Espacio publicitario

El oficio de pensar

  • TEÓDULO LÓPEZ MELÉNDEZ

15 de junio de 2016 05:01 AM

Actualizado el 15 de junio de 2016 09:20 AM

PARA COMPARTIR

El oficio de pensar

La pelea en el terreno de las ideas es tan importante como el enfrentamiento de la cotidianeidad afrentosa que nos atosiga. Ambas batallas hay que darlas en simultáneo, sin tregua en ninguna de las dos, sin pausa para perder el tiempo.
En esto denominado “socialismo del siglo XXI” hay desde el pensamiento político cubano del siglo XIX marcado por el “destino manifiesto”, desde el pensamiento jacobino pasando por la “filosofía del resentimiento” del sociólogo francés Pierre Bourdieu con su “teoría de la violencia simbólica” hasta los viejos moldes vistos en el siglo XX, sumados los elementos populistas y militaristas propios de América Latina. Si no sabemos lo que enfrentamos no sabremos cómo sustituir. Vivimos en Venezuela, un país donde pensar es una tontería y un acto banal.
No se puede seguir hablando de democracia pensando que es un sistema donde se vota o donde hay representatividad o participación. A la democracia tenemos que hincarle los dientes, revisar todo y ahora mismo.
La sociedad venezolana debe, en paralelo, conceptuar la democracia que deberá sustituir al presente. Lo que no se renueva perece; lo que ante los ojos de la gente es ya conocido, con sus virtudes y vicios, carece de la atracción de la novedad. Hay que conceptuar para la demostración práctica de una democracia sin adjetivos, sólo ubicada en un contexto de tiempo: siglo XXI, con todo lo que ello implica.  
Se releva que no hay nadie que encarne los “intereses generales”. La política está ausente, es necesario bajarla de la ausencia y sembrarla en lo cotidiano, única posibilidad de que reencontremos lo social.
Hay una prioridad evidente, la de resolver este Estado de Hecho, o de Deshecho, o si se quiere, el trauma de un Estado fallido. No obstante, la oferta de la sustitución no puede limitarse a salir del presente sino se anuncia un futuro. He dicho muchas veces que el presente debemos pensarlo desde el mañana.
La cotidianeidad abruma, es pesante, una donde las carencias de medicinas y alimentos y donde las trampas en las bocas de los túneles muestran fauces de extremo peligro, pero, aun así, estamos en la obligación de definir pensando.
No hay presente resoluble si no se mira desde el futuro. Pensar es oficio a rescatar.
tlopezmelendez@cantv.net 

Espacio publicitario

Nombre y Apellido:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Normativa para emitir comentarios
  • Al emitir su opinión en El Universal debe hacerlo con Nombre y Apellido, no se aprobarán mensajes con datos incompletos.
  • El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro.
  • Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
  • El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.
  • Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quien los escribe.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes xenófobos o discriminatorios.
  • El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.

Espacio publicitario

PORTADA DEL DIA

ENCUESTA

Pdvsa

  • DAVID UZCÁTEGUI
24/11/2017 05:02 AM

Custodios de energía

  • ARGENIS ALEXANDER ANGULO
24/11/2017 05:01 AM

Creo en el poder de los equipos, creo en la familia, en las sociedades, en...

Lo mejor de uno

  • FERNANDO CASTRO AGUAYO
24/11/2017 05:01 AM

“En momentos en que mucha gente anda en verdadero pánico, otros ven oportunidades de servir...

El deslinde

  • JEAN MANINAT
24/11/2017 05:00 AM

Tras el estrépito, las nubes de polvo que irritan los ojos y no dejan ver,...

¿Salvados o condenados?

  • SOLEDAD MORILLO BELLOSO
24/11/2017 05:00 AM

Jordi Évole es la clase de periodistas que me gustan y respeto. Se le nota...

Espacio publicitario

Espacio publicitario