Espacio publicitario

Hillary sacó más votos, ¿por qué perdió?

  • ALFREDO TORO CARNEVALI

12 de diciembre de 2016 05:00 AM

PARA COMPARTIR

Hillary sacó más votos, ¿por qué perdió?

Hillary Clinton obtuvo 2,7 millones de votos populares más que Donald Trump en las últimas elecciones presidenciales en Estados Unidos, pero perdió la elección. ¿Por qué?  La respuesta corta es que en Estados Unidos, cuando se trata de elecciones presidenciales, una persona no equivale a un voto. La respuesta larga requiere de un análisis más pormenorizado del sistema electoral estadounidense, mejor conocido como “Colegio Electoral”, y las tendencias en la distribución de la población.

El Colegio Electoral estadounidense

Podemos resumir el Colegio Electoral de la siguiente manera: El día de la elección los ciudadanos no votan realmente por un candidato sino por un grupo de llamados “electores” que son escogidos por los partidos políticos. A cada Estado le son asignados tantos electores como diputados tenga en el Congreso, con dos votos adicionales correspondiéndole a cada Estado en virtud de sus dos senadores. Dado que el número de diputados se determina con base a la población de cada Estado y el número de diputados determina -a su vez- el número de electores, a mayor población más votos electorales. De allí que California tenga 55 votos electorales mientras que estados como Wyoming tengan solo 3.

Aunque los patrones de preferencia han cambiado con el tiempo, en términos muy generales podemos decir que el Noreste y la costa Oeste de Estados Unidos tienden a votar Demócrata, en tanto que el resto del país, con la excepción de un grupo de estados bisagra o estados oscilantes, tiende a votar Republicano. Dado que la mayor parte de la población se concentra precisamente en el Noreste y la costa Oeste de Estados Unidos, y como dijimos anteriormente, a mayor población más votos electorales, se tendía a pensar que los demócratas, a pesar de contar con tan solo 20 estados seguros en su haber (de un total de 50), tenderían a contar con una ventaja inicial en votos vis a vis cualquier candidato presidencial Republicano. En otras palabras se entendía, y así lo planteé en mi artículo del 15 de agosto de 2016, que si los demócratas podían sacar más votos populares donde hay más población, también deberían poder sacar más votos electorales y ganar la elección general. ¿Correcto? No siempre. Y aquí viene el resto de la respuesta larga.

¿Cómo se explica esto?

El programa de televisión “Meet the Press” (“Conoce a la Prensa”) de la cadena televisiva NBC ha ofrecido una explicación muy interesante sobre este fenómeno, que han denominado  “la tesis de los votos innecesarios”. Veamos.

Hillary Clinton ganó California por una diferencia de 3,4 millones de votos populares. Lo mismo ocurrió en Nueva York, donde Clinton ganó por una diferencia de 1,5 millones de votos populares y en Illinois donde la diferencia fue de 915 mil votos. Trump también superó a Clinton en votos populares en otros Estados con grandes poblaciones como Texas, Florida y Pennsylvania, pero los márgenes fueron más pequeños entre 800 y 50 mil votos.

Ahora bien, ¿por qué se habla de votos innecesarios? Porque: 1) de acuerdo al sistema electoral estadounidense el ganador del voto popular en un Estado se lleva todos los votos electorales de ese Estado y; 2) basta con ganar el voto popular del Estado por 1 voto para llevarse todos los votos electorales de ese Estado. Es decir, Hillary Clinton podía haber ganado California por una diferencia de 1 voto popular y aun así se hubiese llevado sus 55 votos electorales, pero ganó con una diferencia de 3.400.000. Dicho de otra manera, en California le sobraron 3.399.999. Todos esos votos adicionales fueron innecesarios. Al final, hechas las cuentas en todos los estados, a Clinton le sobraron alrededor de 10 millones de votos y a Trump 8,3.

¿Cuál es el problema para los demócratas a futuro? El problema es que las minorías estadounidenses, sobre todo aquellas étnicas, raciales y culturales, así como aquellas personas con estudios universitarios, que tienden a votar Demócrata, también tienden a convergir cada vez más en centros urbanos con gran densidad poblacional. Es decir, si esta tendencia se mantiene, a los demócratas cada vez les sobrarán más votos populares en un número reducido de Estados más poblados.

¿Cuál es la moraleja entonces?

Es bueno tener apoyo mayoritario en los Estados más poblados porque representan más votos electorales, pero esos Estados por si solos no son suficientes para ganar la elección general. Y es mejor ganar todos los Estados por 1 voto, que ganar 10 Estados por una diferencia de un millón de votos populares.

alfredotorocarnevali@gmail.com

@alfredotoro1

Espacio publicitario

Espacio publicitario

PORTADA DEL DIA

ENCUESTA

¿Por qué tender puentes?

  • JOSÉ ANTONIO GIL YEPES
23/11/2017 05:01 AM

En mi artículo, “Empresarios y Partidos” (9-11-17) propuse que estos sectores están atados por el binomio empresa...

El infierno soviético

  • BEATRIZ W. DE RITTIGSTEIN
23/11/2017 05:01 AM

A fines de octubre del presente año, Rusia conmemoró el Día en Recuerdo de las...

La comida está en el campo

  • PEDRO E. PIÑATE B.
23/11/2017 05:00 AM

De las necesidades esenciales de todo ser humano, comer es solo segunda a respirar. De...

Indeseable pero consumado

  • ISAÍAS A. MÁRQUEZ DÍAZ
23/11/2017 05:00 AM

A tal extremo llega la crisis financiera venezolana por la deuda externa, lastre o rémora...

Espacio publicitario

Espacio publicitario