Espacio publicitario

La conciencia imposibilitada

El mundo que asoma no puede ser enfrentado con simplismos y menos con paradigmas anticuados

  • TEÓDULO LÓPEZ MELÉNDEZ

09 de marzo de 2016 00:00 AM

El mundo que asoma no puede ser enfrentado con simplismos y menos con paradigmas anticuados. Si algo comienza y avanza lo que sabemos de él es necesariamente incompleto y toda respuesta, por ende, inacabada. Todo proceso implica por definición movimiento permanente. La noción de exactitud no existe. Estamos en un mundo de incertidumbre y la única manera de abordarlo es desde las probabilidades y esta conclusión no excluye a las que en el pasado fueron llamadas ciencias exactas, porque las ciencias en cuanto modo de conocer han sido superadas por lo que ha sido llamado un nuevo paradigma epistémico.

La tecnología nos ha alterado. Estamos articulados, ya somos híbridos con modificación sustancial de los flujos de sentido. La tecnología nos ha sembrado en la ausencia. En las redes sociales percibimos el vacío de las subjetividades o una multiplicidad de subjetividades extrañas. El inexistente futuro -recurramos a una tautología- no existe, dado que parecemos en un eterno presente. No estamos frente a un juego de paradojas, lo que estamos es ante un revolcón de lo que hemos definido como cultura.

En otras palabras, el discurso convencional cae, entre otras razones, porque parece difícil discernir un sentido en estos momentos de interregno en la organización humana.

La tecnología ha alterado las formas identitarias, pareciera posible la construcción sin agendas del pasado, en un presente que tiende a hacerse perpetuo, uno representado por la ausencia. Son tales los procesos y subprocesos en lo social, en lo político y en el conocimiento que podrían ser definidos como metaprocesos o metafenómenos a enfrentar con una visión de pensamiento complejo y con transdicisciplinariedad.

Ribeyro, por ejemplo, es la viva encarnación del Perú de su tiempo, uno de imposibilidades, dado que la precariedad existencial de entonces marca toda su obra. El escritor que escribe en decadencia en buena parte lo encarna. Perfectamente comprensibles situaciones obvias de nuestro tiempo, como apatía, desencanto, ofertas incumplidas o el ejercicio de una catarsis frente al fracaso.

Leo Bersani (El cuerpo freudiano. El silencio y sus bordes) definió al arte como una "conciencia imposibilitada", tal vez hasta otros límites.

tlopezmelendez@cantv.net

Espacio publicitario

Nombre y Apellido:

Email:

Escribe tu comentario:

Escribe los caracteres que ves en la imagen:

Normativa para emitir comentarios
  • Al emitir su opinión en El Universal debe hacerlo con Nombre y Apellido, no se aprobarán mensajes con datos incompletos.
  • El Universal respeta y defiende el derecho a la libre expresión, pero también vela por el respeto a la legalidad y a los participantes en este foro.
  • Invitamos a nuestros usuarios a mantener un contenido y vocabulario adecuado y apegado a las leyes.
  • El Universal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.
  • Los comentarios aquí publicados son responsabilidad de quien los escribe.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes anónimos o bajo seudónimos.
  • El Universal no permite la publicación de mensajes xenófobos o discriminatorios.
  • El Universal se reserva el derecho de editar los textos y de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje no apropiado y/o que vaya en contra de las leyes venezolanas.

Espacio publicitario

PORTADA DEL DIA

ENCUESTA

¿La hora cero?

  • LUIS VICENTE LEÓN
23/07/2017 05:02 AM

La oposición intenta usar la fuerza de su clara mayoría para ponerse frente a un...

Necesitamos más límites

  • AGUSTÍN ALBORNOZ S.
23/07/2017 05:01 AM

Hace tiempo leí una frase que decía: Si queremos arreglar el mundo comencemos por arreglarnos a...

Un compromiso

  • CARLOS A. ROMERO
23/07/2017 05:01 AM

Uno de los fenómenos más interesantes en la Venezuela de hoy es el creciente movimiento...

Espacio publicitario