Espacio publicitario

Homero y nuestra épica

  • RICARDO GIL OTAIZA

09 de noviembre de 2017 05:01 AM

PARA COMPARTIR

Homero y nuestra épica

A propósito de una conferencia dictada recientemente por el colega Mariano Nava Contreras en la Academia de Mérida, titulada Bajo la sombra de Homero, llegan a mi mente una serie de reflexiones que deseo compartir. Bajo la sombra del gran filósofo griego yace la épica grecolatina y la literatura occidental. Son la Ilíada y la Odisea, atribuidas a Homero, dos piezas fundantes de la larga tradición poética, que nos llegan desde la antigua Grecia para hacerse claves de una cosmovisión, cuyos ramalazos en nuestras vidas constituyen punto de partida de nuestras propias épicas, y también de nuestras profundas tragedias. 

Entre nosotros, lo cantado y narrado en la épica griega representa un punto, ya no de referencia, sino de quiebre, cuyos referentes más cercanos son hechos nada heroicos y sus protagonistas representan la antítesis de seres valerosos, inteligentes, que busquen con afán numinosos derroteros. Nuestra “épica”, real o ficticia es la del pillaje, la de la truhanería, la de la complicidad manifiesta entre pequeños seres, que aspiran tan sólo a llenarse los bolsillos a costa del sufrimiento de todos. La épica en nuestros tiempos no es de salvación sino de oprobio. La épica hoy es la de las guerras preventivas, la del acecho desde las sombras, la del terrorismo, la de los misiles teledirigidos, la de la contaminación y destrucción de los ecosistemas; la de la mentira erigida en portentosa verdad. La épica contemporánea no es la de la conquista de nuevos territorios (culturales, científicos, artísticos, educativos y civilizatorios), sino la del desmontaje de lo alcanzado, la de la secesión de territorios y familias, la de la ruptura con el pasado, la de la negación de las raíces y de lo atávico.

En el orden cultural y de las letras, esa misma tradición de la épica griega ha posibilitado que entre nosotros florezca una poesía como signo de rebeldía, de arrojo frente al mundo, que canta ciertas hazañas: siempre bajo el precepto de lo posible como hecho histórico, pero también como irrealidad y anhelo social. Es posible encontrar las huellas de Homero en medio de un inmenso legado también en prosa, cuya impronta es la de formar parte de un mismo hecho civilizatorio: la redención de los pueblos y el retorno a la tierra de los ancestros.

Bajo la sombra de Homero estamos también, quienes apegados a la tradición literaria de Occidente, vamos tras la quimera de narrar hechos y circunstancias, reales o imaginarios, que intenten reinventar nuestras propias existencias, en medio del desgaste que han sufrido sueños e ideales en el contexto de la vida misma. Poetas y narradores nos montamos a diario en el caballo de la tradición antigua y, con los lenguajes y las miradas del presente, buscamos asirnos de una estética que nos reinvente en el ahora. Como lo expresa Octavio Paz en El arco y la lira: “El hombre es un ser que se ha creado a sí mismo al crear un lenguaje. Por la palabra, el hombre es una metáfora de sí mismo”. 

Esta es precisamente la clave de la poesía y de la narrativa: ser y no ser. El ser y la nada, diría en un intento por glosar a Jean-Paul Sartre en su lucubración filosófica. La poesía se mueve así en los ignotos territorios de la razón y del desvarío, que busquen orquestar la realidad superior. Es decir, la poética de la razón. Esa razón que va más allá de los hechos y de las circunstancias reales o imaginarias, para avistar nuevos territorios. La larga tradición de Occidente, que como he dicho, nos llega de la mano de los griegos, nos empuja a desvelar el rostro, a mostrarnos en nuestras propias debilidades, para desde allí atisbar mejores y mayores cimas artísticas y humanas.

@GilOtaiza

rigilo99@hotmail.com

Espacio publicitario

Espacio publicitario

PORTADA DEL DIA

ENCUESTA

Pdvsa

  • DAVID UZCÁTEGUI
24/11/2017 05:02 AM

Custodios de energía

  • ARGENIS ALEXANDER ANGULO
24/11/2017 05:01 AM

Creo en el poder de los equipos, creo en la familia, en las sociedades, en...

Lo mejor de uno

  • FERNANDO CASTRO AGUAYO
24/11/2017 05:01 AM

“En momentos en que mucha gente anda en verdadero pánico, otros ven oportunidades de servir...

El deslinde

  • JEAN MANINAT
24/11/2017 05:00 AM

Tras el estrépito, las nubes de polvo que irritan los ojos y no dejan ver,...

¿Salvados o condenados?

  • SOLEDAD MORILLO BELLOSO
24/11/2017 05:00 AM

Jordi Évole es la clase de periodistas que me gustan y respeto. Se le nota...

Espacio publicitario

Espacio publicitario