Espacio publicitario

Inicitaiva para atacar la crisis

Comité de familiares alimenta a los presos en Poliplaza

En los cuatro calabozos del organismo, de los 152 detenidos que hay solo 65 reciben alimentos todos los días.

  • DEIVIS RAMÍREZ MIRANDA

14 de diciembre de 2016 16:26 PM

Actualizado el 25 de diciembre de 2016 12:52 PM

PARA COMPARTIR

Comité de familiares alimenta a los presos en Poliplaza

Caracas.- El hambre se ha vuelto una pesadilla diaria en los calabozos de la policía municipal de Plaza (Guarenas). De los 152 detenidos que hay en las cuatro celdas, solo 65 reciben alimentos por parte de sus familiares. El resto debe sortear el hacinamiento, las enfermedades y el hambre, tres elementos que predominan en unos espacios donde el abandono marca la pauta diaria.

Ante esta problemática, un grupo de familiares decidió junto con los funcionarios de Poliplaza, crear un comité especial para cubrir parte de las necesidades básicas, colocando en primera línea el abastecimiento de alimentos. 

"La policía no está en facultades, ni por Ley, para darle comida a los detenidos, para eso están sus familiares. Sin embargo, por la actual situación y el abandono que muchos sufren, estamos trabajando en conjunto con un grupo de familiares que consiguen donación de alimentos", refirió el director del organismo, comisario Richard Urbano.

El 80% de los detenidos presentan problemas de salud, es decir, 111 personas con algún tipo de padecimiento: escabiosis, fallas respiratorias y  niveles distintos de desnutrición.

Precisamente por esta razón  un reo fue asesinado por un compañero a mediados de noviembre en el calabozo número 2. Su pecado fue haber robado la comida de un compañero, "pues el hambre lo obligó a cometer el delito", relataron testigos del hecho.  El atrevimiento se lo cobraron con la vida.

Denyi Starling Blanco Aristigueta, de 23 años, se llamaba el joven. Estaba preso por robo desde el 22 de julio, pero la familia se olvidó de él y su estado de desnutrición era severo. Por eso no logró contener el hambre, relatan dentro de la institución.

Su agresor, un hombre de 35 años, procesado por violación, confesó haber cometido el crimen dentro de la celda. Dijo a los funcionarios que "ninguno podía violar las normas".

Actualmente quedan ocho reclusos en estado de desnutrición. Los están atendiendo y, según declaró el jefe policial, están gestionando con el Ministerio Público medidas humanitarias.

Naravia Urbano es madre de un detenido y forma parte del Comité. Está consciente que cometió un error al descuidar a su hijo, situación que considera que lo llevó al delito. Sin embargo, tras hacerse un examen de conciencia asegura que "si a nosotras no nos duelen nuestros hijos, no les duele a nadie".

Ella y el resto de las integrantes del Comité (Marisela Yánez, Merli Montesuma, entre otras) están dedicadas a atender a los detenidos. "Nosotras adoptamos a esos muchachos como nuestros hijos", dicen.

Aunque saben que es difícil que la sociedad entienda sus posiciones, pues son madres de jóvenes implicados en delitos, insisten en la necesidad de solicitar colaboración para poder alimentar a los reclusos. 

"Es una lección que estamos aprendiendo, por eso confiamos en la buena voluntad de las personas y así evitar que sigan muriendo estas personas quienes merecen otra oportunidad", dijeron.

Centro de acopio
El Comité de Familiares acude todos los días a la sede de la policía municipal. Allí se reúnen las madres que llevan alimentos y distribuyen para todos. 

"Si alguien quiere colaborar con nosotras, recibimos cualquier alimento que quiera donar, ya sea crudo o cocido", dicen. Junto con los funcionarios policiales, realizan jornadas de atención médica una vez al mes. Allí los especialistas asisten a los detenidos y les recetan las medicinas que requieren.  

"Son muchas dificultades, pero estamos tratando de cambiar esta realidad", dijo el director de la policía. Refirió, además, que actualmente están organizando un evento especial para alimentar a los detenidos un domingo. "Queremos hacer una gran sopa para todos, porque realmente lo necesitan.  


Celdas desbordadas
Los espacios se quedaron pequeños, pues en un calabozo que tiene capacidad para 20 detenidos, actualmente hay 42 . Mientras que  en otro espacio de reclusión diseñado  para 80  reclusos, la cifra total asciende a 94. Solo los calabozos para adolescentes y las mujeres están por debajo de la capacidad. El ministerio del área informó de la disponibilidad de 60 cupos en distintos penales.


dramirez@eluniversal.com
Twitter: @DeivisRamirez

Espacio publicitario

Nombre y Apellido:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Normativa para emitir comentarios
  • Al emitir su opinión en El Universal debe hacerlo con Nombre y Apellido, no se aprobarán mensajes con datos incompletos.
  • El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro.
  • Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
  • El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.
  • Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quien los escribe.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes xenófobos o discriminatorios.
  • El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.

Espacio publicitario

ENCUESTA

Espacio publicitario

Espacio publicitario