Espacio publicitario

La desambiguación

  • TEÓDULO LÓPEZ MELÉNDEZ

21 de junio de 2017 05:01 AM

PARA COMPARTIR

La desambiguación

Es difícil encontrar una palabra alemana con tal éxito en el léxico de las ciencias sociales como “zeitgeist”. Se le han dado muchos contenidos, pero quizás con el que más se le identifica es con el concepto hegeliano de la historia. Nosotros la vamos a utilizar aquí en sentido literal, esto es, como una referencia al “espíritu del tiempo”, como el clima cultural e intelectual de una época.

El juego político permite la identificación del otro, mientras para el extremismo populista-marxista la política no es otra cosa que la configuración simbólica perteneciente a una formación social específica, el capitalismo. En consecuencia no puede haber política, sólo la aniquilación del adversario. Tal vez lo que Foucault llama biopolítica, que vendría a ser la regulación de la población mediante el impacto del poder hasta en las cosas más nimias de la vida.

Desde el poder no se está haciendo política, este tipo de poder no la concibe. Quienes teóricamente se le oponen no la logran entender como una especificidad de acción. Frente a un poder de este tipo la política sólo puede venir de un sujeto que lo sea y que la haga como una ruptura específica. Plantear un supuesto regreso a la democracia no es una ruptura.

La política no puede permanecer en el sector sombra del proceso histórico-social. Es esencial a su existencia la visibilidad y hacer del disenso una modalidad específica de “su” ser, lo que significa que plantar cara al poder sin política, sin la construcción ideática de una sustitución mediante una oferta concreta de ruptura entre el aparato del Estado que se alza omnímodo, por una parte, y del estado de lo social que debe estar en ebullición reclamando esa sustitución desde un aparataje conceptual, sólo conduce al fracaso.

El populismo es un gran negador de la política, dado que el caudillo que lo encarna es el único. Y como el ejercicio político produce tensiones hacia los cambios, el caudillo se mantendrá eternamente en su discurso fijo de que está acabando con los poderosos.

Hay que desambiguar el “zeitgeist” o el espíritu de este tiempo. Sólo se puede lograr sustituyendo el vacío por conceptos, imaginando, desafiando, no planteando ayer sino mañana. Desambiguar significa eliminar la ambigüedad.

teodulolopezm@outlook.com

Espacio publicitario

Espacio publicitario

PORTADA DEL DIA

ENCUESTA

Nuevos empleos

  • MANUEL ZAPATERO
26/07/2017 05:01 AM

Hay demasiados pesimistas acerca del futuro que nos aguarda, y razones no les falta para...

A votar

  • JOSÉ ANTONIO GÁMEZ E.
26/07/2017 04:59 AM

“Descontando una república genuina, lo más democrático del mundo es un despotismo hereditario. Me refiero...

Espacio publicitario