Espacio publicitario

Ladrones se arman con puntos de venta para cometer delitos

Pasajeros de autobús que cubría la ruta Caracas-Guarenas fueron víctimas 

Las autoridades insisten en que las víctimas deben denunciar para sustentar los procedimientos y lograr la captura de los responsables (Cortesía) 

  • DEIVIS RAMÍREZ MIRANDA

27 de noviembre de 2016 08:37 AM

Actualizado el 27 de noviembre de 2016 13:04 PM

PARA COMPARTIR

Ladrones se arman con puntos de venta

La nueva modalidad de asalto que para muchos era increíble, pasó de ser un simple rumor a una realidad absoluta: los delincuentes están robando en unidades de transporte público usando puntos de venta.

Pareciera ser que el manejo de dinero en efectivo no es tan conveniente para las bandas organizadas que operan en las terminales de pasajeros de Caracas. Y es que desde el Nuevo Circo están abordando los colectivos que cubren rutas suburbanas como Caracas-Guarenas y Guatire para cometer los asaltos masivos.

El domingo de la semana pasada, a las cuatro de la tarde aproximadamente, dos sujetos se montaron en la Encava perteneciente a la línea Conductores Unidos que salió del Nuevo Circo hacia Guarenas.

 A primera vista eran dos viajeros más residentes de la ciudad satélite.

Pero cuando el chofer tomó la avenida Bolívar, fue obligado a detenerse en el semáforo que comunica (girando a la derecha) con la entrada hacia San Agustín del Norte, justo diagonal al Museo de los Niños.

Los dos delincuentes se habían levantado y anunciado un asalto masivo con armas de fuego en mano.

El conductor bajo amenaza de muerte tuvo que conducir hacia la ruta exigida, y una vez dentro del sector, en un barrio de San Agustín del Sur, le dijeron que se detuviera en una de las calles de la zona.

Allí los hampones lanzaron su primera orden: "todo el mundo con tarjeta en mano", refiriéndose a las de débito o crédito que tenían en su poder.
Quienes no mostraban el plástico, fueron obligados a desnudarse para hacerles una requisa corporal exhaustiva, pues los ladrones no confiaban en su palabra.

Mientras uno hacía la revisión de cada pasajero, el otro sacó un punto de venta inalámbrico que tenía en un bolso, el cual utilizaría para pasar tarjetas y obtener sumas de dinero. "Fue una situación muy traumática porque yo no tenía tarjetas y me quitaron la ropa. Solo me llevaron 1.500 bolívares que tenía en efectivo. Pero hubo personas que le vaciaron las cuentas", refirió una víctima que prefirió no identificarse por miedo.

Ella viajaba con una hermana, a quien le robaron 36 mil bolívares en dos transacciones, pues la amenazaron de muerte para que dijera cuánto dinero tenía en su banco. 

"Eso fue horrible porque la golpearon y la sometieron como a muchos de los pasajeros. Si la tarjeta no pasaba por un monto específico les pegaban", relató la víctima.

El chofer del autobús también fue golpeado, pero a él solo le quitaron el dinero en efectivo que tenía y el teléfono celular. "Los malandros aprovecharon para robarnos los celulares, carteras y demás", dijo.

El punto de venta emitía recibos, pero los hampones se los guardaban para tener el registro exacto de sus transacciones ilícitas.

Lo cierto es que tras el robo masivo, el chofer decidió ir hasta la sede del Cicpc en Parque Carabobo, para denunciar el hecho. Sin embargo, allí les dijeron que no podían atender su problema "por ser domingo y muy tarde". Los invitaron a que acudieran el día lunes a formular sus denuncias.

Y así fue, una de las víctimas acudió al organismo y llevó copias de sus movimientos bancarios. Días después la investigación arrojó que el punto de venta correspondía a un frigorífico de Caracas.

Hasta la fecha está siendo investigado al detalle, para determinar la responsabilidad del propietario del aparato.

El frigorífico no ha sido localizado y mucho menos el propietario del local.

El comisario jubilado Luis Bustillo Tábata, ex Jefe de la División Contra Delitos Informáticos del Cicpc, manifestó que en casos como este (que investigó con anterioridad) existe una responsabilidad en el banco emisor del punto de venta, "pues no hace la debida inspección antes de entregar este dispositivo". 

También, resalta la hipótesis de complicidad con algún empleado bancario que autoriza estos aparatos y tiene enlace con la banda criminal.

"Hay un autor intelectual que es dueño de la cuenta donde cae todo ese dinero. Las investigaciones darán con esa persona. No importa la falsedad que haya en documentos bancarios o registros comerciales, pronto caerá", señaló el experto.

Lo famélico se hace cotidiano

Otra modalidad de robo que ha ocupado titulares la  última semana es el famélico. Tres procedimientos realizados por funcionarios de seguridad del Estado generaron  detenciones de ciudadanos, uno de ellos adolescente, por haber hurtado alimentos. Lo que se denomina hurto famélico, es decir, la acción de apoderarse de comida por hambre.

El lunes 21 de noviembre una comisión de la Guardia Nacional Bolivariana detuvo a un jovencito de 16 años en Lagunillas, estado Zulia, por haberse hurtado cinco auyamas de un vivero local.

Días después, en Valencia, los funcionarios de la policía municipal apresaron a un hombre por hurtar dos bolsas de papitas fritas.

Y ya estaba preso un joven por hurtar varias piezas de ocumo chino en el estado Monagas.

De acuerdo con reportes diarios de fuentes policiales, cada día aumentan las detenciones de personas que han robado o hurtado alimentos, solo que son pocos los que se hacen públicos o, simplemente, son pasados a Tribunales para cumplir con el procedimiento legal.

Esto evidencia la grave crisis que afecta a la población venezolana por la escasez.

Espacio publicitario

Nombre y Apellido:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Normativa para emitir comentarios
  • Al emitir su opinión en El Universal debe hacerlo con Nombre y Apellido, no se aprobarán mensajes con datos incompletos.
  • El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro.
  • Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
  • El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.
  • Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quien los escribe.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes xenófobos o discriminatorios.
  • El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.

Espacio publicitario

ENCUESTA

Espacio publicitario

Espacio publicitario