Espacio publicitario

Esta comunidad imaginaria

  • TEÓDULO LÓPEZ MELÉNDEZ

22 de marzo de 2017 05:01 AM

PARA COMPARTIR

Esta comunidad imaginaria

Allí, en la Academia, fuera de los límites de Atenas, comenzó un proceso matemático llamado globalización. La advertencia sobre la necesaria condición de geómetra para entrar implicaba una conexión con la ontología que hacía de filósofos y cosmólogos hacedores de un globo, el del cielo. Cuando los marineros europeos, alrededor de 1500, abandonaron la tierra para hacer del mar la nueva vía y junto a ellos los geógrafos comenzaron a trazar los mapas de los descubrimientos se inició la globalización terrestre.

Había un interés económico, se usufructuaban las riquezas del nuevo mundo en beneficio de los monarcas europeos que habían hecho una inversión en procura de un retorno a sus inversiones. Tenemos un tránsito que va desde la mera especulación meditativa hasta la praxis de un registro. Así, el mundo se des-aleja, se eliminan las distancias ocultantes, se convierte en una red de circulación y de rutinas telecomunicativas.

No es, por supuesto, un mero proceso económico, pero sí un hecho consumado, uno donde consumación sustituye a legitimación. Hemos apuntado que con el acontecimiento globalizador se deshacen las concepciones políticas, se afectan las autounidades nacionales, cambian los actores tradicionales que pierden competencias, el multiculturalismo irrumpe, sobre Europa se produce el “regreso” por la entrada de grandes masas de población a un estado de movilidad, lo que afecta el concepto de sociedad de masas.

Ciertamente ya nos estamos des-cobijando de la vieja “patria”. Es lo que Sloterdjik (Esferas) llama el tambaleo de “la construcción inmunológica de la identidad político-étnica” y el juego de las dos posiciones, la de un sí-mismo sin espacio y la de un espacio sin sí-mismo y la búsqueda de un modus vivendi entre los dos polos que implicará, seguramente, la creación de “comunidades imaginarias” sin lo nacional y la participación, también imaginaria, en otras culturas. Especial cuidado hay que poner en los efectos políticos, puesto que ya el colectivo no representa nada para el individualista. Hay que crear nuevas formas de tejido social-político que impidan a un hombre que ha hecho de su piel el nuevo resguardo un agente potencial del totalitarismo o un desconcertado. Hagámoslo.

teodulolopezm@outlook.com

Espacio publicitario

Espacio publicitario

PORTADA DEL DIA

ENCUESTA

Primero mataron a mi padre

  • GUSTAVO LINARES BENZO
23/09/2017 05:01 AM

Netflix acaba de estrenar First they killed my father (Primero mataron a mi padre), primer largometraje de...

¿Rezar por los enemigos?

  • FÉLIX PALAZZI
23/09/2017 05:01 AM

Cada vez es más común el hecho de pedirle a alguien que “rece por” otra...

La fábula del lobo y Caperucita Roja

  • PAOLO MONTANARI TIGRI
23/09/2017 05:00 AM

   Yo creo que todo el mundo debería  finalmente tomar conciencia de que el “social-comunismo” ha...

El fondo de ahorro noruego

  • LUIS XAVIER GRISANTI
22/09/2017 05:01 AM

En nuestro artículo anterior (La bendición de los recursos, El Universal, 08.09.17) explicamos que hoy existen...

Espacio publicitario

Espacio publicitario