Espacio publicitario

Tarek William Saab: "Por el caso Odebrecht pudieran salir varios culpables"

El fiscal general de la República reveló que ha sostenido varias reuniones con representantes de la constructora brasileña Odebrecht para que “ellos nos den información verificable, con suficientes elementos de convicción que nos permitan avanzar (…); además aseguró que no encontró en el Ministerio Público un expediente sobre el caso.

A Saab no le cabe la duda de que se trató de ?un plan premeditado, con empresarios, para causar no solamente un daño patrimonial sino a la imagen de la industria estatal de crudo venezolana?.

A Saab no le cabe la duda de que se trató de “un plan premeditado, con empresarios, para causar no solamente un daño patrimonial sino a la imagen de la industria estatal de crudo venezolana”.

CRISTIAN HERNÁNDEZ / ARCHIVO

  • MARÍA LILIBETH DA CORTE

17 de septiembre de 2017 05:00 AM

Actualizado el 18 de septiembre de 2017 17:02 PM

PARA COMPARTIR

Tarek William Saab: “Por el caso Odebrecht pudieran salir varios culpables”

Caracas.- “Positivo y con muchas expectativas, porque vamos a seguir avanzando”, definió Tareck William Saab su primer mes como fiscal general de la República. “Conseguimos un Ministerio Público realmente degradado, un Ministerio Público  convertido –no me cabe la menor duda– en un instrumento, en un aparato para delinquir, que instigaba incluso a delinquir a los demás”, aseguró quien ocupa como encargado ese despacho desde el 5 de agosto, luego que lo designara la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), tras destituir a su antecesora Luisa Ortega Díaz.

En conversación con El Universal, el pasado miércoles, Saab habló con pasión sobre los casos que considera son emblemáticos durante su corta gestión: Cencoex, Cadivi, la Faja Petrolífera del Orinoco y Petrozamora. Asimismo, promete que habrá justicia en los casos de violencia ocurridos durante los cuatro meses de protestas “tanto por agentes del Estado como por la violencia de encapuchados” así como en el caso de Odebrecht.

–¿Cuál es su balance a un mes frente a este despacho?

–Conseguimos un Ministerio Público que promovió el delito, la corrupción. Quien me antecedió en ese cargo, que por cierto no solo fue nueve años y medio fiscal general, sino también fue directora de Actuación Procesal y fue fiscal, venía laborando para luego de obtener la titularidad de este espacio, degradarlo hasta convertirlo en un cartel de extorsión, de tasar imputaciones, sobreseimientos, acusaciones al mejor postor. Obviamente había quien no tenía cómo pagar eso y por eso tenemos de 20 a 30 mil personas en las estaciones de policía, que se suman a los 50 mil que están en los sitios de reclusión formales. Eso es muy lamentable, muy bochornoso.

Aquí hubo fiscales, abogados, directores que se dedicaron a tasar sobreseimientos, acusaciones, imputaciones en monedas extranjeras. De hecho, en un mes yo he llevado ya a siete fiscales a los órganos de justicia en entregas controladas de dinero porque estaban cobrando comisiones.

–¿Por qué se tardaron tanto en descubrir esto?

–Ya va, déjame terminarte la idea, porque yo hablo por mí… Conseguí un Ministerio Público degradado por la corrupción.  La gente decía: yo llego aquí y juego con esto, es más, hay grabaciones de fiscales superiores extorsionando gente y que nunca fueron tocados, nunca fueron llevados por sus superiores a la cárcel o presentados ante los órganos competentes. Gente que de repente ocupaba un cargo e investigaba, supón, delitos que tienen que ver con la familia y en vez de defender la familia, defendían los intereses de algún sector poderoso que pudiera  estar  involucrado en un delito.

En derechos humanos (DDHH), una Fiscalía inoperante para hacer justicia en esa materia. El Ministerio Público no rendía cuentas de las cosas que hacía, aquí había un silencio impune, durante meses tú no veías a un vocero hablándole al país. Claro, cuando se convierte en una pieza para una conspiración, según mi criterio, contra el Estado democrático que puso en jaque la institucionalidad democrática del país, y nos colocó a las puertas de una guerra civil, allí sí viste un cambio. Cada declaración que se daba era para atizar más el fuego, para generar más violencia, más heridos, más muertos.

Yo creo que eso tenía una intencionalidad porque tú tienes un Ministerio Público bajo esas premisas y tú lo conviertes entonces en una máquina, una industria, en una compañía privada para tu lograr un objetivo final que era la extorsión y hemos tenido hallazgos como que un bufete de abogados, de repente pudieran haber otros, que servía de intermediario entre personas que eran extorsionadas con millones de dólares, era el enlace entre esas personas extorsionadas y el Ministerio Público.

Es sorprendente que ese bufete siempre actuaba en todos los casos: el de las monoboyas aparece, Odebrecht aparece, empresarios vinculados con temas de corrupción aparece ese bufete. ¡Qué sorpresa! Siempre era el que aparecía.

Estamos investigando el entramado de corrupción a partir de ese bufete, cuentas directas de transferencias en muchísima plata en dólares hacia directores de esta Fiscalía, concretamente hacia la exdirectora de este despacho, entre otras irregularidades, que forman parte de una investigación que está en marcha donde ya hay imputaciones.

–¿Cómo va la investigación de la red de extorsión?

–Ya hay imputaciones allí porque el principal responsable de ese bufete ya ha sido imputado (...). A mí me ha tocado en este mes reaperturar cosas realmente conmovedoras, el tema Cadivi-Cencoex para mí es un punto de honor, porque allí hay empresas que le decían a Cencoex el precio de kilo de un producto era de 200 dólares, cuando en realidad era de uno, pero se le otorgaron 200 dólares. En otros casos costaba 200 dólares y la empresa decía que costaba 1200 dólares. Esas listas se las enviaron a la Fiscalía en el 2014, tenemos las pruebas. Sin embargo, sobreseyeron el 80% de las causas y terminaron sancionando a los raspacupos.

El caso de la Faja es otro, sobreprecio en contratos, ya iniciamos la investigación, ya tenemos 60 contratos de un grupo mucho más grande, estamos auditando, indagando y seguro vamos a encontrar cosas muy terribles. Ya hemos visto que en al menos 12 de los contratos ya hay un daño patrimonial de 200 millones de dólares. ¿Cuánto habrá en los 60? Estamos en esa etapa de la investigación.

–En el caso de la Faja cuesta creer que la directiva de Pdvsa no estuviera al tanto de estas irregularidades

–Eso no se había investigado, lo estamos investigando en nuestra gestión al igual que lo de Petrozamora. En el caso de la Faja hay un detenido por el caso de las monoboyas que era gerente general de la Faja, Pedro León, está privado de libertad en el Sebin de Margarita (Nueva Esparta).  El caso de la Faja es exponencialmente mucho más grave que el de las monoboyas.

-Pero llama la atención que esta red, que según dice viene de años atrás, ¿por qué no se había detectado?

–Se había detectado y el Ministerio Público no había hecho nada.

–¿Pero el resto del aparato del Estado no se percató, no hizo denuncias al respecto?

–Pero perdón quien impulsa la acción penal es el Ministerio Público, si el Ministerio Público no imputa, no pide que haya un impulso de la acción penal, ni siquiera abre un expediente y lo que hace entonces es extorsionar a los empresarios. El caso de Petrozamora se inicia por denuncias de la propia empresa mixta. ¿Quiénes estaban implicados allí? Desde el director ejecutivo de Producción Occidente, quien está detenido, el subdirector y los gerentes de operaciones. Todos están detenidos.

En la Faja estamos investigando sobreprecios en contratos de 2010 a 2017. No había sobre este tema averiguación iniciada, ni siquiera un expediente abierto. Este caso es diferente al de las monoboyas, donde el impulso de la acción penal fue nula, porque los responsables presuntamente son los empresarios. ¿Cuáles de los empresarios investigados fueron detenidos? Se ordenó una aprehensión en relación a un gerente de Pdvsa. ¿Ajá, y los empresarios que aparecen involucrados en los sobreprecios?

–Pero quien denuncia no pudo…

–Esta auditoría la hizo el Ministerio Público y no hizo nada, te estoy diciendo que no hizo nada. Si no hizo nada, no hizo nada.

–La parte denunciante no podía…

–En el caso de las monoboyas tampoco, porque se supone que lo primero que tenía que hacer es haber ordenado la aprehensión de los empresarios. No lo hicieron ¿Por qué? Se pudiera presumir que  hubo extorsión y aparece entonces en juego este bufete que aparecía como el intermediario para cobrar las extorsiones y legitimar los dineros, porque siempre era el bufete que defendía a los empresarios investigados, que raro. ¿Habrá otros? Estamos investigando y trabajando en este momento para producir acciones similares a la que hubo con Petrozamora.

–¿Qué pasó con la comisión presidencial que investigaría lo de Cadivi?

–Debo recordar que el presidente de la República (Nicolás Maduro) solicitó en todos estos casos: Cadivi, Cencoex y en el de la Faja del Orinoco una y otra vez investigación. Es más, en el 2014 el propio presidente solicitó a la fiscal que investigara y ¿qué fue lo que encontré cuando llegué aquí? Que el 80% de las empresas investigadas la sobreseyeron.

–Pero en esa comisión también estaba el Ministerio de la Defensa, el diputado Jesús Farías, el viceministro de Economía Gustavo Hernández…

–Pero vuelvo y te repito ¿quién es la que lleva la titularidad de la acción penal? Aquí no podemos evadir cosas, quien lleva la titularidad de la acción penal es el Ministerio Público. Mira lo que hizo el Ministerio Público, tenemos información ahorita de primer nivel de empresas que fueron citadas y que ni siquiera vinieron, con aviso oficial, a rendir cuentas en base a presuntas irregularidades. ¿El Ministerio Público qué debió haber hecho allí y qué no hizo?

Tengo que vivir de mi realidad actual, perdóname, soy de una espiritualidad budista, porque eso no es una religión, tengo que vivir del presente que me toca, no puedo estar anclado al pasado de lo que no hizo la extitular de esta institución. Yo tengo que mostrar resultados diferentes a esa extitular (...). El tema de la justicia tiene que ver con la lucha contra la corrupción, contra la gente que le ha hecho daño al país patrimonialmente, y me ubiqué en caso Cencoex, Cadivi y la corrupción en Pdvsa, porque son casos macro. Pudiera hablar de otros, como las imputaciones que logramos por la corrupción en el Hospital de Valencia con el trasiego de medicinas y se descubrió que los almacenistas y hasta el propio director del Hospital estaban involucrados, allí se produjeron más de 10 imputaciones (...). Me preguntas ¿por qué no lo hizo la persona anterior? No te puedo hablar por ella, no soy ventrílocuo, ni por ella ni los fiscales anteriores, tengo que hablar de lo que estoy viendo, de lo quiero dentro de mi plan de trabajo.

–Me refería a la comisión presidencial

–¿Pero quién era la presidenta de esa comisión, quién era? La extitular del Ministerio Público.

–¿Y los demás miembros no se quejaban?

–Si no los convoca, la inacción. Mira lo bueno de este tema es que ninguna de estas cosas ha perdido vigencia, esto está aquí.

–¿Y se verán resultados?

–Claro, se verán resultados. Porque estamos haciendo un trabajo sumamente delicado: reconstruir lo que aquí quisieron prácticamente desaparecer para favorecer empresas de maletín. Cualquiera pudiera presumir que muchas  fueron extorsionadas. ¿Por qué las sobreseyeron? ¿A cuenta de qué? ¿A cambio de qué si tu papel no es ese? Tu papel es ir por la justicia y más nada.

–Se habló a de mucho temor dentro del Ministerio Público porque hay una reestructuración y botarán a fiscales. ¿Cómo va eso?

–En el 2007 este organismo tenía 6 mil empleados, es sorprendente ver cómo desde el 2007 eso creció y sobrepasó el doble.

–¿Habrá reestructuración?

–En un mes aquí están los mismos ascensoristas, los mismos trabajadores. En los estados igual están los trabajadores, los empleados.  Me ha tocado jubilar a la gente y los he jubilado. Todo eso fue una mentira, recuerda que se dijo que íbamos a llegar aquí y el primer día iban a haber cinco mil despedidos. ¡Todo eso es mentira! Como también fue mentira que dijeron ‘nos atrincheraremos y nos inmolaremos y estaremos en las calles’.

–¿Y los fiscales?

–Eso es diferente. Porque obviamente aquí hay causas pendientes, donde tú vas viendo gente que en verdad merece estar y premiar. Aquí me he encontrado con fiscales y auxiliares que tenían degradados y apartados y los hemos convertido en fiscales con competencia nacional, más bien hemos ascendido gente que fue apartada. Hay gente que se ha acercado que trabajó en otra época y alguna la hemos reingresado.

–¿Han cambiado fiscales en las regiones?

–En todos los estados, queda un estado creo. Eso es obvio, son cargos de libre nombramiento y remoción.

–¿Qué opina de quienes los acusan de solo criticar y cuestionar a su antecesora solo cuando dejó de alinearse con el chavismo?

–Yo te tengo que decir de lo que yo encontré aquí. Este era un paraestado, un Estado dentro del Estado. El Ministerio Público no coordinaba con ningún ministerio, con el TSJ, tenía disputa con todos los colegas del Poder Ciudadano, pero abiertas y públicas, con los jefes policiales. ¿Cómo es eso posible? Nosotros hemos tratado de reconstruir eso, un principio de colaboración entre poderes.

¿Cómo es posible que la Unidad de Atención a la Víctima estaba cerrada, colapsada? Esa va a ser una de las tareas más fuertes, cambiar esa imagen de inercia que hubo allí. Yo he dicho que todas las Fiscalías están en la obligación de recibir denuncias, no es solamente la Unidad de Atención a la Víctimas. Cosas terribles encontramos en el Laboratorio de Criminalística que es una cosa tan sagrada, allí se manipularon pruebas.

Por ejemplo, el caso de pedofilia en el colegio Emil Friedman, vamos a ver si me sacas esto aquí, porque veo que mucha gente que veta eso, ¿por qué aquí se silenció ese caso? ¿Para proteger a un colegio? Oye, pero allí hubo cuatro niños afectados, violados por un profesor según la confesión de los niños que lo identificaron. ¿Por qué ha durado esto un año sin la culminación de un juicio? Se presume que allí hubo ocultamiento de pruebas en ese laboratorio criminalístico, también de varias víctimas de la violencia de abril a julio, lo cual hablaré luego. No puede ser que un laboratorio criminalístico se haya convertido también en una especie de Cicpc paralela.

–¿También fue abierto el caso de Pernalete? ¿Qué pasa allí que llevó tanto a Ortega Díaz a dar una rueda de prensa, una versión del Gobierno y ahora a reabrirlo?

–Allí hay evidencias que efectivamente… y a eso me voy a referir de forma muy particular posteriormente. Hay que buscar la verdad, como en el caso de Emil Friedman hay que buscar la verdad. ¿O es que los niños, la infancia  no importa? Fíjate que al fiscal que llevaba el caso los premiaron con la Dirección de Familia y aparece en un video cayéndose a puños con su pareja, que era subdirectora del despacho, por el cobro de una comisión. ¡Qué desfachatez, qué cosa tan cloacal!

Revertir eso nos va a costar un tiempo, yo creo que hay un nuevo espíritu. Hay gente que no ha entendido este cambio y ahorita están en la cárcel siete fiscales. ¡Qué vergüenza! En este mes siete fiscales que los hemos agarrado extorsionando, ahorita bajo mi gestión. No entendieron que vamos en serio.

–¿Cómo va la investigación del caso Odebrecht?

–Nosotros hemos reabierto ese caso y partir de esa reapertura coordinar con la misma empresa Odebrecht a objeto de que ellos nos den información verificable, con suficientes elementos de convicción que nos permitan avanzar. Esa cooperación va a ser fundamental porque se supone que ellos son los que tienen la información real de lo que aquí ocurrió, porque aquí no encontramos nada, nueve hojas solamente, porque yo no voy a contar las hojas que si de un contrato, piezas de investigación nueve hojas. ¿Cómo tú puedes decir que ese es un expediente trabajado? Vamos a comenzar prácticamente desde cero.

–¿Ya hizo contacto con Odebrecht, se van a reunir?

–Sí, nos hemos reunido.

–¿Hablaron sobre el presunto cobro que según Ortega Díaz hizo Odebrecht a Diosdado Cabello?

–Ya cuando ellos (Odebrecht)  vinieron a hablar conmigo, ellos han venido varias veces, una de las veces que vinieron a hablar conmigo ya era público el desmentido de Odebrecht.

–¿Ortega Díaz denunció que la toma de la Fiscalía fue para desaparecer expedientes del caso Odebrecht?

–¿Dónde están esos expedientes? Aquí no conseguí nada, una carpeta con nueve hojas, eso para mí no es ninguna investigación, ningún expediente. Yo puedo anunciar que me he reunido con los representantes de Odebrecht. Ellos nos ofrecieron  colaborar de manera estrecha en este caso.

–¿Hay una investigación contra los responsables de las obras paralizadas?

–Por supuesto, hacia allá vamos pues. Eso tiene que tener un monto, un costo, eso tiene que tener una investigación…

–¿Un culpable?

–Varios culpables pudieran ocurrir allí, gente que recibió dinero también.

–¿Odebrecht le informó si habían sido contactados por su antecesora?

–Yo te hablo de mí, a mí me contactaron estando en el Ministerio Público. No te parece sorprendente que el bufete de abogado que contrata Odebrecht es el mismo bufete que aparece inculpado presuntamente como responsable de ser el intermediario entre el Ministerio Público y las personas extorsionadas.

En la pasada administración, Odebrecht buscó un bufete de abogado que los asistiera. Nos parece alarmante, escandaloso, nos llama la atención que sea nuevamente el bufete de Parra Saluzzo, el mismo bufete que aparece defendiendo contratistas que presuntamente desfalcaron Pdvsa.

–Recientemente el alto comisionado de las Naciones Unidas para los DDHH pidió abrir una investigación internacional para determinar si se cometieron  violaciones a los DDHH durante las últimas protestas

–Creo que Venezuela tiene sus propios mecanismos internos para llegar a la verdad. Aquí funciona un sistema de Justicia. Para hablar de un caso reciente, el Ministerio Público imputó, y así fue acordado por el tribunal de la causa, al sargento responsable de la muerte de David Vallenilla, allí se está haciendo justicia. Entre esos hay muchos casos. También estamos buscando a los responsables de los crímenes de odio, ya tenemos algunas noticias, y las vamos a difundir, en las cuales no se abrieron esos casos o se engavetaron.

Estamos investigando todos los delitos ocurridos en esa etapa porque sentimos que se utilizó como propaganda, se utilizó a las víctimas para una foto, para algo banal, mediático. No, no esto es muy serio, esto tiene que ir más allá.

–¿Se han reunido con las víctimas de las protestas?

–Tanto de la violencia por agentes del Estado como por la violencia de encapuchados. Un logro importante del Ministerio Público es que había 11 causas que las conocían simultáneamente los tribunales penales ordinarios y los militares.

Solicitamos a los militares que declinaran su competencia hacia la jurisdicción penal ordinaria. De esos 110 casos 88 han sido pasados a la jurisdicción ordinaria. Eso es progresivo, pero ya varias causas han sido declinadas. Los que correspondan a la justicia ordinaria serán declinados, ese es el deber ser. Eso significa que habrá justicia, no es que van a pasar a la jurisdicción penal ordinaria para que no haya justicia.

–Sobre los delitos de odio en redes sociales, ¿quién los determina? ¿qué ente?

–Hay una base ya en la Constituyente porque hay una ley que está por aprobarse, donde obviamente tiene que haber responsables sobre esto. Eso es fascismo puro, que tú porque alguien piense diferente a ti, o porque sea de un color de piel diferente a ti o porque tenga un género diferente a ti, o de una religión diferente a ti tú incites matarlo, lincharlo. Y después haya gente que diga ‘oigan a la hora de linchar a alguien averigüen primero quién es porque se equivocaron, fulano no era’.

Eso es tan bochornoso como el que lincha. A ese punto llegamos aquí. Eso será severamente castigado. Bajo mi gestión personas que identifiquemos cometiendo estos hechos van a tener privativa de libertad. Aquí se acabó la impunidad. Los crímenes de odio no fueron tratados con la debida rigurosidad que se merecían, por esos se vieron cadenas de linchamientos una tras otra.

“No me perdonan que no me presté para un golpe”

Saab no siente que pasó de defensor a acusador, porque  a su juicio “cuando tú defiendes la justicia, la verdad, cuando proteges a los DDHH no es solamente el papel de acusar, también defiendes, porque defiendes a la víctima a la cual le han violado un derecho, defiendes al Estado que ha sido víctima de daño patrimonial”.

Como fiscal general de la República, Tarek William Saab, dice que se siente en un elemento que ya conoce porque desde los 15 años participa en comités de defensa de los DDHH  lo que le ha otorgado “una larga experiencia de tratar con víctimas, de ver cómo el Estado avasalla una persona”.

Considera que esa experiencia, unida a los cargos que ha ocupado en el Legislativo, en la Constituyente de 1999, en la Gobernación de Anzoátegui y recientemente en el Poder Ciudadano le otorgan “una formación idónea como activista y luchador social”. Con 11 libros publicados, casi todos de poesía, se siente más poeta que abogado. “Soy un poeta de oficio y eso nunca se puede borrar”.

–¿Cómo se siente cuando lo atacan en lo personal, la carta de su hijo?

–Estoy blindado moralmente a nivel de lo que es mi paz espiritual, porque siento que he vivido de una manera intensa mis 55 años. He pasado ciclo de muchas caídas y derrotas y cada vez que he caído y levantado una y otra vez he sido mejor persona. Yo perdono a toda esta gente que hace este tipo de acciones que van contra las leyes no solo de la propia vida, sino de la espiritualidad y sigo adelante. En este momento de mi historia pocas cosas pudieran sorprenderme para que yo no me levante de cualquier golpe. Nunca me van a perdonar que en esta etapa yo no fui pieza para un golpe de Estado institucional, mucha gente no me lo va a perdonar, pero lo tiene que aceptar. Si me hubiera prestado para ese juego Venezuela fuera ahorita pasto de una guerra civil.

–¿Lo contactaron personalmente para eso?

–Oye todos los llamados que hubo. 24 marchas dirigidas a la Defensoría del Pueblo, donde quemaron dos sedes y dañaron doce, llamados directamente de ataque a mi persona, incluso loas ‘te puede convertir en el nuevo libertador’, ridiculeces como esa, pero que tenían un objetivo terrible para la democracia y la paz. La gente vio cómo entre abril y junio fui la persona más vilmente atacada en lo humano, en lo institucional y el objetivo era que yo decapitara al TSJ para luego producir una conflagración civil.

–¿Afectó sus relaciones familiares, con sus hijos?

–He sentido una solidaridad absoluta. La gente entiende, oye esto es algo ya planificado, esto tiene un objetivo.

–¿Se considera un hombre del chavismo?

–Yo ejerzo la titularidad del Ministerio Público, igual que cuando asumí la Defensoría, son cargos de Estado donde tú representas a toda la nación sin excepción. Ahora tú me pregunta de (Hugo) Chávez, es alguien de quien guardo de manera presente siempre un recuerdo histórico por los años de luchas compartidos. Fui abogado de Chávez cuando estuvo preso en Yare. Si me preguntas por el presidente Nicolás Maduro, lo conocí a finales de los 90, me tocó ser su abogado, en las tres detenciones que tuvo en el gobierno de Rafael Caldera.

–Según el refrán de niño, poeta y loco todos tenemos un poco, ¿qué tiene de cada uno?

–Tengo un espíritu adulto, maduro por tantas experiencias vividas, positivas y dolorosas algunas, pero guardo la frescura en el alma porque no soy rencoroso, no me gusta la venganza, la revancha. Por eso uno puede tener alma de niño. De poeta imagínate está el oficio, la creación y loco creo que pudiera ser lo soñador, lo creador, el desafiar muchas cosas, el no buscar siempre la comodidad.

Espacio publicitario

Nombre y Apellido:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Normativa para emitir comentarios
  • Al emitir su opinión en El Universal debe hacerlo con Nombre y Apellido, no se aprobarán mensajes con datos incompletos.
  • El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro.
  • Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
  • El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.
  • Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quien los escribe.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes xenófobos o discriminatorios.
  • El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.

Espacio publicitario

ENCUESTA

Espacio publicitario

Espacio publicitario