Espacio publicitario

Alberto Castillo Vicci polifacético defensor de la libertad y la democracia

A sus 79 años acaba de recibir el premio 2017 por su destacada labor en pro del avance de las Ciencias de la Computación en Venezuela, que otorga la Sociedad Venezolana de Computación

El progreso de un país se mide a través del grado de avance social y debe evaluarse de acuerdo al respeto a los derechos humanos, si esto no existe está destinada como sociedad y país al fracaso

El progreso de un país se mide a través del grado de avance social y debe evaluarse de acuerdo al respeto a los derechos humanos, si esto no existe está destinada como sociedad y país al fracaso

HÉCTOR SEGURA

  • MARLA PRATO

03 de diciembre de 2017 04:30 AM

PARA COMPARTIR

Vicci: La calidad de las universidades y de tecnociencia implican contar con libertad y democracia

La visión de Vicci ha sido aplicada en cada una de las etapas de su recorrido por este mundo

Barquisimeto.- Alberto Castillo Vicci no es un nombre y apellido más, es la identidad de un hombre que ha hecho historia en el país al quedar su nombre grabado como el programador del primer computador instalado en el país, la IBM 650 Data Center en 1958.

Pero su vida no se quedó congelada allí pues durante 60 años ha ido dejando huellas a lo largo de su rica trayectoria, al ser creador de diversas carreras universitarias en Computación, Informática, Sistemas y “áreas afines” en universidades como la Centro Occidental Lisandro Alvarado  (UCLA), Metropolitana (Unimet), Yacambú (UNY), Fermín Toro (UFT), Colegio Universitario de Caracas (CUC) y Colegio Universitario de Los Teques (Cultca). Es además escritor y en su haber tiene más de siete novelas ajenas totalmente a la ciencia, así como numerosos libros y escritos científicos, premios y reconocimientos literarios.

Su trayectoria le valió este año, el reconocimiento de la Sociedad Venezolana de Computación al otorgarle este mes el Premio 2017 por su extraordinaria labor en pro del avance de las Ciencias de la Computación en Venezuela.

Libertad es progreso

A sus 79 años mantiene una actividad intensa llena de nuevos proyectos técnicos y científicos que, a su criterio, deben desarrollarse para poder hablar de progreso real, dentro de las universidades, pero para ello, advierte, debe contarse con libertad y democracia, de lo contrario el destino es el fracaso.

Su visión de vida ha sido aplicada en cada una de las etapas de su recorrido por este mundo, asegura. Para él, el progreso tecno científico de un país debe evaluarse a través del grado de mejora social que aporte y debe medirse por la justicia, libertad, igualdad y bienestar social, es decir en donde exista respeto a los derechos humanos, pues de lo contrario se estanca.

“El desarrollo del conocimiento científico, base de la tecnociencia, exige un ambiente libre de todo dogma autoritario, para que pueda darse la conjetura científica y la refutación o cuestionamiento que son las bases de su progreso”, sostiene.

En consecuencia, se puede decir que la calidad de las universidades y de la tecnociencia implica contar con libertad y democracia, estas deben ser autónomas porque se trata de una sociedad que busca la verdad.

Castillo ha sido profesor por más de 40 años, fue el coordinador de la Comisión para crear la Escuela de Ciencias con las carreras de Análisis de Sistemas (TSU), Ingeniería Informática y Matemáticas en el año 1976 de la Universidad Centro occidental Lisando Alvarado, (UCLA).

“Por eso digo que la universidad autónoma es lo más opuesto a la limitación de los derechos humanos, y libertades que impiden precisamente el pensamiento crítico fundamental para la creación, la investigación en todos sus ámbitos tanto tecno científico como humanista”, insiste.

La investigación en las universidades está paralizada

Lamenta Castillo la situación de las universidades venezolanas “actualmente en donde la investigación y la calidad se han visto severamente afectadas por la falta de presupuesto. Se trata de un retroceso grave para la ciencia, porque al no existir posibilidades de investigación se cercena la creación científica”. Como ejemplo citó los grandes cambios ocurridos en el siglo 20, que fueron muchos más que los ocurridos durante los años del Imperio Romano o los 100 mil años de la Edad de Piedra.

Esos cambios se debieron más a los descubrimientos de la ciencia y a los inventos de tecnología que, a las dos guerras mundiales, totalitarismos, genocidios y etnocidios que dividieron al mundo en dos bloques industriales- militares incompatibles y opuestos que se prometían el triunfo sobre la destrucción total del otro y convertir al planeta con el Armagedon termonuclear.

En el siglo 20 el genio científico del hombre- señala – hizo posible resolver el problema económico, fue el siglo de los cambios,  quedó en manos de los hombres la posibilidad de la aniquilación de la raza humana, pero también se dieron avances como  la desintegración del átomo, la separación de genes, la clonación de una oveja, se inventó el plástico, el radar, el sonar, los escáneres, el láser y el chip de silicón, los aeroplanos, los satélites, los cohetes y la televisión, se comprueba la expansión del Universo y se identifican los agujeros negros, entre otros avances. Cientos de descubrimientos, curas de enfermedades, teorías revolucionarias se dieron en este siglo todo debido a la ciencia.

Por eso es tan importante la creación científica en libertad que permite la investigación sin restricciones, sin ideologías totalitarias que impiden el avance y por ende el bienestar del hombre en esta tierra.

Este profesor graduado en la universidad de Wisconsin (USA) en BA Computer Sciences en el año 1969, con área de conocimiento en Artificial Intelligence, cuenta con un grueso expediente curricular con postgrados en la Universidad Simón Bolívar y en otras universidades estadounidenses, además de una experiencia docente y laboral desde los inicios de la computación en Venezuela.

41 años al frente de las cátedras de la UCLA no le impidieron dedicarse a la literatura que es su pasión paralela en donde descarga su ingenio creador de musas, sueños y fantasías totalmente opuesto a su labor tecno científica.

Sus libros han recibido premios y reconocimientos tanto en Venezuela como en el exterior, lo que lo llena de satisfacción, por su diversidad ya que no sigue una línea creativa única siendo la diversidad de expresión su fuerte. Los ejemplos están en sus ediciones impresas como Como Demiurgo S.A Fábrica de Utopías; Proyecto Tanato; Ciberpresidente, Ciencia y Misticismo (…) Hoy; Cuentos Esotéricos, La Plenitud de Los Tiempos y Memorias de Mabil.

Insiste Alberto Castillo en recitar un texto de El Quijote y que a su juicio define la vida del hombre y su progreso o fracaso: La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre; por la libertad, así como por la honra se puede y debe aventurar la vida, y por el contrario, el cautiverio es el mayor mal que puede venir a los hombres”. (Don Quijote. Segunda Parte. Capitulo LVIII. Miguel de Cervantes Saavedra.)

Espacio publicitario

Nombre y Apellido:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Normativa para emitir comentarios
  • Al emitir su opinión en El Universal debe hacerlo con Nombre y Apellido, no se aprobarán mensajes con datos incompletos.
  • El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro.
  • Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
  • El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.
  • Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quien los escribe.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes xenófobos o discriminatorios.
  • El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.

Espacio publicitario

ENCUESTA

Espacio publicitario

Espacio publicitario