Espacio publicitario

País en vilo

  • MARIANO NAVA CONTRERAS

10 de noviembre de 2017 05:00 AM

PARA COMPARTIR

País en vilo

Me cupo la satisfacción de presentar el libro País en vilo. Arte, democracia e insurrección en Venezuela, de Roldán Esteva-Grillet (Fundación Konrad Adenauer / UCAB, Caracas, 2017). El libro cuenta la historia de las nunca fáciles relaciones entre el poder y la creación artística, y el consecuente desafío a ese poder que es la insurrección, pero inserto en un aquí y un ahora. Trata, como advierte el autor, “del tema político en las imágenes que produce el artista, sea de manera directa o sugerente”, pero en la complejísima circunstancia que es nuestro país y los difíciles tiempos que nos están tocando vivir. En algún artículo he escrito que los libros, como las personas, son el resultado de muchas historias entretejidas, de muchas manos que quitan y ponen. La alquimia de esas historias, el resultado de tanto trasiego, casi siempre se esconde en el territorio de lo inimaginado.

Este libro nace de unas breves notas escritas a propósito de la inauguración de una exposición homónima (País en vilo, Galería Faría-Fábrega, Caracas, septiembre de 2012) y fue creciendo alimentado por notas y comunicaciones a reuniones académicas, como el 1º Congreso de Historia del Arte “El legado de Simón Noriega”, celebrado en la Universidad de Los Andes (Mérida, abril de 2015). A lo largo de sus seis capítulos, Esteva-Grillet va trazando un itinerario que va desde la conquista espiritual de nuestras tierras, a través del dilatado espacio colonial, la independencia y la república hasta llegar a nuestro doloroso presente, marcado por el populismo militarista en lo político y el adoctrinamiento, la politización y la persecución, abierta o velada, del arte disidente. Temas y conceptos imprescindibles para entender el avatar histórico de nuestro arte y de nuestra cultura saltan a cada página. La “sumisión y la rebeldía” como actitudes del arte durante la independencia, las “vanguardias y el compromiso político” durante los sesentas, “el arte y la insurgencia armada”, la relación de nuestros artistas con Cuba, la situación de los “artistas e intelectuales de izquierda”, la irrupción del chavismo y su impacto en las artes plásticas, y cómo la polarización subsecuente afectó la creación artística en el país, y sobre todo, el desarrollo de una política de Estado para las artes desde el siglo XIX hasta la irrupción del chavismo, son desarrollos, ideas y conceptos imprescindibles para comprender la evolución de las artes plásticas en Venezuela que País en vilo, el libro, aborda de manera frontal y contundente, pero también con erudición y precisión en el dato histórico y la valoración estética. Cierra el volumen un interesante anexo con una lista de “Directores, enroques y comodines de los principales Museos de Arte de Caracas desde el siglo XIX”, más una utilísima bibliografía sucinta. Todo configura, en palabras del propio autor, una “revisión parcial de sucesos históricos, sociales y políticos que han condicionado el desenvolvimiento de las artes plásticas venezolanas desde tiempos coloniales hasta nuestros días”. Sin embargo, la mirada es la del crítico y la del esteta, la del sabido gustador del arte y del historiador, más allá de la diatriba política. Las palabras que cierran las conclusiones del libro son por eso terminantes: “Al final, prevalecerá la valoración crítica y no el prejuicio político”.

A Roldán Esteva-Grillet lo conocemos como uno de los más agudos y mordaces críticos del arte en Venezuela. Es autor de numerosos estudios sobre arte venezolano, entre los que se cuentan Guzmán Blanco y el arte venezolano, Rafael Monasterios, un artista de su tiempo, Siete artistas venezolanos contemporáneos, Vida y obra de Pedro Castillo, el pintor de la casa de Páez en Valenci, El dibujo en Venezuela. Estudio y antología de textos, Para una crítica del gusto en Venezuela, Imágenes contra la pared. Críticas y crónicas sobre arte y el más reciente, Las artes plásticas venezolanas en el Centenario de la Independencia 1910-1911. Ha participado en proyectos colectivos como el Diccionario de las Artes Visuales de Venezuela, el Diccionario de Historia de Venezuela y el Diccionario Biográfico de las Artes Visuales de Venezuela. También lo hemos visto alzando su voz contra la discriminación política en las artes visuales en Venezuela, como en la entrevista “Sí hay mediocridad en los museos”, publicada en el diario El Universal (Caracas, 03-12-2012).

El libro que tuve el gusto de presentar toma nota de toda esta trayectoria personal y está animado por una misma reflexión venezolana acerca de los avatares de nuestras artes y de nuestra cultura. Constituye, me atrevo a decir, un aporte muy valioso a la historia de las ideas en Venezuela.

@MarianoNava   

Espacio publicitario

Espacio publicitario

PORTADA DEL DIA

ENCUESTA

Triste realidad

  • REINALDO GADEA PÉREZ
17/11/2017 05:01 AM

Es prácticamente imposible ir a una reunión social en nuestra querida patria, sin que de...

Contra el acoso, #MeToo

  • JORGE SAYEGH
17/11/2017 05:01 AM

De pronto hemos despertado a la realidad y recién nos hemos dado cuenta de que...

El síndrome de Segismundo

  • MARIANO NAVA CONTRERAS
17/11/2017 05:00 AM

No suelo escribir de lo que nos pasa, de nuestra espantosa realidad. En primer lugar...

Nadie habla claro

  • SOLEDAD MORILLO BELLOSO
17/11/2017 05:00 AM

El gobierno miente. Con desparpajo y descaro. Esconde información privilegiada. Disfraza circunstancias. Maquilla números y...

Espacio publicitario

Espacio publicitario