Espacio publicitario

 

PERSONAJE Luna Benítez

El éxito se trabaja

A sus 65 años trabaja como periodista, gerente cultural y manager de su hijo, el cantante OneChot.

Su plan para el 2018 es ver a Venezuela próspera y libre

 Su plan para el 2018 es ver a Venezuela próspera y libre 

Carsten Todtmann

  • Elena Soto

13 de diciembre de 2017 04:30 AM

Actualizado el 15 de diciembre de 2017 09:51 AM

PARA COMPARTIR

El éxito se trabaja

  —¿Cómo nació su inclinación por el periodismo?

—De la lectura estimulada por mis padres, Ana Rodríguez y Luis Benítez, y, más adelante, por la necesidad de indagar por qué ocurrían hechos que me conmovían profundamente.

—¿Es rentable la industria cultural?

—A veces. Todo se mueve como se mueve el país. Si la conducción de un país y su economía es un desastre, todo lo demás lo es, en consecuencia.

—¿A quién admira?

A la gente que cada día se levanta con la ilusión de hacer algo positivo por los demás y por sí mismo. Es decir, a las personas que de lo ordinario hacen la vida extraordinaria.

—¿Cómo conoció a su esposo Carsten Todtmann?

—Lo conocí en el mundo librero; él es editor y fotógrafo. El libro nos vinculó.

—¿Quién fue el primero entre ustedes en decir “Te amo”?

—Fue una declaración expresada a dúo.

—¿Cuál fue el mejor momento de su infancia?

—Mis vivencias en Cumaná, mi lugar de nacencia, y sobre todo en la campiña del estado Sucre, aledaña a la ciudad, donde  mi madre ejercía la docencia. Allí nació mi inmenso respeto y amor hacia la naturaleza y sus habitantes.

—¿Su alma se alimenta de...?

—La lectura, la música, los momentos de soledad y de diálogo conmigo misma y con ÉL.

—¿La visita la nostalgia?

—Si, muchas veces, si no la vida no tendría sentido.

—¿Piensa en el retiro?

—Por ahora, no. Venezuela necesita de todos los que podemos hacer algo por ella.

—¿Le teme a la muerte?

—No. Es parte de la vida.

—¿Se considera una madre sobreprotectora?

—Cuidadora y a la usanza de mi madre; críe a mi hijo para que fuera un ser libre, autosuficiente, con valores, con formación.

¿Ser la manager de su hijo Juan David Chacón (OneChot) ha beneficiado su relación filial?

—El desempeño profesional trae más ganancias que pérdidas, independientemente de con quien lo realices. Toda experiencia profesional es válida y el hecho de trabajar en familia es muy gratificante y exigente. Todos vemos de cerca como crecen los proyectos y en que nos hemos equivocado. Nos hace crecer como familia y como emprendedores.

—¿El erotismo tiene edad?

—Con el tiempo adquiere diferentes matices y expresiones. Todo tiene su tiempo.

—Dicen que la pasión se pierde con la edad, ¿su relación de pareja la ha perdido?

—El que pierde la pasión, pierde la posibilidad de estar vivo.

—¿Cómo celebra la Navidad?

—Comida alemana el 24 de diciembre y comida venezolana el 31. Mucho vino y mucha música. Es un tiempo de felicidad, veo a mi familia, mis amigos, mis afectos.

Numerosos y amorosos lazos familiares

Es la tercera de siete hermanos, su familia vive en el extranjero y en varios estados venezolanos. Una vez al año se reúnen para celebrar una Benitada. En estos 20 años se despidió con gran dolor de sus padres y de su hermano mayor, Luis Ramón, cuando él tenía 53 años. Estuvo casada con el poeta Alfredo Chacón, padre de OneChot.

Mujer pragmática y algo soñadora

De pequeña soñó con ser bailarina y actriz. Le gusta el olor a vainilla, la forma del infinito, el azul y “La rosa púrpura de El Cairo” de Woody Allen. Cree que el éxito es alcanzar las metas que se obtienen a través de la constancia, la organización y la planificación. Sus intereses personales y profesionales están siempre ligados a las bellas artes.

En cifras

El 28 de febrero del 2012 enfrentó el mayor temor de una madre: perder a un hijo. Juan David recibió un tiro en la frente durante un asalto. “Este miedo lo supero cada día en su compañía”.

Casi 20 años unidos en el amor y en el trabajo

Tiene una relación de pareja con Carsten Todtmann, con quien trabaja en Oscar Todtmann Editores. Ella es la gerente editorial y él es el presidente. Destaca que es una proeza establecer los límites para no mezclar los roles ni las actividades. “El equilibrio se logra a través de una clara comunicación y acuerdo. Después de la jornada profesional, a menos que sea una emergencia, acordamos no abordar el tema trabajo”. 

Espacio publicitario

Nombre y Apellido:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Normativa para emitir comentarios
  • Al emitir su opinión en El Universal debe hacerlo con Nombre y Apellido, no se aprobarán mensajes con datos incompletos.
  • El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro.
  • Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
  • El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.
  • Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quien los escribe.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes xenófobos o discriminatorios.
  • El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.

Espacio publicitario

Espacio publicitario

ENCUESTA

Espacio publicitario

Espacio publicitario

Espacio publicitario