Espacio publicitario

Maduro pidió "no romper equilibrios"

Solicitó "apoyo unánime" para que Obama no ratifique decreto contra el país

Maduro pidió no romper equilibrios

El presidente Maduro dijo que, tras cumplir su deber constitucional ayer ante la Asamblea Nacional de presentar su informe de Memoria y Cuenta, consignará por escrito otros temas que no abordó anoche AVN

  • ELVIA GÓMEZ

16 de enero de 2016 00:00 AM

El presidente de la república, Nicolás Maduro, dejó claro durante la presentación de su mensaje de Memoria y Cuenta a la Asamblea Nacional, que "el poder popular, revolucionario, socialista, no va a arriar sus banderas" y llamó a "no caer en tentaciones de romper equilibrios necesarios" en las relaciones interinstitucionales, cuando "están confrontados en el país dos modelos".

También Maduro pidió expresamente "el apoyo unánime" de la Asamblea Nacional para solicitar al gobierno de Barack Obama "que no ratifique el decreto que califica a Venezuela como una amenaza para los EEUU", que debe ser aprobado el próximo mes de marzo por el Congreso de ese país.

"Pido apoyo de la Asamblea Nacional para quitar de sobre la cabeza de nuestro país esa amenaza injusta, ilegal, rechazada por toda América Latina y nuestros hermanos del mundo", dijo el mandatario en la segunda hora de su discurso ante el Parlamento, transmitido en cadena de radio y televisión.

El mandatario inició su discurso a las 5:20 pm y lo culminó a las 8:24. Cumplió el protocolo e intercambió saludos cordiales con el presidente de la AN, diputado Henry Ramos Allup (AD-MUD), a quien identificó como "jefe y líder de la oposición".

A lo largo de su intervención, Maduro intercaló los temas políticos y económicos. Pasadas las 7:30 de la noche, se refirió a las razones que lo llevaron a emitir ayer el Decreto de Emergencia Económica, que consignó a la Presidencia de la AN.

Reiteró los argumentos de culpar a "la guerra económica" y "la guerra de carácter no convencional", dirigida desde el "imperio" como las causas de la crisis nacional. "Es un juego macabro de hacerle daño a toda una sociedad, es un juego de hacer sufrir a un pueblo para que se rinda", alertó.

Antes, había afirmado que "el pueblo no está en contra de las políticas económicas, sino en contra de que no se cumplan". En términos autocríticos hizo un llamamiento "a los revolucionarios", e indicó que lo que le reclaman al Gobierno es que "no hemos hecho".

"No entienden porqué teniendo el Gobierno nacional alcaldías y gobernaciones no hemos logrado frenar la guerra económica", dijo Maduro y llamó "a un diálogo social, socioeconómico".

"Vamos a hablar de la naturaleza real de la crisis económica, del modelo rentista petrolero, de las acciones para insertarnos en una economía productiva", dijo el Presidente, quien insistió en varios momentos de su exposición en llamar "a un diálogo, constructivo, para el fortalecimiento de los derechos sociales, para desactivar los mecanismos de explotación de la moneda".

"Yo quisiera esperar mucho más de ustedes, bancada de la oposición, que las declaraciones que se han dado forman parte de una nueva voluntad. Me gustaría creer... el nivel de confianza entre nosotros no está bueno, no vamos a engañar a nadie", dijo dirigiéndose a la coalición Mesa de la Unidad.

Situación histórica

Nicolás Maduro habló al país desde el hemiciclo protocolar, el que antes ocupó el Senado de la República. En su intervención reclamó a Ramos Allup, "en nombre de millones de venezolanos y de la FAN", el retiro de los retratos de Simón Bolívar y de Hugo Chávez la semana pasada de las instalaciones de la AN, lo que le ganó el aplauso de pie de la bancada del GPP y de los invitados oficialistas en los palcos.

El Presidente destacó que vivía "una situación histórica" porque "luego de 17 años de una revolución pacífica, constitucional, democrática (...) hoy estamos llegando a un parlamento donde, por gracia de la Constitución (...) la oposición a la revolución ha conquistado una mayoría que hoy ejerce".

Una hora más tarde, en tono jocoso, advirtió a la bancada de la MUD que "no se confíen, que por ahí viene el 13 de abril", en referencia al retorno triunfal del chavismo en 2002.

Maduro se refirió a la relación política que debe asumirse con "una mayoría circunstancial de carácter electoral" y comprometió a la bancada del Gran Polo Patriótico a estar dispuesta "a conversar por la paz que nos exige Venezuela".

"¿Que queremos sacar del debate de este año? ¿A que apuestan las posiciones políticas? Yo puedo decirlo a nombre del Bloque de la Patria: el año 2016 tenemos que fijarnos grandes metas nacionales, para el trabajo, prosperidad, desarrollo económico, paz política, desarrollo nacional, convivencia de los ciudadanos, grandes metas que preserven la vida constitucional de nuestra nación. Hacia allá van dirigidos nuestros esfuerzos", afirmó Maduro.

Paz y verdad

Sin mencionarlo expresamente, Maduro aludió a la propuesta de la bancada de la MUD de aprobar una Ley de Amnistía y Reconciliación, como prioridad en su agenda legislativa.

Propuso constituir "una comisión nacional de justicia, verdad y paz, paritaria, que sea presidida por un venezolano de confianza pública y que establezca las bases legales, jurídicas, para ir a un proceso de paz, y que no se imponga la visión del perdón de los victimarios a ellos mismos. Lo digo como Jefe de Estado ante esta soberana Asamblea Nacional: si se quiere la paz hagamos justicia. Si se quiere la paz busquemos la verdad, protejamos a las víctimas, ¡todas!", dijo sobre los hechos de febrero, marzo, abril, mayo y junio de 2015.

"Ya hay bastantes cosas qué lamentar, pérdidas de vidas, destrozos. Nosotros decidimos hace mucho tiempo abandonar la lucha armada como camino para tomar el poder o mantenerlo, y nos negamos a volver por los caminos de la lucha armada, popular y revolucionaria, nuestro camino es la Constitución. Y no es que no tengamos con qué, pero el camino es la paz. Y cuando uno dice paz algunos interpretan debilidad, política, moral".

Casi al final de su discurso, Maduro comunicó haber ordenado mantener el cierre de la frontera con Colombia.

Rechaza privatizar la GMVV

Maduro rechazó los anuncios de la oposición de impulsar en la AN un proyecto de ley para "privatizar la Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV)", sobre la cual reiteró que se han alcanzado las metas propuestas sólo con el esfuerzo del Gobierno revolucionario y los gobernadores que son afines al legado del fallecido presidente, Hugo Chávez.

Desde la tribuna de oradores del hemiciclo protocolar de la Asamblea Nacional Maduro se dirigió al diputado opositor del partido Primero Justicia Julio Borges, principal propulsor del proyecto y destacó que el Gobierno en 2015 logró construir "la vivienda un millón".

Si se pretende "privatizar la Gran Misión Vivienda Venezuela, tendrán que derrocarme", expresó el jefe del Estado. Maduro rechazó además las críticas de los opositores contra el programa gubernamental de viviendas. "Ningún gobernador de ustedes", agregó refiriéndose a los de la oposición, "ha construido ninguna vivienda".

Espacio publicitario

Nombre:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Espacio publicitario

Espacio publicitario

ENCUESTA

DESDE TWITTER

Espacio publicitario