Espacio publicitario

Fue trasladado de Polimaracaibo al Sebin

Se entregó uno de los solicitados por muerte del estudiante de LUZ

El joven de 22 años de edad, José Gregorio Díaz, estudiante del sexto semestre de educación física en LUZ y perteneciente a la selección de baloncesto se entregó en la sede de Polimaracaibo, allí informó que él estaba en el lugar de los hechos porque es dirigente estudiantil de la Facultad de Humanidades de la Universidad del Zulia.

  • MARÍA TERESA LUENGO

17 de febrero de 2016 10:58 AM

Maracaibo.- "Yo no soy escolta de Yorman Barillas ni de Carlos Palma y vengo a ponerme a derecho de las autoridades venezolanas, soy inocente", expresó José Gregorio Díaz quien fue solicitado por el Ministerio Público, después que el estudiante Eleazar Hernández falleciera dentro de las instalaciones de la Universidad del Zulia (LUZ) en octubre del año 2015.

El joven de 22 años de edad, estudiante del sexto semestre de educación física en LUZ y perteneciente a la selección de baloncesto se entregó en la sede de Polimaracaibo, allí informó que él estaba en el lugar de los hechos porque es dirigente estudiantil de la Facultad de Humanidades de la Universidad del Zulia. Explicó que estaban realizando unas elecciones para el Consejo Nacional Bolivariano de Universidades.

"Llegamos a ver que estaban realizando y nos habíamos puesto de acuerdo para hacer las elecciones al inicio de clases, en ese momento llegó Yoel Cedeño quien es el único culpable de esta desgracia que está pasando, dijo que haría las elecciones como sea y comenzamos a discutir porque ya habíamos llegado a un acuerdo, sacó un arma de fuego y comenzó a disparar, nosotros temíamos por nuestra vida y tratamos de desarmarlo, pero como habían demasiadas personas nos balanceamos sobre él y fue cuando él mismo empujo a Eleazar".

Díaz manifestó que después de ese suceso Yoel Cedeño le disparó a Carlos Palma y en eso Eleazar cae al piso por el impacto con la cartelera, debido al empujón que le produce Cedeño.

"Él es el único culpable de nuestra desgracia y yo me vengo a presentar porque soy inocente, soy atleta de la universidad, soy buen estudiante e inocente de ese montaje y quiero que las autoridades me investiguen".

Solicito que investiguen todo sobre él, sus cuentas bancarias, su familia quien además es humilde y trabajadora.

"Temía por mi vida, tenía muchas amenazas por parte del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) quien también amenazó a mi familia y les decían que si no me entregaban me iban a matar, yo soy inocente. Yorman Barillas no fue el actor intelectual ni mucho menos soy escolta; en el suceso Carlos Palma recibió un impacto de bala y Yoel Cedeño estaba haciendo disparos como loco".

El estudiante aseguró que después de los incidentes ocurridos en la casa de estudios comenzaron las persecuciones, los allanamientos, los maltratos a las familias, las amenazas por parte de los familiares del joven Eleazar Hernández, de Yoel Cedeño y los escoltas. "Yoel Cedeño le dijo a mi hermana que me ofrecía una alta cantidad de dinero para declarar en contra de Yorman Barillas y no lo haré porque nosotros somos inocentes y Barillas no tiene la culpa de nada porque sí él estaba en el lugar pero en el momento de los hechos estaba a una distancia muy lejana y Carlos Palma estaba a diez metros del suceso".

Acotó que espera que se le respete el derecho de su vida, de su salud y el de su familia, responsabilizó al Gobierno de todo lo que le pueda ocurrir por las múltiples amenazas que ha recibido por parte de ellos y solo quiere el bienestar de sus familiares y las de sus compañeros, lo consideró un caso político.

Por su parte, Nilo Fernández, abogado penalista señaló que se realizó la entrega voluntaria por parte de José Díaz en la sede de Polimaracaibo con el fin de que sea aprehendido, por la orden que ya tiene por parte de la fiscalía, luego será puesto a la orden del tribunal.

"Una vez que lo presenten y se escuchen los cargos por los que el Ministerio Público lo va a imputar, nosotros estaríamos informando a la colectividad.

Amigos y compañeros del joven estudiante lloraban en las afuera de la sede policial y repetían una y otra vez "nuestro hermano es inocente de todo lo que se acusa y aquí está dando la cara".

Espacio publicitario

Nombre:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Espacio publicitario

Espacio publicitario

ENCUESTA

DESDE TWITTER

Espacio publicitario