Espacio publicitario

 

PERSONAJE Felipe Izcaray

Sueños cumplidos

A sus 67 años es el director artístico del Sistema Nacional de Orquestas y Coros de Carora, en Lara

Se autodefine con la frase que le dijo Alirio Díaz en 1969: músico de pura cepa

Se autodefine con la frase que le dijo Alirio Díaz en 1969: músico de pura cepa

Cortesía

  • Elena Soto

15 de noviembre de 2017 06:02 AM

PARA COMPARTIR

Sueños cumplidos

 —¿Un acorde que defina su infancia?

—Hasta los 13 años, un clúster confuso de ideas, un racimo de notas, de sonidos conjuntos pero inconexos. A partir de escuchar, en un ensayo del orfeón Carora, el primer acorde de La Primavera de Moisés Moleiro, un armonioso Sol Mayor. Al día siguiente ingresé a ese coro y me uní a la música para siempre.

—¿Se cumplieron sus sueños infantiles?

—El gordito, mal atleta y pésimo boy scout que soñaba con jugar con los Yankees de Nueva York y con el Magallanes estaba condenado al fracaso de esos sueños. Los sueños posteriores al Sol Mayor se han cumplido y multiplicado como aquellos panes y peces.

—¿Sus estudios inconclusos de Sociología influyeron en su filosofía de vida?

—Sí. Es una hermosa carrera, de contacto con lo más preciado de la humanidad, que es la interacción social. A través de la Sociología y los excelentes profesores que tuve en la UCV comprendí el rol de la historia del pensamiento social en la evolución humana. Las horas de trabajo práctico y las encuestas en barrios caraqueños me hicieron conocer el verdadero corazón de Venezuela.

—¿Cuál fue la crisis más complicada de su matrimonio y cómo la superaron?

—En 47 años de vida en pareja se presentan muchas encrucijadas. En esas encrucijadas hay que decidir ¿Tomo otro rumbo? ¿Sigo derecho? Nuestras afinidades nos guiaron hacia la ruta de la vida en común. A estas alturas el camino luce despejado.

—¿Cómo fue la declaración de amor entre usted y Norma?

—Yo escogí muy joven y sin titubeos a mi compañera de vida, y se lo hice saber casi de inmediato. No fue fácil convencerla. Había muchos pretendientes y yo era el “amigo”. Baste con decir que me ayudó Beethoven.

—¿Cuáles son sus pasatiempos?

—Los más marcados son el cine, pasión que me llena desde muy niño, la lectura, pasión que trato de retomar últimamente, y coleccionar recuerdos, pasión que me anima a construir una memoria de mi vida.

—¿Algún arrepentimiento anida en su alma?

—Haber carecido de cierta dosis necesaria de malicia. He sido demasiado confiado e ingenuo con personas que no lo merecen.

—¿Cuál es su mayor temor?

—Que un error mío trascienda.

—¿Le han robado un beso?

—Sí, pero hice que me lo devolvieran.

—¿Cómo celebra la Navidad?

—Con una fiesta familiar.

Amante de la dirección y de la enseñanza

Las experiencias de dirección implican una enseñanza. “Se puede ser pedagógico aunque sólo sea para expresar con gestos lo que deseas transmitir. Amo la docencia, y poder ser una influencia positiva en la vida de un niño con tus conocimientos es una experiencia inigualable, con gratificaciones que van más allá de lo monetario”.

Un remanso de paz en medio de la intensidad

Con orgullo manifiesta que su esposa Norma Isabel Pinto e hijos: Carlos, Samuel y Manuel son ejemplares, sus dos nueras (hasta ahora) de antología, y “unos nietos que me obligan a tomar mucha agua, porque estoy constantemente babeado por ellos”. Existe un gran afecto en su familia y se considera gran amigo de sus hijos, quienes viven en el extranjero.

9 años vivió en Salta, Argentina. Allí realizó el sueño de cualquier director: “crear una orquesta sinfónica desde cero, forjar su camino y su filosofía, llevarla a rincones impensados hasta entonces”.

Semblanza de un Maestro, director y músico

Fecha: el 20 de diciembre de 2015 cuando hicimos realidad el sueño de mi maestro Juan Martínez: la IX Sinfonía de Beethoven en Carora con 200 artistas caroreños. Ahí dije “todo valió la pena”. Teatro: El Aula Magna de la UCV (insuperable).

Comida: una arepa con queso de taparita de Carora. Libro: “Música para Camaleones” de Truman Capote, por su dominio de la narrativa breve y un hermoso cuento sobre Marilyn Monroe.

Espacio publicitario

Nombre y Apellido:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Normativa para emitir comentarios
  • Al emitir su opinión en El Universal debe hacerlo con Nombre y Apellido, no se aprobarán mensajes con datos incompletos.
  • El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro.
  • Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
  • El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.
  • Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quien los escribe.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes xenófobos o discriminatorios.
  • El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.

Espacio publicitario

Espacio publicitario

ENCUESTA

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario