Espacio publicitario

Obispos achacan la crisis al "socialismo marxista" impuesto por el Gobierno

La Conferencia Episcopal reclamó de las autoridades que dejen "concepciones ideológicas rígidas y fracasadas, así como el afán de controlarlo todo"; y que permitan una mayor participación del sector privado en la economía y en la vida en general del país.

Obispos achacan la crisis al socialismo marxista impuesto por el Gobierno

Monseñor Padrón leyó el documento Renovación ética y espiritual frente a la crisis (V. Correale)

VICENTE CORREALE |

  • JUAN FRANCISCO ALONSO

12 de enero de 2015 14:17 PM

Caracas.- Las largas colas de personas tratando de comprar alimentos y otros artículos de primera necesidad y el alza constantes de los precios son para los obispos la consecuencia de la decisión del Gobierno de "imponer un sistema político-económico de corte socialista, marxista o comunista", el cual es "totalitario y centralista" y además "atenta contra la libertad y los derechos de las personas y asociaciones".

La afirmación la hizo la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) en su exhortación "Renovación ética y espiritual frente a la crisis", en la cual reclamó del Ejecutivo que "impulse reformas que eliminen trabas a la producción, detengan la inflación y solucione el desabastecimiento y la carestía de los artículos de primera necesidad" mediante medidas que promuevan "la actividad privada en la economía, consagrada en la Constitución" y dejando a un lado "concepciones ideológicas rígidas y fracasadas, así como el afán de controlarlo todo".

En el documento leído el mediodía de hoy por el reelecto presidente de la instancia, monseñor Diego Padrón, se afirma que el país necesita "un nuevo espíritu emprendedor con audacia y creatividad" y que se estimule "la laboriosidad y la producción dando seguridad jurídica y fomentando empresas eficientes".

Diálogo con resultados

Como lo han venido haciendo insistentemente en los últimos años, los prelados abogaron por el diálogo como "la vía indispensable" para "resolver los graves problemas" que atraviesa Venezuela. Sin embargo, dejaron en claro que el diálogo no puede limitarse a una conversación, tal y como ocurrió en 2014, sino que el mismo debe proveer cambios; y pidieron seguir el ejemplo de Estados Unidos y Cuba.

"Para lograr la concertación es preciso el respeto absoluto de los Derechos Humanos y descartar la violencia excesiva en el control de las legítimas manifestaciones del pueblo por parte de los funcionarios del Estado. También es necesario liberar a los presos políticos y no utilizar el sistema judicial para amedrentar e inhabilitar a adversarios políticos. La libertad de expresión y la existencia de medios de comunicación independientes deben ser respetadas", apuntaron, al tiempo que monseñor Padrón también consideró necesario eliminar el programa Con el mazo dando, al cual equiparó con La hojilla, por considerar que no contribuye al entendimiento.

La Asamblea Nacional es para los prelados el escenario ideal para el diálogo y por ello llamaron a los partidos a postular personas "capaces, de alta responsabilidad, cualidades morales y espíritu de servicio al pueblo"; y a todos los electores a votar en los comicios previstos para este año.

Los obispos, en su documento, cuestionaron la reciente designación de las autoridades del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), del Poder Ciudadano y del Consejo Nacional Electoral (CNE), por considerar que "no refleja la pluralidad política del país".

En previsión de ser cuestionados por sus opiniones, en especial desde el oficialismo, los prelados aclararon que "este dramático análisis que hacemos con dolor, nace de nuestra cercanía al pueblo que sufre, y de la misión pastoral que nos impulsa a ser promotores de la dignidad humana y de la paz".

Espacio publicitario

Nombre:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Espacio publicitario

Espacio publicitario

ENCUESTA

Espacio publicitario

DESDE TWITTER

INSTAGRAM

Espacio publicitario

Espacio publicitario