Espacio publicitario

Goicoechea: La cogestión con los vecinos permitirá reconstruir El Hatillo

El aspirante opositor por el municipio El Hatillo aclaró que su candidatura es por iniciativa propia y no estuvo contemplada en los puntos negociados para su liberación, en este sentido indica que eso solo fue posible gracias  a la presión internacional

  • DAYANA CHERUBINI

07 de diciembre de 2017 13:10 PM

Actualizado el 07 de diciembre de 2017 22:43 PM

PARA COMPARTIR

Goicoechea: No se nos va a morir de hambre ni un solo niño en El Hatillo

Caracas.- Yon Goicoechea, candidato al municipio El Hatillo presenta una propuesta de gobernabilidad centrada en la cogestión entre la alcaldía y los ciudadanos con el fin de establecer una sinergia entre ambos y promover la participación de los vecinos de la comunidad.

En entrevista para El Universal, el candidato representado por el partido Avanzada Progresista asevera que, la insuficiencia de presupuesto en el municipio no será un impedimento para llevar acabo su plan de gobierno. En este sentido afirma que “en El Hatillo hay posibilidades de hacer cogestión a una escala nunca antes vista en Venezuela”.

Explicó que de ser electo, trabajará en la búsqueda de soluciones que permitan solventar los problemas de vialidad e infraestructura. También planea reestructurar y optimizar el sistema de seguridad a través de la aplicación de un plan vecinal llamado: “Si se ve”.

Por otro lado, se compromete a combatir el hambre y pobreza extrema de los sectores rurales de El Hatillo, esto bajo la premisa de generar una cooperación entre ambas partes que permita la reconstrucción de municipio y el mejoramiento de la calidad de vida del hatillano.

¿Cuáles considera usted son las potencialidades del municipio y cómo las aprovecharía?

- La primera potencialidad del municipio El Hatillo es su gente, porque este cuenta con un alto índice de profesionales (…) Esto no se ve reflejado en la capacidad económica de la alcaldía, pero sí en la de los vecinos que allí habitan. Lo primera forma de aprovecharla es convocando a mil o dos mil personas a participar de los proyectos de las alcaldías, porque por primera vez tenemos que plantearnos una cogestión a gran escala entre nosotros y los vecinos.

Ya no vale hacer alianzas estratégicas con las empresas privadas debido a que ellos también se encuentran en condición de dificultad producto de la crisis que atraviesa el país. Por ende, hay que incorporar el mecenazgo o crowfunding en los ciudadanos que estén en capacidad de aportar dinero o trabajo personal a los diferentes proyectos.

¿A qué me refiero con esto? por ejemplo, si tomamos la taza actual del dólar nosotros como alcaldía tendríamos a nuestra disposición para el año que viene, menos de 300 mil dólares para cubrir 600 funcionarios públicos; 126 policías; 6 escuelas; 1 ambulatorio; todas las patrullas; protección civil; huecos; desmalezamiento; ornamento; cultura y deportes. Esto es menos de lo que cuesta una casa en La lagunita. Ni el mejor gestor del mundo puede hacerlo bien bajo este esquema.

Nosotros estamos bajo un proceso hiperinflacionario por lo que debemos hacer una cogestión a gran escala. En este sentido, digo que el primer trabajo del alcalde de El Hatillo será inspirar a las personas a participar en los proyectos promovidos por la alcaldía.

Entre nuestras aspiraciones está poner en manos de un grupo de doctores jubilados el ambulatorio, para que lo apadrinen, financien y ayuden a dirigirlo, también tenemos planteado aumentar los sueldos de los trabajadores de la salud, policías y maestros, a través de la cogestión, debido a que la alcaldía no lo puede hacer, se nos están yendo (…) por ejemplo hoy día, 10 dólares es el doble del sueldo que percibe un maestro en El Hatillo, hay 82 maestros en este momento, lo que quiere decir que con lo que cuesta un pasaje a España en estos momentos triplicarías los sueldos de los maestros del municipio durante un mes.

Por otro lado, tenemos un convenio firmado con una fundación para que le proporcionen alimentos a los niños de las 6 escuelas municipales. Lo que quiero decir con esto es que no nos vamos a quedar con el problema de que no tenemos presupuesto, hay una posibilidad en El Hatillo de hacer cogestión y la vamos a hacer, a una escala nunca antes vista en Venezuela, una alcaldía realmente de puertas abiertas.

¿De ser electo cómo atacaría los principales problemas del municipio?

- Lo primero que hay que abordar es el tema de la seguridad, de forma que se genere una coordinación entre la seguridad pública y la privada. El municipio necesitaría 400 funcionarios y tiene 126, y hay impedimento de tipos presupuestario y administrativo para aumentar ese pie de fuerza al punto que requeriría; nosotros proponemos una sinergia entre ambos cuerpos policiales.

Hay una seguridad privada que es mucho mayor al número de policías municipales, pero esa plantilla, que son los vigilantes de los edificios, no tiene ninguna capacitación policial, ni un centro unificado de emergencias, ni botón de pánico, ni nada; es decir, no tienen ni conexión interna ni con la policía. Sucede pues que cuando llegan 3 malandros, el señor de seguridad lamentablemente los deja pasar porque no tiene otra opción.

Pero, ¿Qué pasaría si ese mismo vigilante tuviese un botón de pánico conectado en simultáneo con la policía? o ¿Qué pasaría si él pudiera radiar a la policía y pedir información, por ejemplo, de una placa sospechosa de un vehículo? Por eso estamos planteando un sistema de coordinación llamado “Si se ve”, que consiste en un sistema de seguridad vecinal en donde podamos incorporar todas las cámaras de monitoreo y grabación, y tener una sala situacional para poder tener al municipio monitoreado a través de ellas. Esto sin que sea una inversión pública colocar cámaras adicionales, sino contando con las que ya tenemos. 

Entonces realmente es un tema de coordinación, en donde la vigilancia privada sea integrada a la municipal para que puedan cumplir sus funciones de las dos formas. Yo creo que si hacemos eso vamos a lograr mucho en las zonas urbanas.

Con respecto a las partes rurales, tenemos concebido cerrar los 6 puntos de acceso. Es decir, hay que colocar puntos de vigilancias, con policías con equipamiento y un plan establecido para mejorar mucho la seguridad también de las zonas rurales, que hoy día es un problema muy grave.

Otro problema que hay que atacar de inmediato es el relativo a la vialidad e infraestructura, por lo que tenemos pensado coordinar a varias asociaciones de vecinos para que compren el asfalto a través de la alcaldía, que sale a precio reducido por ser una compra al mayor y la maquinaria y el personal, por lo que insisto en que con una cogestión con los vecinos podremos ir reconstruyendo el municipio, porque si esperamos a que el Gobierno central nos otorgue un crédito adicional pues por supuesto que no lo haremos. Entonces, vamos a dirigir todos nuestros esfuerzos en la coordinación con los vecinos.

En cuanto al alumbrado y el agua aún y cuando estos no son competencia de la alcaldía, los vecinos sienten la necesidad de reclamar que uno como alcaldía haga algo, pero, es mentira que hoy con el presupuesto que hay y en medio de la hiperinflación más grande que ha vivido Venezuela en su historia, es falso decir que con los fondos de la alcaldía taparemos todos los huecos, eso no es verdad, y el que prometa eso aquí o en cualquier otro sitio está mintiendo.

Luego está el problema de la crisis humanitaria y el cómo abordarla por medio de la gestión, y es que mucha gente no lo sabe pero el municipio El Hatillo tiene en su extensión rural a la gente viviendo en condiciones de pobreza extrema donde prolifera el alto grado de desnutrición, allí se ve el claro ejemplo de que por cada 10 venezolanos, 6 comen menos de tres veces al día, por lo que considero que lo mas importante es brindarles una gestión que les tienda la mano y que esté a su lado apoyándoles en medio de todo este horror económico en el que viven.

No se justifica que el municipio que tiene mayores ingresos per cápita en toda Venezuela se nos muera un niño de hambre o de una diarrea que no pudo soportar, producto de su mala condición de salud. A mí, la verdad es que no me gusta hacer promesas, pero esta sí la voy a hacer y es que a nosotros no se nos va a morir de hambre ni un solo niño en el municipio El Hatillo.

Vamos a ponernos al frente de la gestión humanitaria, nos involucraremos con las escuelas, zonas comunes y de cultura, que es donde convergen los niños del municipio para brindarles toda la atención que necesitan; esto si lo vamos a poder llevar a cabo porque la zona rural es relativamente pequeña con respecto a la urbana. Estoy seguro que obtendremos fondos de la parte privada, porque estamos en un momento en donde la ciudadanía está mucho más sensibilizada que en otras oportunidades con respecto a estos asuntos.

¿Mantendría la misma línea política de su antecesor o la cambiaría, y por qué?

- Bueno, como todo, seguiría algunas cosas y cambiaría otras. En términos de institucionalidad yo creo que David (Smolansky) ha hecho un buen trabajo, ha construido una alcaldía en donde se ha respetado al funcionario, y eso es admirable, nosotros no vamos a llegar botando gente. Por otro lado, hay cosas que se han hecho desde el programa “Viva El Hatillo” donde se han recuperado tradiciones importantes, porque recordemos que este municipio es muy antiguo y por ende hay un arraigo histórico y cultural muy importante, que además es parte de la semilla del desarrollo turístico en la zona. Eso yo se lo celebro a David como muchas otras cosas, la verdad.

De cambiar, bueno creo que hay que incluir la cooperación entre la alcaldía y la ciudadanía a un nivel más estrecho, aunque ya se ha venido haciendo, pero creo que hay que multiplicar ese esfuerzo, tener realmente una alcaldía puertas abiertas que trabaje con todos los partidos políticos, todas las asociaciones de vecinos y que sea capaz de inspirar al hatillano a participar. Tenemos que replantearnos la forma de ver las cosas y yo creo que el mayor cambio será aupar la participación ciudadana en niveles nunca antes vistos.

¿Se juramentaría ante la ANC?

 Mi respuesta es que yo lo haría, siempre que sea una decisión colectiva de todos los alcaldes electos de la unidad; insisto, solo lo haría de esa forma, y no es mi opinión personal. Mi criterio es seguir lo que dice la Constitución vigente. Ahora, soy parte de un grupo político y tendría que acatar ciertas normas. Sin embargo, yo creo que lo más importante en este punto no es tener la razón sino fijar una posición política conjunta y de fuerza, porque divididos somos débiles pero unidos somos fuertes.

¿Su candidatura al municipio El Hatillo formó parte de los puntos que se negociaron para darle la libertad?

- Eso ha sido un gran mal entendido (…) Mi proceso de negociación de salida de la cárcel fue muy largo, que resultó posible solo gracias a la cooperación internacional, muy especialmente de España de la ONU y de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Por muchos meses estuvo planteado que yo me fuera al exterior, esa era la única posibilidad de que saliera de la cárcel. Finalmente logramos hacer suficiente presión diplomática, aunado al enorme trabajo de mi esposa y mi familia para que el Gobierno accediera a liberarme sin tener que irme. En ese sentido, al final de la negociación tenía abiertas dos opciones, una era irme de Venezuela o quedarme y poder participar en unas elecciones en las que creo.

Y esa opción no estuvo ligada a quedarme y participar en las municipales, eso no es correcto y ha sido una mala interpretación de mis palabras. Yo estoy participando en estas elecciones con la sola convicción de que es lo correcto y estoy convencido de que todos los venezolanos que no participen, y los que estén llamando a la abstención, se van a arrepentir al segundo día que tenga en su municipio a un chavista.

Siempre que me pueda quedar lo haré y estoy participando en estas elecciones con la certeza de que vamos a lograr un cambio para el país. Pero no hubo condiciones salvo algunas, como por ejemplo, no hagas terrorismo, cuestión que me resultó muy fácil porque yo no lo hago.

El Gobierno tiene un montón de fantasmas que no existen, son acusaciones absurdas, pero yo estoy seguro que me soltaron porque no tenían otra opción, eso sí,  en un momento que generara polémica. Me tenían que soltar porque yo tenía una orden de libertad, una orden de la ONU, una petición expresa de la cancillería española y era parte de un pre requisito para que hubiese un diálogo. Seguro me tenían que soltar, pero escogieron el momento en que generara polémica, que destruyera y que generara confusión como en efecto ocurrió.

Sin embargo, para mí ha sido un logro personal haberme podido quedar en el país, mis hijos van a crecer aquí y voy a tener nietos aquí, pero en democracia.

¿Cómo sería su relación con el gobierno de Miranda?

- Trataré de que sea la mejor. Por mi parte todas las instituciones del estado encontraran mi apoyo, siempre y cuando sea para el beneficio de la ciudadanía. Podemos trabajar juntos, pero con esa condición, solo para la mejoría del hatillano o de ciudadano en general. Si es para que el que está en zona rural viva mejor, o para mejorar el sistema de seguridad, o para que el niño coma, yo siempre voy a estar dispuesto a hacerlo.

¿Cree usted que la abstención juegue un papel importante en estas elecciones?

Pienso que puede afectar mucho porque hay mucho desengaño, rabia y desesperanza. En cuanto al porcentaje yo tengo dos informaciones, una de ellas, para el 20 de noviembre, indica que habría un 30% de participación, la otra es una que recibí este miércoles, que habla de un 50.2% de participación; no me extrañaría que subiera un poco porque a medida que se aproxima la campaña siempre se decantan las personas que no están seguras de si votar o no.  Además, ha sido una campaña en la que si todos los candidatos hemos estado de acuerdo en algo es en hacer un llamado a la participación.

No se puede obviar el alto nivel de abstención, pero también creo que no está bien medida la inmigración en municipios tan pequeños como El Hatillo, por ejemplo, ahí es muy alta, más de lo que se pudiera imaginar. En consecuencia, esa abstención en parte se deberá a la frustración producto de la desesperanza de lo vivido en este año y en parte también se deberá a que la gente se fue, y ya no está.

Le tengo miedo a la abstención, creo que es un grandísimo error convocar a la gente a que no haga nada. Yo le pido a los venezolanos que voten con constancia y sabiendo que, aunque a veces no se ve la puerta de salida, hay que insistir. Yo no le puedo prometer a alguien que esto va a salir en 15 días o dos meses pero sí que estaremos aquí hasta que sea necesario y hasta que lo logremos.

¿Existe un plan de movilización para los centros reubicados?

- Hay que recordar que se han revertido gran parte de los centros reubicados, es decir que mucha de esa gente va a estar en su centro de votación habitual. En cuanto a las incidencias del resto de personas que en medio de la confusión tengan ese problema, por supuesto nosotros tenemos en el comando un equipo de movilizadores que pueda ayudarles a ubicarse.

Esperamos que no haya una reubicación de los centros 48 antes del proceso de votación como en las elecciones pasadas, aunque con este Consejo Nacional Electoral que ha demostrado tantas veces que no es imparcial, no nos extraña nada y tenemos que estar dispuestos a combatir aun y cuando se nos presente un escenario de esos. 

Espacio publicitario

Nombre y Apellido:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Normativa para emitir comentarios
  • Al emitir su opinión en El Universal debe hacerlo con Nombre y Apellido, no se aprobarán mensajes con datos incompletos.
  • El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro.
  • Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
  • El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.
  • Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quien los escribe.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes xenófobos o discriminatorios.
  • El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.

Espacio publicitario

ENCUESTA

Espacio publicitario

2018: ¿Fin del Califato?

  • JULIO CÉSAR PINEDA
18/01/2018 05:02 AM

El año 2018 se inicia con las buenas noticias de lo que pudiera ser el...

Vuelta al oscurantismo

  • BEATRIZ W. DE RITTIGSTEIN
18/01/2018 05:01 AM

A fines del año pasado, Irán fue sacudido por una ola de protestas en varias...

Yo me acuso

  • JOSÉ ANTONIO GIL YEPES
18/01/2018 05:01 AM

Hace días fui al supermercado. Estaba menos abastecido. Iba tomando lo que conseguía. Por fin...

Espacio publicitario