Espacio publicitario

Sucre, el inmortal del Perú

  • ISAÍAS A. MÁRQUEZ DÍAZ

07 de diciembre de 2017 05:00 AM

PARA COMPARTIR

Sucre, el inmortal del Perú

La acción  militar decisiva de la Campaña del Perú,  en la que el general en jefe Antonio José de Sucre libera, definitivamente, a dicha nación, se inicia el 6/12/1824 cuando el Ejército Unido llega a la pampa de Ayacucho, cercano a Quínua (Perú), desde donde Sucre estima, con  acierto estratégico y único, el triunfo sobre el ejército realista bajo el mando del capitán general  José de Canterac, a quien corresponde convenir con el general vencedor la capitulación que pone fin al dominio español en Suramérica.

Sucre ostenta una posición estratégica, puesto que las huestes patriotas  se sitúan a las alturas del cerro Condorcunca (unos 4.200 m de altitud), mientras que las realistas ocupan la llanura  (pampas) de Ayacucho, de unas 300 has. (hoy, santuario histórico). Obviamente, los patriotas poseen una ventaja estratégica; además, los realistas, al mando del virrey español José de la Serna, son muy inferiores en número (7.800 vs. 8.500).

Puesto que participan soldados colombianos, venezolanos, argentinos, chilenos, bolivianos y peruanos, entre quienes destacan  los  Húsares de Junín  y el escuadrón de granaderos a caballo, aguardan por el inicio de la batalla, que sella la libertad del Perú, Sucre comanda un ejército internacionalista, mas no expansionista.

Al grito ¡Paso de vencedores!, los patriotas logran la victoria. La Serna resulta herido, a quien reemplazan por el general José de Canterac, quien firma junto con el general Sucre, la capitulación de Ayacucho, el mismo día del encuentro, 9/12/1824.

Así, culmina la sumisión colonial  superior a los tres siglos, y permite el desarrollo de las naciones que sojuzga la monarquía española. Y, Sucre, se hace acreedor al título de “Gran Mariscal de Ayacucho”.

 Por su estrategia militar, que ostenta en Carabobo, logra esta victoria, que, por la ventaja que busca para ganarla, ha sido calificada  de “mito” por analistas inescrupulosos y quizá poco o nada  conocedores del concepto  de estrategia. Según  Carl von Clausewitz, historiador y teórico de la ciencia militar moderna, en su “Tratado de la guerra”: “la estrategia coordina los combates entre sí para lograr los fines de la guerra, mientras que la táctica ordena y dirige la acción de los combates”.

Napoleón Bonaparte, al arte de dirigir la guerra, la llama: “gran táctica”.

isaimar@gmail.com                         

Espacio publicitario

Espacio publicitario

PORTADA DEL DIA

ENCUESTA

¿Controlar el control?

  • ARGENIS ALEXANDER ANGULO
19/01/2018 05:01 AM

En esto de desarrollar competencias de liderazgo, el control pasa de ser un elemento que...

La muerte de los héroes

  • MARIANO NAVA CONTRERAS
19/01/2018 05:00 AM

Siempre me interesó la política, desde esa temprana edad en que lo más parecido a...

La voluntad política en discapacidad

  • JUAN KUJAWA HAIMOVICI
19/01/2018 05:00 AM

La prensa venezolana recientemente destacó hoy la voluntad del gobierno bolivariano de mantener como parte...

Espacio publicitario

Espacio publicitario