Espacio publicitario

Jeanette Hinostroza, periodista ecuatoriana

"Venezuela vive un caos próximo a explotar"

La reportera fue premiada por el Comité para la Protección de los Periodistas por su labor investigativa, objeto de reiteradas burlas y descalificaciones por el gobierno de Rafael Correa que, según ella, sigue "la receta venezolana" de acoso a la prensa libre.

Venezuela vive un caos próximo a explotar

Asegura que en Ecuador los espacios para los periodistas se han ido reduciendo (Archivo)

  • ANDRÉS CORREA GUATARASMA

27 de noviembre de 2013 03:26 AM

Nueva York.- Mujer, rubia y reportera de investigación: aparentemente tres pecados imperdonables para el gobierno ecuatoriano, que ha combatido públicamente a la presentadora de TV Jeanette Hinostroza, recibida la lluviosa noche del martes en el legendario Hotel Waldorf Astoria de Nueva York por un grupo que protestaba el premio que el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) le otorgaba.

Su programa de entrevistas y opinión "La Mañana de 24 horas" no regresó al aire luego de lo que inicialmente sería una pausa forzada por recibir amenazas en su contra. Por ahora mantiene "30 Plus", un espacio de investigación que ya suma una década, "pero no sé por cuánto tiempo más esté al aire. El canal (TeleAmazonas) fue vendido nuevamente por presiones del gobierno. No sabemos quién es el nuevo dueño. Hay muchos rumores de que el canal va a inclinarse más hacia el entretenimiento. Lo más probable que pronto me quede sin trabajo totalmente", explica tras 21 años de experiencia laboral en Colombia y Ecuador. Es además sobrina de Alfonso Espinosa, "el periodista más importante de mi país".

-En Venezuela hay muchos casos tan o más graves como el suyo. ¿Qué comparaciones establece?

-Por supuesto que estoy al tanto de lo que sucede en Venezuela y veo un mapa trazado: lo que los periodistas venezolanos ya vivieron, en Ecuador estamos empezando a vivirlo. Estamos atravesando el mismo camino y vamos a llegar al mismo lugar. En América Latina podemos marcar nuevos récords de periodistas muertos o presos por solamente pensar distinto a los gobiernos de turno.

-En este panorama tan amplio, ¿qué vio el CPJ para premiar especialmente su caso?

-Para mí fue una sorpresa y me siento muy orgullosa. Creo que le han puesto una especial atención a lo que está pasando en Ecuador y eso es una buena señal. Digamos que lo que sucedió en Venezuela vino tan abruptamente que nadie pudo hacer nada, nadie dijo nada a tiempo. En cambio en Ecuador ahora hay una oportunidad para poder hablar y protestar a tiempo, para poder prevenir que la situación siga empeorando sin que el mundo se entere. Es muy importante para mi país estar en el centro de la mirada del mundo en este momento.

-¿Cómo ha reaccionado el gobierno ante su premio?

-El gobierno había mantenido un silencio bastante extraño, pero hoy ya revelaron sus acostumbradas reacciones. Aquí afuera había unas 200 personas pagadas por el gobierno con carteles gritando consignas en mi contra, diciendo que soy mentirosa.

-¿Por qué el presidente Rafael Correa se ensañó de manera tan personal en su contra, burlándose de su imagen rubia, atípica con el ecuatoriano promedio?

-Fue una mezcla de todo. Al principio el estilo de mi programa le estorbaba mucho. Sus funcionarios iban y no podían responder a muchas de mis preguntas y eso le molestaba al gobierno. Después se les prohibió ir de nuevo, como al principio, y ya no sólo a mi programa, sino a toda la prensa: no podían hablar con ningún periodista. Yo también daba mi opinión y eso el presidente lo usaba para burlarse de mí, atacarme e insultarme en sus alocuciones y cadenas, igual que en Venezuela. Varias veces puso mi fotografía en pantallas gigantes pidiéndole a la gente que me identificara como mentirosa.

-¿Tuvo incidentes de calle a raíz de eso, de apoyo y/o protesta?

-Sí, hay gente que grita consignas en contra mía o lleva carteles a manifestaciones organizadas por el gobierno. Y de apoyo también. Mi caso fue muy interesante porque cuando mi programa salió del aire hubo una gran manifestación en las redes sociales, pidiendo mi regreso. Eso fue gratificante para mí. Pero lamentablemente en Ecuador los espacios para los periodistas se han ido reduciendo. Ya a ningún medio le interesa tener unidades de investigación, esos espacios están ya casi desaparecidos. Y los pocos que hay son muy débiles, no se atreven a hacer el tipo de periodismo que hacíamos hasta hace poco. Hay mucho temor, hay una nueva ley, que es quizás una de las más severas del mundo, que nos expone a demandas millonarias que nos enviarían a la cárcel porque no tendríamos manera de pagar. Y además cierran medios de comunicación. Por eso ahora los dueños están en las redacciones, supervisando con sus abogados si es conveniente o no que publiquemos algo, a pesar de que la gente necesite saberlo.

-Es el fenómeno de segunda fase, la autocensura, que también se está viviendo en Venezuela...

-Exactamente. Es lo más preocupante en este momento. Están copiando la receta de Venezuela. Lo mismo se está haciendo en Bolivia y Argentina, con mayor dificultad. Es una fórmula que les está permitiendo a los presidentes gobernar sin ser molestados. En este momento la aplican los "socialistas del siglo XXI", pero la corriente puede seguir expandiéndose. A los demás países también les tiene que preocupar, porque a todo presidente le gusta tener el poder total.

-¿Cómo puede ser socialista el gobierno ecuatoriano teniendo el dólar como moneda oficial?

-Es que no es un país socialista, sólo de nombre. El gobierno es de derecha, no obedece las reglas de la izquierda. Toda la gente de izquierda que estaba con el gobierno ya se fue. La gente que está adentro dice que es socialista pero no tiene ni siquiera claro qué significa eso. En la práctica son capitalistas. Es un gobierno que pone en práctica todo lo que ha negado.

-¿Cómo ve la situación en Venezuela?

-Muy complicada. Maduro ha demostrado su ineptitud para gobernar, su falta de preparación, sus desatinos y desaciertos en todo sentido. No sólo para tomar decisiones, sino para hablar. Mete la pata continuamente y esto perjudica mucho la imagen del país y revela el caos que están viviendo, y que está próximo a explotar.

-Dice que su panorama laboral es incierto, ¿piensa quedarse en Ecuador?

-Sí y quizás trabajar para medios de afuera desde allí. Yo amo mi país, creo mucho en mi gente. A pesar de las dificultades, tenemos futuro. Hay que seguir trabajando y no darse por vencido.

Además de la periodista audiovisual ecuatoriana, también fueron reconocidos en la gala anual benéfica del CPJ Nedim Sener, colega turco que acaba de cumplir condena en su país; el médico egipcio Bassem Youssef, cuyo programa de sátira televisiva fue recientemente sacado del aire; el veterano norteamericano Paul Steiger; y, el único ausente, el bloguero vietnamita Nguyen Van Hai, sentenciado en 2012 a 12 años de cárcel por criticar al gobierno de su nación.

La gala contó con la asistencia de personalidades de los medios estadounidenses, incluyendo el polémico presentador de TV Jon Stewart.

Fundado en 1981 y considerado "la Cruz Roja del periodismo", el CPJ es una organización independiente con sede central Nueva York, desde donde vela "por la libertad de prensa y los derechos de los periodistas a nivel mundial".

acorrea@eluniversal.com

Espacio publicitario

Nombre y Apellido:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Normativa para emitir comentarios
  • Al emitir su opinión en El Universal debe hacerlo con Nombre y Apellido, no se aprobarán mensajes con datos incompletos.
  • El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro.
  • Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
  • El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.
  • Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quien los escribe.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes xenófobos o discriminatorios.
  • El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.

Espacio publicitario

ENCUESTA

Espacio publicitario

Espacio publicitario