Espacio publicitario

Asamblea Nacional Constituyente

Expertos debaten legalidad de la Asamblea Nacional Constituyente

Existen dudas e interpretaciones sobre la legalidad del mecanismo para la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente utilizado por Nicolás Maduro. También existe temor sobre el poder absoluto y los límites que podría derivarse de esa convocatoria en el contexto de una situación de la crisis que vive el país. Cuatro expertos analizan el tema.

  • FRANCISCO OLIVARES

25 de junio de 2017 05:30 AM

Actualizado el 25 de junio de 2017 16:54 PM

PARA COMPARTIR

“ La ANC es perfectamente constitucional y se han cumplido todos los requisitos”
Hermann Escarrá
 

“Es probable que los constituyentes consideren que la ANC  puede tener un poder casi  absoluto ”
Jesús María Casal

Caracas.- Voceros del Gobierno han adelantado las supuestas medidas que podría tomar la Asamblea Nacional Constituyente controlada por factores del oficialismo, más allá de la redacción de una nueva Carta Magna. Ello ha generado temor en sectores opositores que llaman a desconocer la convocatoria del presidente Nicolás Maduro. En este trabajo presentamos el análisis de cuatro expertos constitucionalistas.

Hermánn Escarrá: El proyecto de Constitución tiene que aprobarlo el pueblo

Una Asamblea Constituyente es un órgano colegiado elegido directamente por el pueblo mediante el voto universal y secreto que tiene por objeto, tanto la fundación de un Estado, como la refundación del mismo y siempre está  orientado a graves transformaciones que afectan la estructura misma del Estado, que pueden orientar también las formas del régimen político, las formas  de Gobierno, además de desarrollar todo lo que tiene que ver con los derechos humanos  y su  progresividad. En definitiva, un ente  colegiado, con poderes extraordinarios, elegido por la voluntad popular.

Sostiene el constitucionalista y candidato a la Constituyente convocada por Nicolás Maduro, que sin duda esa convocatoria es Constitucional, de acuerdo los artículos 347y 348. El primero de ellos dice que “el pueblo de Venezuela puede convocar  a una Asamblea Nacional Constituyente cuyo objeto es la transformación del Estado, reordenación del sistema jurídico político y redactar una Constitución”. “Resalto que no dice “aprobar”.

Así mismo el artículo 348 dice cómo debe hacerse. Y es mediante cuatro iniciativas de convocatoria. “Las digo al revés” indica Escarrá: la iniciativa popular que es el 15% del electorado; la iniciativa Municipal, dos terceras partes de los municipios; la iniciativa parlamentaria, dos terceras partes de los integrantes de la Asamblea; y el Presidente en Consejo de Ministros.

Lo que ha ocurrido, enfatiza Escarrá, es que el Presidente, con base  del 347, 348 y 5 de la Constitución convocó a una Asamblea Nacional Constituyente (ANC). “Es perfectamente Constitucional y se ha cumplido hasta este momento todos los pasos y requisitos y procedimientos que corresponden.”

Consultado sobre si no es requisito consultar al pueblo antes para saber si desea una Constituyente y luego para aprobar la nueva Constitución, precisa Escarrá que eso está regulado por la Constitución, a través de los artículos 347, 348 y 349. Allí están las bases, procedimiento, iniciativa, objetivos y naturaleza del proceso constituyente. Allí no aparece  una consulta referendaria para saber  si se quiere o no una Asamblea Constituyente. Allí lo que aparece es una iniciativa de convocatoria. Porque si no la norma estaría redactada de otra forma. No diría que estas cuatro alternativas  pueden convocar una Asamblea Constituyente. Lo que hubiera dicho es  “puede convocar a una consulta sobre la ANC.  No dice eso.  Lo que dice es directamente convocatoria a la ANC.

Con respecto a su aprobación sostiene Escarrá que es diferente. El artículo 347 dice: “El pueblo de Venezuela es el depositario del Poder Constituyente Originario, en ejercicio de dicho poder puede convocar una ANC con el objeto de transformar el Estado (...) Si el constituyente hubiese pensado que no se debía consultar al pueblo, simplemente dice “y aprobar” pero no dice “aprobar”. Lo que dice es redactar. Esto significa que el proyecto de Constitución tiene que aprobarlo el pueblo que es en definitiva el titular del poder originario que lo ha transferido temporalmente una Asamblea Constituyente. Es temporal, mientras que el poder originario no es temporal en el pueblo. En consecuencia la respuesta es que tiene que  ser aprobado por la voluntad popular.

Además es una tradición hermosísima. “Recordemos que de las 27 constituciones que ha tenido Venezuela, la única aprobada por el pueblo fue la de 1999 y eso le da una fuerza enorme de legitimidad".

Jesús María Casal: La ANC va a generar gran concentración de poder

La ANC es un mecanismo del ejercicio del poder constituyente del pueblo, que de acuerdo con nuestra Constitución y a los principios democráticos,  el pueblo se pronuncia sobre el ejercicio del poder constituyente a través de un referendo. Una vez que ese pueblo se pronuncia sobre el ejercicio de ese poder constituyente y también sobre las bases que van a regir, es que se puede instalar una ANC. Así lo refiere el abogado constitucionalista Jesús María Casal.

Precisa que el objetivo de ella es hacer una nueva Constitución. Ese objetivo puede ir acompañado  a lo sumo de medidas de protección del propio trabajo de la Constituyente, es decir cuando el artículo 349 de la Constitución  dice: “Los poderes constituidos  no pueden impedir las decisiones de la ANC se refiere a que no deben los poderes constituidos  obstaculizar el funcionamiento de la Constituyente, pero no más allá de eso, la tarea que tiene la Constituyente es el de elaborar una nueva Constitución.

Aclara Casal que la actual convocatoria no es Constitucional. Lo que se va a instalar en Venezuela no puede ser una ANC, no merece tal nombre porque, para que pueda instalarse una ANC el pueblo tiene que haberse pronunciado  y el pueblo, todos los venezolanos, no hemos sido consultados, no se hizo un referendo para que el pueblo decida si ejercía o no ejercía el poder constituyente.  Lo que se está llevando adelante es una usurpación del poder  constituyente del pueblo,  puesto que el Presidente de la República pretende usurpar esa facultad indelegable del pueblo de ejercer su poder Constituyente.

Al referirse a las diferencias con el proceso constituyente de 1999 sostiene Casal que allí se reconoció lo que la Corte Suprema de Justicia (CSJ) dijo que era un derecho inherente a la persona al referendo, así lo calificó la CSJ en su sentencia del 19 de enero de 1999.  Allí señaló que cada persona tiene un derecho humano al referendo sobre el  ejercicio del Poder Constituyente. Se celebró un referendo y el pueblo mayoritariamente dijo que sí quería e incluso aprobó unas bases. En aquel momento hubo realmente un ejercicio del Poder Constituyente del pueblo que en este caso no ha ocurrido.

Precisa el constitucionalista que la ANC no puede tener poderes absolutos y advierte que estamos en una situación de riesgo en la cual es muy probable que esos  constituyentes entre comillas se consideren como titulares de un poder casi absoluto. Es posible -indica- que consideren que la Constituyente es un poder plenipotenciario y muy probablemente tomará medidas contra  los poderes constituidos; terminarían de disolver a la Asamblea Nacional; podrían proceder a destituir a la Fiscal General de la República, es decir procederían  a un  momento de gran despotismo disfrazado de Asamblea Constituyente.

Al referirse al hecho de que las bases no establecen límite de gestión en el tiempo señala Casal que es un punto que debieron haberse establecido en las bases comiciales. El extenderse en un tiempo indefinido y alerta que es un aspecto muy grave ya que ese órgano va a pretender tener poderes absolutos y va a generar una gran concentración de poder, incluso mayor al que tenemos ahora que ya es altamente preocupante por la  falta de separación de poderes.

Recuerda Casal que en el proceso constituyente en el año 1999, el pueblo tomó una definición y fijó un plazo de 6 meses en las bases para que la ANC redactara la nueva Constitución.

Jesús Silva: Con la ANC podemos ir a elecciones generales

Para el constitucionalista Jesús Silva, la Asamblea Constituyente es la mejor y única solución para la crisis política del país, debido a que por este mecanismo se puede ir a elecciones generales y “destrancar el juego institucional que venimos atravesando los venezolanos en los últimos meses”.

Durante una entrevista en el programa Primera Página, transmitido por Globovisión, el abogado constitucionalista afirmó que la Asamblea Nacional Constituyente es el único mecanismo para renovar los cinco Poderes del Estado sin violar la Carta Magna vigente.

Referente a las bases comiciales,  Silva expresó:  “El CNE tiene que regirse a lo que establece la Constitución en su artículo 5 y 6 (…) a la participación de todas las caras de la sociedad venezolana, para postularse en esta Asamblea, esa es la garantía de esta Asamblea Constituyente”.

Resaltó que la característica de comunal, la característica de chavista dependerá de lo que el pueblo libremente elija, lo importante es que de acuerdo a lo establecido en el artículo 5 y 6 de la Constitución que habla del pluralismo político y soberanía popular, así como los artículos 347, 348 y 349 de la Carta Magna, todos tengan la oportunidad de elegir y de ser elegido a esa Asamblea Constituyente”, dijo Silva.

Añadió que por medio del proceso Constituyente, la oposición puede plantear temas como la eliminación de la reelección o el referéndum que en ocasiones se ha llegado a cuestionar.

El especialista en derecho constitucional, al referirse sobre al poder que tendrá la nueva Asamblea Nacional Constituyente (ANC), cuya misión fundamental será la de redactar la nueva Constitución de la República, aclaró que “el hecho de que tenga amplios poderes, no significa que deba convertirse en una junta dictatorial”.

Jesús Silva, entrevistado por Globovisión sobre el tema constituyente, aclaró que la ANC mantendrá la “forma Republicana de Venezuela, las elecciones presidenciales y va a luchar contra el terrorismo”.

“La Constituyente no es una junta dictatorial y su funcionamiento tiene un marco constitucional vigente, que son los derechos adquiridos por el pueblo, que no pueden ser disueltos”, recalcó el abogado.

Jorge Rosell: Desde la ANC gobernará el Ejecutivo Nacional

La Constituyente es el órgano o súper poder desde el punto de vista jurídico, sostiene el abogado Jorge Rosell quien fuera magistrado de la Corte Suprema de Justicia (CSJ). Señala que la Constituyente no tiene sobre sí ningún órgano o factor de poder que pueda limitarla a no ser el bien común, los derechos humanos. Es decir, los órganos constituidos tienen que someterse al dictamen de la Constituyente. Es el supra órgano que determina cuál va a ser la Constitución de la República y las bases  fundamentales del sistema jurídico en un país determinado.

De allí que refiere lo que sucedió en 1999, cuando disolvieron la CSJ y el Congreso de la República, razón por lo cual ya tenemos un antecedente. Pero, resalta, que el peligro mayor es que podrían empezar a mandar desde allí y quien ejecutaría las órdenes de la Constituyente sería el Ejecutivo Nacional  a través del presidente Nicolás Maduro.

Considera Rosell que no es Constitucional esta convocatoria. El  artículo 347 de la Constitución  establece que “el pueblo de Venezuela es el depositario del poder constituyente originario”. Pero lo más importante: “En ejercicio de dicho poder puede convocar una ANC.”     

“Esto significa que quien convoca  a la Constituyente es el pueblo. De allí que el oficialismo poco se refiere al artículo 347 que hemos referido. Siempre destacan el 348 que se refiere a la iniciativa de convocatoria a la ANC.”

Por ello señala Roselll que  lo que sucedió es que brincaron uno de los procesos comiciales. Porque el primer proceso comicial es preguntarle al pueblo si quieren una Constituyente, si quieren una nueva Constitución. Si el pueblo dice que sí, entonces se convoca a esa Asamblea Nacional Constituyente.

Indiscutiblemente el gran peligro  que confronta Venezuela no es tanto la Constitución que apruebe, una Constitución que como dice el oficialismo, va a refundar la República, en la que se impondrían ideas que están fuera de la realidad en el mundo, basado en el sistema marxista leninista. El peligro mayor que yo veo es  que desde la ANC comenzará a gobernar el Ejecutivo Nacional porque es el oficialismo el que va a constituir esa ANC.

Espacio publicitario

Nombre y Apellido:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Normativa para emitir comentarios
  • Al emitir su opinión en El Universal debe hacerlo con Nombre y Apellido, no se aprobarán mensajes con datos incompletos.
  • El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro.
  • Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
  • El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.
  • Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quien los escribe.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes xenófobos o discriminatorios.
  • El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.

Espacio publicitario

ENCUESTA

Espacio publicitario

Espacio publicitario