una Venezuela que todavía arrastraba los estragos de la Guerra Federal. Para esto, Guzmán se esforzó, como ninguno de sus predecesores en la presidencia, en reforzar sus aparatos ideológicos para crear una identidad, unos valores, un sentimiento de patria. Guzmán conocía el poder que ejercía la ideología sobre los sujetos y el papel fundamental que tenían los aparatos ideológicos del Estado en la conformación de un proyecto de país, tal como lo describió el filósofo Louis Althusser, años más tarde, en su libro, Ideología y aparatos ideológicos de Estado: “ninguna clase puede tener en sus manos el poder de Estado en forma duradera sin ejercer al mismo tiempo su hegemonía sobre y en los aparatos ideológicos de Estado.” (1974, p. 32)

Guzmán fue el primer presidente que se encargó de rescatar la historia de la guerra de independencia, dando una visión que ensalzaba los valores de quienes participaron en ella, ofreciendo a estos héroes como ejemplo de ciudadanía y de patriotismo para todos los venezolanos. En este ámbito fue fundamental la participación del escritor Eduardo Blanco, quien escribió la primera epopeya de tema venezolano, titulada Venezuela heroica, publicada por primera vez en 1881, en vísperas del centenario del nacimiento de Bolívar. Esta novela no solo se hizo presente como medio de difusión ideológica en el aparato ideológico cultural, sino que fue difundida a través de la prensa y, además, fue instaurada como lectura obligatoria en las escuelas.

Venezuela heroica retrata el hecho histórico de las gestas independentistas en un tono romántico que caracteriza el estilo poético de Eduardo Blanco, muy acorde con el gusto de la época. Todos los recursos estilísticos de la obra están orientados a establecer una posición ideológica clara, que se impone al lector para que la acepte sin ponerla en duda. En este sentido, es importante recalcar que el libro muestra una visión maniqueísta de la guerra de independencia; sublima los hechos para mostrar un mundo idealizado, circunscribiéndose en una estética de luz y de oscuridad, que nos muestra al bando de los liberales en el campo de la luz, es decir, del bien, y a los realistas, en el de la oscuridad, es decir, del mal. Esto se nota cuando comparamos la descripción vilipendiosa del ejército de Boves:

Aquella falange desordenada; aquel tropel de bestias y de hombres feroces; aquel híbrido hacinamiento de razas en el más alto grado de barbarie, esclavos sumisos a la vez que verdugos implacables; aquel ejército, en fin, fantástico y grotesco por la singularidad del equipo en que predominaba el desnudo, ponía espanto e inspiraba horror. (Blanco, 2000, p. 31)

Con la descripción halagüeña del ejército libertador:

¡Qué hombres! Astros brillantes en aquel grupo de estrellas cuyo sol fue Bolívar, cada uno de ellos en lo porvenir describirá su órbita, alcanzará luz propia, y legará a las futuras generaciones con el ejemplo de sus virtudes republicanas, honra y gloria para la patria. (Blanco, 2000, p. 35)

Althusser nos dice que:

[…]es propio de la ideología imponer (sin parecerlo, dado que son “evidencias”) las evidencias que no podemos dejar de reconocer, y ante las cuales tenemos la inevitable y natural reacción de exclamar (en voz alta o en el “silencio de la conciencia”): “¡Es evidente! ¡Eso es! ¡Es muy cierto!” (1974, p. 66)

Esto se muestra claramente en Venezuela heroica, puesto que el autor busca que reconozcamos a los héroes de la independencia como los padres de nuestra patria y que, por tanto, entendamos que debemos honrarlos, tenerles respeto y mantener sus acciones en nuestra memoria como hechos incuestionables:

De las que pueden llamarse tinieblas de la historia, sólo salva la gratitud y el buen criterio de los pueblos a aquellos de sus héroes que, por virtudes muy probadas, se hicieron acreedores a una justa recompensa; y que, aunque no tenidos por genios universales, dieron sin embargo de sí lo que el deber les exigía. Ribas se impone a nuestra admiración por su heroísmo; a nuestra gratitud, por sus altos servicios a la patria. Su renombre vivirá con nosotros mientras aliente la República. Nuestros hijos cantarán las proezas del vencedor en La Victoria. El héroe mártir crecerá en la leyenda. La tradición compendiará su historia en esta frase: “luchando por la patria, supo vencer y morir”. (Blanco, 2000, pp. 50-51)

Al identificar su gestión con este imaginario heroico, y, hay que recordar, de marcado carácter militar, Guzmán Blanco justifica ideológicamente su accionar político. Por esto, el general se encargó de divulgar esta obra como “historia”, es decir, como verdad absoluta. La idea fue tan efectiva que aún hoy esta concepción romántica de la historia se mantiene como discurso hegemónico en la cultura de Venezuela, siendo parte fundamental de nuestra identidad nacional, que es en sí misma la ideología que actúa con mayor fuerza sobre los sujetos venezolanos. 


El autor de este texto es Simón Rodríguez, y cursa tercer año en la escuela de Letras de la Universidad Católica Andrés Bello.

Referencias bibliográficas

Althusser, L. (1974) Ideología y aparatos ideológicos de Estado. Buenos Aires: Nueva Visión.

Blanco, E. (2000) Venezuela heroica. Caracas: EDUVEN.

Espacio publicitario

Nombre y Apellido:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Normativa para emitir comentarios
  • Al emitir su opinión en El Universal debe hacerlo con Nombre y Apellido, no se aprobarán mensajes con datos incompletos.
  • El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro.
  • Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
  • El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.
  • Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quien los escribe.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes xenófobos o discriminatorios.
  • El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.

Espacio publicitario

Espacio publicitario

ENCUESTA

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario